28Jul/1116

Mass Effect y los grafos.

16 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: Ciencia, Mass Effect, Matemática

Aparte de estar interesado en la ciencia y el escepticismo me gustan los videojuegos. Aunque últimamente este hobby mío ha sido relegado a la participación en el Círculo Escéptico Argentino, me sigue gustando explorar nuevos mundos, conocer nuevos personajes, relacionarme con otras especies y vivir historias fantásticas. Y si bien hay toneladas de videojuegos que no van mucho más allá de disparar a todo lo que se mueve, hay otros – como el Mass Effect – que logran convencerme de que este medio es una forma de arte moderna con su propio lenguaje y potencialidad. El Mass Effect es uno de esos juegos en los que uno se mete en un universo complejo, rico, dinámico y verosímil (que tiene su propia wiki). Pero antes de que esto se convierta en el el blog del Círculo Gamer Argentino, vamos al punto.

Un Mass Relay en toda su gloria.

Como en casi todo universo de ciencia ficción acá hay viaje superlumínico (FTL para acortar). Sí, sabemos que esto no está permitido por las leyes de la física, pero lo dejamos pasar porque de otra manera sería imposible viajar por toda la Vía Láctea. La premisa que permite el FTL es que existe un “elemento cero” o eezo que al recibir una corriente eléctrica y “energía oscura“ produce un “campo de efecto de masa” (Mass Effect Field) que reduce o aumenta la masa del espacio-tiempo que lo contiene. Esto no sólo permite el FTL sino que también se usa para crear gravedad artificial. Toda una ganga. Pero si bien viajar a 1000 veces la velocidad de la luz es muy útil para cubrir ‘pequeñas distancias’ interestelares, si se quiere ir de una punta a la otra de la galaxia aún se tardarían 100 años. Para cubrir estas vastas distancias existe una compleja red de “Relés” (Mass Relays); máquinas gigantes en órbita que permiten cubrir grandes distancias de forma instantánea. Pero acá también hay una limitación y es que si bien con los Relés Primarios se pueden atravesar miles de años luz, éstos sólo se comunican con otro Relé Primario que es fijo. Los Relés Secundarios, por otro lado, se vinculan con cualquier Relé Secundario pero a distancias de sólo centenares de años luz.

Todo esto significa que la galaxia puede verse como un número de sistemas unidos por “corredores”. Este es un mapa de todos los sistemas estelares de los dos primeros juegos. Créditos a Daniel Weber, un usuario de Deviantart que parece que le gusta hacer mapas (recomiendo hacer click para agrandar y ver mejor los nombres de los sistemas estelares)

Esta red se supone construida por una antigua y gloriosa civilización ya extinta (otro cliché de la ciencia ficción) pero, suponiendo que estos sistemas son todos los que hay, yo veo un problema. Estos extraterrestres que eran tan inteligentes como para crear maquinarias colosales para cubrir distancias inimaginables de manera instantánea, al parecer, no cursaron Matemática I de Diseño Industrial. Me refiero a que no conocían la noción de Camino Hamiltoniano, uno de los conceptos más básicos de la teoría de Grafos.

Para empezar, un grafo es básicamente una serie de vértices unidos por aristas. Sé que no parece muy emocionante (y así me pareció la primera vez que me lo enseñaron) pero un matemático puede hacer carrera en donde una persona común no ve más que una serie de puntos unida por líneas. Los vértices tienen “grados”, que es la cantidad de aristas que inciden sobre ellos. En el mapa de arriba el Cúmulo Local (Local Cluster) donde se encuentra nuestro sistema solar, por ejemplo, está conectado a otros 4 sistemas; es decir, es de grado 4. Por otro lado la Nébula Omega es un vértice de grado 14.

Un grafo es completo si todo vértice está unido con los demás. La red de Relés no es un grafo completo, por supuesto, ya que se necesitarían [n × (n – 1)] ⁄2 pares de Relés Primarios. Para el caso tampoco es necesario que lo sea mientras se pueda llegar a cualquier sistema desde cualquier otro pasando por varios en el medio (camino). Es decir, mientras el grafo sea conexo. Tampoco es necesario que dos sistemas distintos estén unidos por más de un Relé; sólo hace falta que sea un grafo simple en contraposición a un grafo múltiple. Por una cuestión de seguridad, sería deseable que en caso de romperse un Relé el sistema no dejara de ser conexo. Para esto deberían existir al menos dos rutas para llegar a cualquier sistema estelar desde cualquier otro, pero mirando el mapa resulta claro que no es así; si, por ejemplo, el Relé de Hades Gamma tuviera un desperfecto, Gemini Sigma, Artemis Tau y el Voyager Cluster quedarían incomunicados del resto de la comunidad galáctica. Concluimos que este sistema no es doblemente conexo. Aunque como se dice que los Relés son prácticamente indestructibles tampoco parece ser una preocupación.

