18Ago/1117

Boiron amenaza con demandar a un blogger italiano.

Boiron es una empresa multinacional de preparados homeopáticos y ahora salió a la luz que amenazaron con demandar a un blogger italiano. Samuele Riva escribe en Blogzero y actualmente está disfrutando de un perfecto caso de efecto Streisand. Su historia ha sido levantada por muchísimos blogs escépticos (este es nuestro granito de arena) y links a su blog están por todo internet. Una descomunal lista puede encontrarse en el blog de Samuele.

¿Qué es lo que pasó? Básicamente Samuele Riva escribió dos posts sobre el remedio homeopático Oscillococcinum poniendo imágenes del producto con epígrafes haciendo mofa de su absoluta falta de ingredientes activos. Y esta historia no es una mera anécdota sino que está publicada en una revista científica con revisión por pares; así es, el British Journal of Medicine publicó una nota sobre el caso.

Como sabemos, la homeopatía es una pseudomedicina que afirma que al diluir una substancia que causa un cierto síntoma hasta que no quede ninguna molécula de ella, se puede crear una cura para aliviarlo. En el caso del Oscillococcinum la cuestión es peor ya que la substancia en la que se basa directamente no existe.

Ya escribí una explicación en mi blog sobre la historia de este bizarro remedio así que a los interesados los remito a leerlo (también hablamos de él en el capítulo 18 de nuestro podcast que está grabado pero no publicado). El grano es que un médico francés llamado Joseph Roy creyó encontrar unas pequeñas bacterias esféricas (cocci) en la sangre de personas que sufrían de la gripe. Estas bacterias oscilantes (de ahí el nombre), creyó él, eran la causa de esta enfermedad. Luego empezó a verlas por todos lados, en pacientes que sufrían de cáncer, tuberculosis, gonorrea… Así se convenció de que los oscilococos eran la causa de todas las enfermedades.

Lo curioso es que a excepción del Dr. Roy, nadie nunca más vio estos famosos bichitos. Algunos especulan que se trataban de burbujas de aire que en su incompetencia no reconoció ni intentó remover de sus muestras. También puede ser que haya sido su imaginación. En cualquier caso, el oscillococcinum no existe. ¿Cómo se fabrica un medicamento a base de una substancia inexistente? Sólo un homeópata sabrá por qué, pero se utiliza hígado y corazón de pato criollo molido y reposado durante 40 días.

Nada por aquí...

Actualmente Boiron comercializa píldoras con Oscillococcinum 200C, es decir, una dilución de 1 parte pato por 10400 partes agua. Es una proporción tal que, si todo el universo estuviera hecho de ese preparado, necesitaríamos 10320 universos para encontrar una sola molécula de la substancia original. Esta preparación luego es usada para mojar pastillas de azúcar o lactosa (que luego se secan, obviamente) que se venden por U$S 1 cada una. Todo un negocio.

A pesar de esto, y como explica Samuele, la rama italiana de la multinacional Boiron le envió una carta amenazando con demandar por “haber expresado opiniones falsas e infundadas sobre la homeopatía”. Esto es hipocresía elevada a la 400ava potencia ya que quien realmente está expresando “opiniones falsas e infundadas” es la propia compañía al sugerir que sus preparados sirven para algo. No hay más que leer su página informativa en inglés para encontrar falsedades:

Las medicinas homeopáticas son micro-dosis terapéuticamente activas de substancias minerales, botánicas y biológicas. Son drogas seguras y confiables, por lo que son consideradas por muchos como excelentes elecciones para automedicarse.

FALSO. Los preparados homeopáticos son dosis inexistentes, no son terapéuticamente activas y de seguro que no son drogas. Seguras y confiables sí que son; podés confiar que no va a hacer absolutamente nada, nunca. Y que una compañía promueva la automedicación con substancias inefectivas roza lo criminal, especialmente cuando se la recomienda para el tratamiento de enfermedades serias como el cáncer o como prevención de la malaria (aunque Boiron lo desmiente en su FAQ).

La página también afirma que sus remedios están clasificados como drogas por la Federal Drug Administration (FDA) y como tal, “asegura que las medicinas homeopáticas se adhieran a las especificaciones de etiquetado de las drogas”. Es decir, que no pueden afirmar tratar enfermedades si no hay evidencia para demostrarlo. Pero esto es una verdad a medias. Es cierto que la FDA considera que los remedios son drogas pero, como dice la propia web de Boiron, gracias a una legislación introducida en 1938…

Para ser aceptado como remedio homeopático por la FDA, sus productos deben estar identificados en la Farmacopedia Homeopática de los Estados Unidos o ser generalmente aceptados como homeopáticos bajo los principios de la homeopatía.

Es decir, no hay exigencia alguna de eficacia y seguridad. Lo único que tiene que hacer una compañía de remedios homeopáticos para sacar al mercado un nuevo producto es… decir que es homeopático. Será por eso que les va tan bien (más de 500 millones de euros por año) invirtiendo sólo un 1% de sus ganancias en “investigación”. Francamente quien debería ser demandado por “expresar opiniones falsas e infundadas sobre la homeopatía” es la propia compañía que las fabrica.

Por último debo declarar un conflicto de intereses. Si bien no he recibido financiamiento alguno de parte de Boiron, mi certificado de homeópata lo conseguí mediante un curso online que ya no está accesible brindado por esa empresa.

Comentarios (17) Trackbacks (5)
  1. En mi país, México, se está extendiendo también otro tipo de pseudomedicina llamada “ortomolecular”, que afirma que todas las enfermedades son causadas por descompesación de ciertos minerales y otros elementos en el organismo.
    Es indignante que la secretaría de salud no haga nada por siquiera investigar la veracidad de estas supuestas medicinas.

