24Oct/11108

Chlorella, el superalimento

Chlorella

Chlorella bajo el microscopio.

Es sorprendente cuánto de regresión y de nostalgia hay en lo que se llama la Nueva Era. Hasta ahora lo había notado en su insistencia en volver a las “sabidurías ancestrales” o al estado de comunión con lo “natural” que supuestamente disfrutaban los pueblos antiguos. Pero también puede encontrarse un retorno a utopías científicas. De un caso de ésos quiero hablar: el de la Chlorella.

Chlorella (no los aburriré con los detalles) es un alga unicelular que contiene una variedad de nutrientes y que en ambientes apropiados crece con cierta facilidad por división asexual. Basándose en datos de laboratorio y en un optimismo exagerado, los investigadores de los años 1940–1950 la elevaron a un status de “superalimento”, proponiéndola como solución al hambre mundial. Como Chlorella era prácticamente pond scum (la porquería verde que crece los estanques), se dijo que una siembra bien organizada del océano sería baratísima y podría dar de comer al planeta, retrasando —al menos— la catástrofe malthusiana por unas cuantas décadas. Pero la ilusión se derrumbó. Chlorella tiene una membrana de celulosa dura e indigerible. El altísimo rendimiento fotosintético que se le atribuía resultó ser mucho menor fuera del laboratorio. Cosecharla tampoco era tan sencillo. Chlorella no sería jamás la panacea para el hambre de la humanidad.

Entra en escena la Nueva Era. Todos sabemos que hace falta demanda para poder llenarla con una oferta; para que la oferta nuevaeriana de salud y bienestar sea aceptada, hay que crear una necesidad por vía del miedo. Estamos mal nutridos. Hay toxinas y “químicos” en los alimentos que compramos en el supermercado. Nos faltan vitaminas porque no comemos alimentos “naturales”. En las paredes de nuestros intestinos se acumulan desechos que nos envenenan lentamente. Porque no estamos en armonía, porque estamos desbalanceados, por culpa del estrés, nos acechan enfermedades terribles. Algunas religiones plantean que somos defectuosos y necesitamos ser reparados; la Nueva Era nos dice que seremos perfectos si corregimos nuestros desequilibrios: a fin de cuentas casi lo mismo. Y Chlorella, como otros suplementos dietarios, es la corrección que nos ofrecen.

Chlorella - Fuente de salud

“Fuente de salud” (La Capital, suplemento Mujer, 09/oct/2011)

Si uno busca información sobre esta notable alga, se ve inundado por propaganda. Cientos o miles de empresas venden Chlorella como producto milagroso que nutre, aporta vitaminas, refuerza el sistema inmunológico, previene el cáncer y remueve del cuerpo metales pesados (quelación). Las legislaciones de los distintos países varían, pero hasta donde se ve, casi cualquier cosa puede venderse como suplemento dietario en tanto no se utilice la palabra “curar” o algún otro indicador de que se está ejerciendo la medicina en forma ilegal o por fuera de la regulación.

Los estudios científicos que se han hecho sobre Chlorella no aportan mucho a este entusiasmo. Chlorella no rebosa de vitaminas. Un par de estudios demuestran que podría disminuir la incidencia de un par de tipos de tumores oncológicos en cierto tipo de ratones. Es cierto que contiene nutrientes, y también es cierto que uno puede obtenerlos comiendo otras cosas, más sabrosas y muchísimo más baratas. No hay ni un indicio de que sea buena para el sistema inmunológico humano ni de que sea un agente quelante eficaz. El “factor de crecimiento de la Chlorella” no parece existir fuera de los sitios web que lo venden. (Y desde luego la clorofila no es igual a la hemoglobina cambiando hierro por magnesio —cosa que aunque fuera cierta tampoco significa nada.)

La propaganda que esta “asesora nutricional holística” hace de la Chlorella omite las pretensiones de transformarla en alimento para la humanidad, pero parte del mito original y lo embellece con pretensiones comunes a muchos otros suplementos dietarios de dudosas virtudes (como la espirulina). Exceptuando estas cuestiones específicas, parece que sus fuentes de información dataran, como muy tarde, de los años ’60. En este caso la intención es obviamente comercial y no cabe duda de que toda la página del diario es un aviso pago, pero detrás de eso hay un mercado de consumidores ignorantes que se tragan entera esta extraña mezcla de nostalgia por la armonía pasada y de exaltación de los métodos modernos de refinación de alimentos.