Los sistemas estelares del mapa también tienen varios colores que corresponden a su afiliación política; o sea que es un grafo coloreado. Sería conveniente para cada facción que se pueda viajar desde cualquier sistema a otro sin tener que pasar pos sistemas enemigos; es decir, que su componente sea conexa. Todas las facciones tienen esta ventaja salvo el Términus System ya que para llegar a Sentry Omega sí o sí hay que pasar por Attican Beta que es parte del Attican Traverse.

Grafo K 3,3 - Ejemplo de grafo no plano.

Hay una propiedad de los grafos que en este caso es irrelevante. Si mi grafo representara, por ejemplo, las uniones entre 3 casas y 3 servicios públicos (gas, electricidad y agua, por ejemplo) sería imposible representarlo de tal modo que ningún par de aristas se crucen. Ese grafo, conocido como el K3,3 no es un grafo plano. Como en este caso las conexiones entre los distintos sistemas estelares no son físicas, poco importa que se crucen. Distinto sería si se tratara de una red de rutas y trenes, por ejemplo, ya que un grafo no plano me obligaría a hacer pasos a nivel.

Finalmente, hay una razón por la cual desconfío de la sabiduría de los constructores de los Relés. Supongamos que una nave necesita transportar suministros a todos los sistemas de la galaxia, la red podría estar diseñada de tal forma que ésta pudiera visitarlos a todos sin pasar dos veces por el mismo sistema. Esto ahorraría tiempo y combustible (los motores FTL no son máquinas de movimiento perpetuo) pero es trivial mostrar que el grafo correspondiente a la red de Relés de la galaxia no tiene un camino Hamiltoniano. Aún mejor podría ser si tuviera un ciclo Hamiltoniano, es decir, que al terminar el camino Hamiltoniano uno vuelva al punto de partida.

Hay algunas formas de salir de este embrollo.Quizás la red de Relés antes era mucho más elaborada y grande pero durante los 50.000 años que sucedieron a la desaparición de sus supuestos constructores fueron cayendo uno a uno; quizás fue un trabajo inconcluso y el evento que desencadenó la extinción puso fin a tal faraónica empresa; tal vez el sistema de exploración impida el diseño deliberado. Finalmente, también es posible que los constructores fueran más vivos que nosotros y tuvieran sus propios motivos para diseñarlo de esta forma.

En cualquier caso, es interesante como con un poco de ojo es posible encontrar matemática y ciencia hasta en un videojuego.

26Jul/112

Introducción a la clasificación de nubes.

2 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: Ciencia, Meteorología

En mi blog estoy empezando una serie de artículos que van a ir detallando las diferentes clases de nubes. En esta pequeña introducción al tema, presento los 10 géneros principales y un poco sobre el significado de la terminología.

Las nubes se clasifican mediante un sistema similar a la taxonomía de Linneo. Hay 10 géneros principales que luego se subdividen en especies y, finalmente, las nubes tienen variedades. Una nube en particular sólo puede pertenecer a un género y especie en particular pero puede tener cualquier número de variedades distintas. Los géneros hacen referencia, principalmente, a su altitud y aspecto.

Sigue en  De Legos a Logos - Introducción a la clasificación de nubes

23Jul/115

Pienso, luego Dudo – Capítulo 15

5 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli, Brunobian, Jorge A. B., PabloDF y Malena.

Archivado en: Podcast

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.

Albert Einstein (1879-1955)

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Primer Segmento (descargar)

Segundo Segmento (descargar)

Tercer Segmento (descargar)

Música que se escucha:

    • Kaizers Orchestra - Veterans Klag
    • Kaizers Orchestra - Container

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 15 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS
Subscribirse por RSS a la versión segmentada

21Jul/116

Día del Amigo que Piensa

6 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: CEA, Encuentros

Ayer no sólo fue el cuadragésimo segundo aniversario del alunizaje sino también (y no por coincidencia) el Día del Amigo. Como con mis amigos del secundario lo vamos a celebrar hoy jueves, ese día pude asistir al Día del Amigo que Piensa.  Fue un evento organizado por Alejandro Borgo del CFI Argentina a celebrarse en la Sociedad Científica Argentina.