  2. Pobre pato…

    Daneel, el enlace está roto. Igual lo pude encontrar. No sabía que lo que decía Pauling no tenía fundamentos. Pensé que tenía alguna base científica pero que después lo habían tomado las medicinas alternativas y usaban el término “ortomolecular” para cualquier cosa.

  3. Podriamos solidarizarnos de alguna manera con este Sr. Escéptico, no? que podemos hacer? lo veo como una buena oportunidad de ejercer nuestro escépticismo.

  4. Esta es nuestra participación. La difusión y el efecto Streisand.

  5. A otra persona le había pasado algo similar, y la comunidad escéptica junto fondos para pagar la multa que le impuso la justicia.

    • En efecto. Simon Singh fue demandado por la Asociación Británica de Quiroprácticos (BCA) por decir que promovían tratamientos inútiles. Todo ese circo le costó caro monetariamente a Singh pero mucho más le costó a la BCA ya que perdieron credibilidad. Como consencuencia, además, 1 de cada 4 quiroprácticos en Gran Bretaña estaba siendo investigado por falsa publicidad.

  6. El que conozco tenía que ver con un programa de televisión. Ejemplo concreto que me acuerdo: en una parte del programa dice “¿como es que los egipcios, una civilización que ni siquiera conocía la escritura, pudo construir las pirámides?” entre otra sarta de incoherencias y barbaridades que decía.

    Un escéptico les mando una carta diciéndoles, palabras más, palabras menos, que eran unos mentirosos. Los creadores del programa lo demandaron por calumnias y la justicia falló a favor de los tipos.

    Lástima que no encuentro link.

  7. ¡Ah! También está lo del profesor Fernando Cuartero que se comió una demanda por decir que el espiritismo era una “vulgar estafa” https://www.facebook.com/home.php?sk=group_114987191898611&ap=1

  8. ¿Amenaza? He leído el blog del blogger “victimario”. No pudo ser una mejor oportunidad para dar salto a la fama, como dicen 5 minutos de fama y hacerse la victima pseudoescéptica es todo un ingrediente espectacular para los “escépticos”.

    • Claro que gana fama, ¿qué esperás? Exlpícitamente lo decimos en el post. Ahora, los documentos están ahí y la homeopatía no funciona. Si tenés algo más para agregar, sos bienvenido/a

  9. No sería pertinente que el blogger, o un grupo de escépticos se contacte con la Fundación Randi?

    No sólo para solicitar apoyo, sino porque según tengo entendido Randi está esperando con ansias que los fabricantes de preparados homeopáticos presenten demandas como estas.

  10. Empezaron los juicios a Boiron por vender básicamente agua:
    Noticia 1
    Noticia 2

  11. Como mencionaba en un par de posts más arriba, le iban a hacer juicio a Boiron en Canadá. Hoy reportan que inician $30 million class action lawsuit. Vale la pena leer la nota entera, es cortita, pero aquí va un detalle del texto:
    The suit has been filed by leading class-action law firm Roy, Elliott, O’Connor (REO), in partnership with Centre for Inquiry Canada. It follows an open letter sent by CFI’s Committee for the Advancement of Scientific Skepticism (CASS) to Shoppers Drug Mart, demanding that it cease selling worthless homeopathic products such as Oscillococcinum, Boiron Inc.’s popular homeopathic flu remedy. In the new lawsuit against both Shoppers and Boiron, REO alleges that the two companies have, through their marketing of Oscillococcinum, committed no fewer than twelve separate violations of consumer protection acts.
    The heart of the case is the claim that Oscillococcinum (“Oscillo”) does not in fact contain the active ingredient Boiron lists on its packaging. The packaging for Oscillo lists the active ingredient as “Anas Barbariae Hepatis et Cordis extractum 200C”. Put into plain English, this describes a dilution of an initial extract of the heart and liver of the Barbary (or Muscovy) duck. Set aside for the moment the fact that there is no evidence whatsoever that Barbary duck organs have any effect on influenza, and focus on the dilution. Even by homeopathic standards, the level of dilution in Oscillo is extreme: “200C” indicates a serial dilution of one part in 100, repeated 200 times. That is, the final product represents a theoretical dilution level of one part in 10400. Given that the entire observable universe only contains an estimated 1080 atoms, it is clear that almost all of these dilutions involve simply diluting water with water – there is no trace of duck heart or liver left after the first dozen or so dilutions. So the claimed active ingredient in Oscillo is neither “active” nor an “ingredient”. Rather, since each 1g pill contains 0.85g sucrose and 0.15g lactose, Oscillo is in fact 100% sugar. By misrepresenting their sugar pills as containing an active ingredient, Boiron violates numerous consumer protection laws.

    Hay que destacar la acción de protección hacia los consumidores, y el hecho de que hay lugares donde no se pueden vender mentiras impunemente. Ojalá que otros países sigan el ejemplo.
    E

  12. francamente hay muchas personas que compran los productos de boiron y son excelentes, de todos modos para ir a un tipo que tiene “certificado de homeopata” hay que ser ignorante al igual que para seguir yendo a un medico alopatico hoy en día… un medico homeopata nunca tiene un certificado por internet no les parece? jejeje da risa este post

    • Creo que no estás entendiendo. Boiron vende homeopatía. La homeopatía es algo que se vende como si fuera medicina cuando no lo es, por lo cual es un fraude. Y si uno no puede denunciar un fraude demostrado, ¿qué puede hacer? Desconozco el grado de satisfacción de los clientes de Boiron, pero los medicamentos no se prueban así.


Es recomendable (aunque no indispensable) que antes de postear un comentario te loguees o registres. De esa manera, tu comentario aparecerá con tu avatar seleccionado y será relacionado con tu usuario.

Deja un comentario


*