Comentarios (108) Trackbacks (0)
  1. Este estudio publicado en el 2011, deja claro como se resolvio el tema de la membrana de celulosa dura e indigerible y ademas aclara todas los beneificios que nos peude aportar. El estudio esta hecho en Cuba donde al menos no podemos decir que forman parte del capitalismo ni siquiera de la new age…. Esta bueno saber que hay muchos cientificos que msa alla de las ventas de tabletas en mercado libre, trabajan en serio para la nutricion de los seres humanos en el futuro: http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/en-red/2011-07-02/esperanza-verde/

  2. PD: Los ratones de laboratorio no toman el Sol adecuadamente, sin vitamina D directa del Sol…. hay muchas carencias en una verdadera salud equilibrada por el mero hecho de sentirse libre. Tampoco tienen libertad total de movimientos, formas o pautas de alimentarse de lo que ellos determinen con su propia vida, o en su entorno natural de lo que la propia naturaleza les de. No disfrutan de los beneficios o relaciones naturales, no viven como los ratones libres etc… ya están enfermos, pasea por cárceles de Lima o Colombia, hay muchos presos enfermos sin que les sometan a tales cosas. ¿Nadie a pensado en esto?

  3. VOS DECÍS: “es cierto que contiene nutrientes, y también es cierto que uno puede obtenerlos comiendo otras cosas, más sabrosas y muchísimo más baratas” … me gustaría saber cuáles. Criticá pero también sustentá, y lo más importante… aportá vos también!, así verás que te saldrán a vos también algunos escépticos…

    • Estimado Gad Jurt: no soy nutricionista ni mucho menos, pero creo poder asegurar sin temor a equivocarme que cualquier dieta equilibrada provee a un organismo humano de todos los nutrientes necesarios para su salud y bienestar. Existen casos de personas con necesidades especiales o patologías que podrían requerir indefectiblemente suplementos, pero dudo que la chlorella esté entre los elegidos. Mi comentario apunta a que la chlorella contiene nutrientes que se encuentran en muchos alimentos y por lo tanto no es necesaria para obtenerlos. Eso dejando aparte la propaganda totalmente falsa de que la chlorella es un agente quelante o anticanceroso, que es como se la vende.

  4. señores me metí en esta pagina para saber si la clorella tenia efectos secundarios y veo toda esta discussion que da pena…
    En realidad chantas hay en todas las áreas, comenzando por la medicina alopática y los laboratorios que solo les importa ganar dinero y nada de la salud de las personas y también en el area alternativa….
    Solo sigan su sentido común y que cada cual elija lo que mas le guste y convenga porque la verdad verdadera no es de nadie.

    • Estimada Adriana: si te metiste en esta página para una cosa y descubriste otra, sería bueno que aprovecharas la oportunidad de aprender algo, en vez de rechazarla diciendo que “da pena” o “que cada cual elija lo que más le guste”. El valor nutricional de una sustancia (o sus efectos secundarios) no son materia de opinión. Por lo demás aquí nadie ordenó a nadie no consumir Chlorella; simplemente se señala que 1) no es un alimento de tan grande valor nutritivo como se lo promociona y sobre todo 2) no tiene las propiedades medicinales con que algunos lo promocionan. Nuevamente: estas dos cosas no son materia opinable. Y el “sentido común” tampoco es un instrumento útil o confiable para medirlas.

      No existe “medicina alopática” y de otros tipos. Existe medicina de verdad, que es la que funciona (¡incluso aunque use medicamentos producidos por laboratorios con intereses comerciales espurios!), y engaños y estafas varias, como la homeopatía.

      • 1) no es un alimento de tan grande valor nutritivo como se lo promociona

        El valor nutritivo es un extra. La verdadera importancia radica en la excelente capacidad de absorber los metales pesados

        2) no tiene las propiedades medicinales con que algunos lo promocionan

        No se puede asegurar sin pruebas. No hay pruebas que avalen en humanos por la misma razón que no hay pruebas que desacrediten.

        Aclarado esto, antes de asegurar sin pruebas deberías probarlo tú mismo. De lo contrario, no eres mejor que los “charlatanes” a los que criticas.