Como ya es costumbre, hay un álbum de fotos en nuestro Flickr y acá hay otro con más. Hubo video que será subido a la brevedad. Estén atentos porque Anibal Batrano (no es su verdadero nombre) dobló unas cucharas canalizando el poder de la mente de Borgo, un grande. Todo eso y más en los videos. También realizamos una breve sesión de espiritismo con una tabla Ouija.

Por supuesto brindamos, charlamos e incluso se sortearon jugosos premios (un kilo de naranjas, medio kilo de mandarinas…). Yo no gané nada, quiero que me devuelvan mi dinero.

Este tipo de eventos muestra cómo el escepticismo y la pasión por la ciencia no tiene por qué ser una cosa lúgubre y seria como algunos promotores del anti-intelectualismo proponen. No sólo la ciencia no le quita la belleza al arcoiris (aunque le pese a John Keats), sino que tampoco quita el placer a la vida. Pablo me contaba que un amigo le preguntó si en las reuniones los escépticos nos sentamos a afirmar en qué no creemos. En realidad, somos personas primero y escépticos luego. En las reuniones hacemos lo que cualquier otro grupo de personas haría, charlar, tomar, hacer trucos de magia, hablar con los muertos, etc... En fin, la pasarla bien.

Aprovecho para comentar que Alejandro Borgo ahí anunció que el 15 de septiembre Mario Bunge va a estar en la Sociedad Científica haciendo un panel de preguntas y respuestas. Todos los interesados pueden ir. También aprovecho para agradecer públicamente a Carlos Diaz y Leandro Yampolsky (de ArgAtea) por la buena onda de alcanzarme a auto a la noche!

Para enterarse de otros eventos, sigan nuestra página en Facebook o subscríbanse al newsletter para recibir novedades por mail. Un chico fue y recién después me comentó que estaba buscando a la gente del CEA. Para la próxima vamos a llevar algún distintivo para evitar desencuentros!

19Jul/1173

Té chino del Doctor Ming: ni doctor, ni chino, ni adelgaza

te chino doctor ming

El Té Chino del Doctor Ming es un producto que casi cualquier latinoamericano que tenga televisor, debe conocer. Básicamente dicen que fue creado en el lejano oriente, que es un producto ancestral y natural, que fue estudiado en laboratorios de occidente, y prometen bajar de peso (sin importar cuánto) en sólo un mes. Básicamente, tiene todas las características de ser un fraude.

El video de promoción también colabora con esto, mostrando imágenes 3D que supuestamente describen cómo hace quemar la grasa, además de numerosas anécdotas. Aun haciendo un esfuerzo inhumano para creer que son reales, hay que recordar que algunas anécdotas sueltas no tienen ninguna validez científica: podrían ser dos o tres casos sueltos entre miles, algo que se llama cherry picking.

El Té Chino del Doctor Ming se comercializa en cajas de 60 sobres, recomiendan tomar dos por día, y según algunas experiencias de vendedores de Sprayette, cuesta unos 300 pesos (72 dólares americanos), y (por lo menos en Argentina), se venden mucho. No hay datos oficiales al respecto, pero considerando la cantidad de publicidad que tiene, debe ser bastante cierto.
te chino doctor ming
Empezando por lo más curioso: el Doctor Ming. Sucede que no es doctor, ni se llama Ming. Su nombre es Yukichi Fukuzawa, y fue un escritor y filósofo político japonés del siglo XIX, que resultó tan relevante, que incluso figura en el billete de 10.000 yenes (unos 126 dólares) de Japón.

Al no haber registros de que Fukuzawa se haya dedicado a la medicina, a la producción de té, o a la charlatanería adelgazante, podemos llegar a pensar que los diseñadores de la marca buscaron "chino" u "oriental" en Google, descargaron una imagen aleatoria y le aplicaron algún filtro. Vender en occidente "Té chino del Doctor Ming" debe ser como vender en oriente "Café occidental de Carlos Rodríguez".

Y para rematar la mala publicidad de los tés chinos, según Pablo Flores (el experto en idiomas del CEA, y la confirmación de Google Translate), la columna de caracteres chinos de la primera imagen no dicen más que mujer oído caballo pez montaña sol luna. Y nada sobre té, alguien llamado Ming, Yukichi o adelgazamiento.

Pero ¿qué es el Té Chino del Doctor Ming?

A la hora de analizar los componentes del té "chino" para verificar si realmente puede hacer algo contra la grasa, nos encontramos con varios callejones sin salida. El problema principal es que en ninguna página oficial especifican qué es lo que tiene exactamente, y algunos han encontrado que en la publicidad dice una cosa y en la caja otra. A una conclusión similar llegó la Dirección de Bromatología de la provincia de Tucumán, que recomienda a la población "abstenerse de consumir el Té Chino del Doctor Ming, por contener una hierba no permitida por el Código Alimentario Argentino, y por no contener dos componentes que se mencionan en su envase".

En definitiva, no sabemos con exactitud qué contiene. Pero considerando que sus promotores hablan de salud sin mencionar absolutamente ningún estudio científico, que diferentes vendedores se contradicen, que la Dirección de Bromatología no lo recomienda, y que los argumentos son falsos o están plagados de mentiras y falacias, realmente recomendamos no consumirlo.Y quienes quieran adelgazar reduzcan la ingesta de comida y hagan ejercicio.

Este artículo está inspirado en este hilo del foro iniciado por Zero1. Las fuentes se encuentran en el texto.

15Jul/1110

La forja del cosmos.

10 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: Física

Somos polvo de estrellas.
Carl Sagan

Una joven parte del cosmos que está empezando a conocerse a sí misma.

Nunca me canso de pensar en esa frase. Tiene esa extraña cualidad de no sólo ser extremadamente poética sino también literalmente cierta. Prácticamente todo lo que nos rodea, desde la silla donde nos sentamos hasta el gato que se sienta sobre nuestras piernas y nos nos deja tipear está construido por átomos que fueron creados en el interior de una estrella o cuando ésta estalló violentamente en forma de supernova. El proceso mediante el cual a partir del hidrógeno y helio se consiguen planetas, muebles y lolcats es el de la fusión nuclear.

Todos los átomos están formados por los mismos bloques básicos: protones y neutrones en el núcleo, y una nube de electrones alrededor. Y un elemento químico está definido por la cantidad de protones en su núcleo. Lo único que se necesita para conseguir el sueño de los alquimistas y transmutar un elemento en otro es agregarle o quitarle protones. En la fisión nuclear un elemento pesado se rompe para generar otros más livianos; en la fusión nuclear sucede lo contrario.

El problema es que los núcleos tienen carga positiva y, como los hechos y la homeopatía, se repelen mutuamente. Para fusionarlos, entonces, hay que superar la barrera electrostática que los trata de separar. Hay que juntarlos lo suficiente para que comience a actuar la fuerza nuclear fuerte. ¿Cuánta energía hace falta? La barrera electrostática para la fusión de dos núcleos de hidrógeno es de unos 400 keV (la energía que gana un electrón cuando es acelerado por una diferencia de potencial de 400.000 voltios).

Pero la gracia de la fusión es lograr que el proceso genere más energía de la que consume. Cuando se produce la fusión de elementos livianos (desde hidrógeno hasta hierro), la masa de los átomos producidos es menor que la de los originales. Esto es como pensar que una casita de Lego pesa menos que la misma cantidad de piezas separadas. La masa que falta es la que se ha transformado en energía mediante la famosa ecuación E=mc².

Para que suceda todo esto son necesarias altísimas presiones y temperaturas. A los 15 millones de grados Celsius del núcleo de una estrella como el Sol los átomos de hidrógeno tienen una energía de unos 1,3 keV – mucho menor que la necesaria para realizar la fusión. La razón por la cual es posible que aún a tan “bajas temperaturas” pueda mantenerse la reacción nuclear es que ésa es la energía sólo del promedio de los átomos. Hay algunos menos energéticos y otros más y sus cantidades relativas están determinadas por la Distribución de Maxwell-Boltzmann. En cualquier gas a cualquier temperatura hay una probabilidad no nula de que haya algún que otro átomo sumamente energético.

Distribuciones Maxwell-Boltzmann para un gas a 3 temperaturas. El eje horizontal es la energía de la partícula y el vertical la cantidad de partículas con esa energía.