  5. //// No existe “medicina alopática” y de otros tipos. Existe medicina de verdad, que es la que funciona (¡incluso aunque use medicamentos producidos por laboratorios con intereses comerciales espurios!), y engaños y estafas varias, como la homeopatía.
    ///

    En realidad ni merece el nombre de alopatica. Hay aplicaciones alopaticas de substancias como el Bic. de Sodio, el Cloruro de Magnesio, el Yodo, el diabolizado por los ignorantes Co2 y unas cuantas mas, que son muy beneficiosas. Las cuales, suministradas en dosis medicinales , tampoco muestran sintomas colaterales significantes.
    La medicina a la que se refiere Pablo la podriamos denominar “Industrial”, ya que toda su base teorica fue construida para poder administrar remedios en masa a la poblacion, la cual es solo un factor mas en los calculos de la industria y no la destinataria del proceso.
    Oh! No lo sabias?

    Ahora en lo referente a la efectividad de esta medicina de bateria no hay duda que si, funciona. Y como!

    En los EEUU se calculan, grosso modo, unas 783’936 victimas letales de los remedios de receta de la industria farmaceutica…….POR AÑO.
    EN 10 an’os la medicina industrial liquido mas gente que todos los soldados americanos que han muerto en todas las guerras juntas en las que participo EEUU y el equivalente de muertos en Alemania durante 6 an’os de guerra!
    Victimas de las asi llamadas afecciones “Iatrogenicas” = “producidas por la terapia”.
    La medicina industrial es la primera causa de muerte en los EEUU.
    Si esto no es efectividad entonces hay que inventar otra palabra.

    http://www.medicinekillsmillions.com/

    (donde entre otras cosas se tratan los mitos de la medicina industrial sobre la prolongacion del promedio de vida, la declinacion de las enfermedades infecciosas gracias a las vacunas eettcc)

    http://www.vaccinationcouncil.org/start-here-2/

    /// Existe medicina de verdad, que es la que funciona….///

    Estas tomando envion para hablar al final de “Medicina Catòlica”?

  6. Otra vez censurando che?!

  7. //// No existe “medicina alopática” y de otros tipos. Existe medicina de verdad, que es la que funciona (¡incluso aunque use medicamentos producidos por laboratorios con intereses comerciales espurios!), y engaños y estafas varias, como la homeopatía.
    ///

    En realidad ni merece el nombre de alopatica. Hay aplicaciones alopaticas de substancias como el Bic. de Sodio, el Cloruro de Magnesio, el Yodo, el diabolizado por los ignorantes Co2 y unas cuantas mas, que son muy beneficiosas. Las cuales, suministradas en dosis medicinales , tampoco muestran sintomas colaterales significantes.
    La medicina a la que se refiere Pablo la podriamos denominar “Industrial”, ya que toda su base teorica fue construida para poder administrar remedios en masa a la poblacion, la cual es solo un factor mas en los calculos de la industria y no la destinataria del proceso.
    Oh! No lo sabias?

    Ahora en lo referente a la efectividad de esta medicina de bateria no hay duda que si, funciona. Y como!

    En los EEUU se calculan, grosso modo, unas 783’936 victimas letales de los remedios de receta de la industria farmaceutica…….POR AÑO.
    EN 10 an’os la medicina industrial liquido mas gente que todos los soldados americanos que han muerto en todas las guerras juntas en las que participo EEUU y el equivalente de muertos en Alemania durante 6 an’os de guerra!
    Victimas de las asi llamadas afecciones “Iatrogenicas” = “producidas por la terapia”.
    La medicina industrial es la primera causa de muerte en los EEUU.
    Si esto no es efectividad entonces hay que inventar otra palabra.

    wewewe punto medicinekillsmillions punto ce o eme/

    (donde entre otras cosas se tratan los mitos de la medicina industrial sobre la prolongacion del promedio de vida, la declinacion de las enfermedades infecciosas gracias a las vacunas eettcc)

    wewewe punto vaccinationcouncil punto o erre ge/start-here-2/

    /// Existe medicina de verdad, que es la que funciona….///

    Estas tomando envion para hablar al final de “Medicina Catòlica”?


Es recomendable (aunque no indispensable) que antes de postear un comentario te loguees o registres. De esa manera, tu comentario aparecerá con tu avatar seleccionado y será relacionado con tu usuario.

Deja un comentario


*

Aún no hay trackbacks.