Ahora parece que hayamos pasado a otro extremo. De necesitar presiones y temperaturas enormes ahora uno teme que en cualquier momento se desate una reacción nuclear durante el asado del domingo (esto es más o menos lo que creía Richter aunque de eso trataremos más adelante). Pero no hay que temer, ya que para que se produzca una reacción de fusión en cadena no sólo hace falta que haya algunos átomos que se fusionen, sino que es necesario tener una cierta cantidad de ellos haciéndolo. Los que están en el palo llaman a esto los criterios de Lawson. Básicamente lo importante es que el producto de la densidad de un gas, su temperatura y el tiempo que hace falta tenerlo en esas condiciones tiene que se igual o mayor a un determinado número (diferente para distintos elementos). Si la temperatura disminuye a la mitad, o hay que esperar el doble de tiempo o hay que aumentar la presión al doble.

Como vimos,  esta reacción produce más energía de la que consume (es exotérmica). Eso significa, entre otras cosas, que podemos usarla para calentar algo. ¿Y qué nos impide calentar agua y hacerla pasar por un dínamo para generar electricidad? Muchas cosas, aparentemente. Es un chiste recurrente que la fusión nuclear está siempre 20 años en el futuro y es que ésa es la promesa desde hace más de 50 años. Hay una enorme cantidad de desafíos técnicos que impiden que los reactores de fusión sean una realidad. A las enormes presiones y temperaturas hay que sumarle que los neutrones producidos por el proceso dañen el aparato y lo haga radioactivo.

La promesa de energía limpia, barata, segura y virtualmente ilimitada es un caldo de cultivo muy propicio para la incubación de charlatanes, vendedores de humo y demás chantas. Ronald Richter fue uno de ellos pero él fue un adelantado a su tiempo. La fusión fría es una pseudociencia moderna que se popularizó especialmente luego del infame experimento de Pons y Fleischmann a principio de los ’90. Pero eso quedará para otro momento. Como diría Moby, "We are all made of stars".

12Jul/110

Escéptica.org, escepticismo por mujeres.

No hay comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: General

Históricamente las comunidades de escépticos se han preguntado “¿dónde están las mujeres?”. Y es que por alguna razón, en los foros, encuentros y organizaciones de esta índole los machos musculosos alfeñiques de 40 kilos hombres superamos a las mujeres en número. A pesar de que en el Círculo Escéptico Argentino tenemos varias chicas, en ninguno de los dos recientes encuentros las proporciones fueron muy equitativas.

Pero que haya pocas no significa que no existan y la red Skepchick -hace rato que nuclea a muchas bloggers y activistas escépticas de habla inglesa- fundó su “filial” hispanohablante: Escéptica. Vayan al sitio, agréguenlo a sus favoritos, sigan su Twitter y denle “me gusta” a su página en Facebook.

Por ahora son 2 chilenas, 2 mexicanas y 4 españolas en busca de expandir más su representación geográfica. Así que si hay alguna chica leyendo esto que le gustaría participar en un blog o ayudar esta comunidad en de cualquier otra forma, no duden en contactarse con ellas (primera vez que pido no dudar) para averiguar cómo formar parte del sitio.

Con la fundación de nuestra humilde comunidad en diciembre del año pasado, la creación de la Asociación Escéptica de Chile hace 435 días (en el momento que escribo esto) y probablemente muchas otras que no conozca, parecería que el pensamiento crítico está floreciendo en nuestra región. Ciertamente espero que este sea el caso.

Desde el CEA le damos la bienvenida a Escéptica y nuestros mejores deseos.

10Jul/114

Sexo seguro (parte 3)

4 Comentarios    

Publicado por:PabloDF.

Archivado en: Medicina, Sensacionalismo

Sexo seguro - homosexualidadSexo Seguro (www.sexoseguro.mx) dice ser “una organización… que promueve la divulgación de información científica relacionada con el inicio de la vida sexual en la adolescencia y la juventud, la anticoncepción, el aborto…”. En anteriores entregas mostré cómo esta organización divulga desinformación apoyándose en estudios científicos irrelevantes o mal interpretados, cuando no simplemente mentiras.

En esta entrega le toca el turno a la información sobre homosexualidad.

El primer párrafo asusta:

Estudios indican que los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) tienen de 20[1] hasta 60 veces más posibilidadesde infectarse con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que los heterosexuales; así mismo, que son 61 veces más propensos a infectarse de sífilis que los heterosexuales.[2]

El primer estudio citado encontró que los HSH tienen mayores posibilidades de infectarse de HIV que el resto de la población en países de ingreso promedio bajo o medio. Estas “posibilidades” no se refieren a causas más o menos probables: son una medida estadística de correlación, nada más. Las cifras tampoco son simples cantidades que se puedan expresar como “tantas veces más probable”, sino odds ratios, medidas estadísticas complejas afectados por múltiples cualificaciones (en este caso, el nivel de prevalencia en el país, el uso de drogas inyectables y el nivel de ingreso). De hecho, agrupando por región (en vez de por país) los valores son bastante distintos. El estudio concluye que la situación de los HSH en países de bajos ingresos no está bien estudiada y no se los está atendiendo como debería.

No he podido encontrar los resultados del estudio [2]. La obvia falta de interés de parte de los editores de Sexo seguro por representar adecuadamente los hallazgos científicos, sin embargo, hace suponer que el dato sobre infección por sífilis también está sesgado.

El estudio [3], sobre prevalencia del virus del papiloma humano, es un estudio de los lugares donde se encuentra el virus en el cuerpo de hombres jóvenes que han tenido al menos 5 parejas homosexuales. Al no contar con medidas comparativas con otros hombres y con mujeres, es difícil asignarle un valor relativo a estos hallazgos. El estudio concluye que el factor de riesgo más controlable es la cantidad de parejas sexuales. Parece que a este respecto la intención de quienes citan el estudio es asustar más que advertir, ya que en el siguiente estudio citado se arrojan más cifras tremebundas, intentando pintar un panorama sombrío, algo así como una historia de terror de hombres que eligen tener sexo con otros hombres y no pueden detenerse hasta contagiarse y contagiar a todas sus parejas con diversas enfermedades.

En el siguiente párrafo hay cifras de parejas sexuales que parecen un poco altas. Los “estudios científicos” citados son sólo uno, realizado en Noruega, con una muestra autoseleccionada de HSH (se reclutó a través de un sitio web). Las respuestas al cuestionario presentado —incluso las referidas a enfermedades de transmisión sexual— también fueron dadas directamente por las personas encuestadas, en anonimato total. Ahora bien, si bien el estudio puede ser valioso como aproximación, una muestra autoseleccionada y respuestas sin confirmación independiente es siempre sesgada, y el hecho de utilizar la web, al incrementar el anonimato, empeora el sesgo. Finalmente, y como en los otros casos, no hay cifras comparables de cantidad de parejas para otros hombres (o para mujeres).

El estudio [5] confirma los hallazgos de otros estudios anteriores: los homosexuales, bisexuales y transexuales tienden a padecer depresión y a tener ideas suicidas. La depresión suele asociarse con el uso de alcohol y drogas, y ambas cosas, con riesgos mayores a la hora de una relación sexual. Los autores remarcan que no han estudiado causalidad sino correlación, y recomiendan promover un mejor acceso de los HSH jóvenes a la salud mental.

Nuevamente no tenemos cifras del resto de la población, pero sabemos que un porcentaje significativo de la humanidad sufre de trastorno depresivo mayor y que muchas personas sufren episodios depresivos, en sentido amplio, durante sus vidas.

Mi conclusión: no es difícil imaginar que los editores de Sexo seguro quieren asociar la homosexualidad con la promiscuidad, la depresión, las tendencias suicidas, el uso de drogas y las enfermedades. Tampoco es difícil, por otra parte, imaginar las causas de estas correlaciones. En una sociedad donde las tendencias homosexuales son vistas como anormales o inmorales, es común que los adolescentes que descubren en sí mismos esas tendencias sean rechazados o discriminados por la sociedad, por sus amigos e incluso por sus familiares cercanos; que no puedan formar parejas estables, que vivan asaltados por la culpa o por el miedo al fracaso sentimental, etc.  Añádase a esto la condena explícita de la mayoría de las religiones a la homosexualidad y al sexo no reproductivo en general. El terrorismo discursivo de entidades como Sexo seguro sólo empeora los estereotipos ya establecidos.

Ésta es la última entrega que planeo escribir sobre el tema. Espero haber dado al lector suficientes ejemplos de la deshonestidad y la malicia de sitios de “información científica” sesgados como Sexo seguro, y herramientas para sacar esa deshonestidad a la luz.

9Jul/1121

Cuatro mitos sobre el voto “impugnado”

21 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: General

Este domingo en la Ciudad de Buenos Aires se elige Jefe de Gobierno, Legisladores y Comuneros. Mi novia, que va a participar como fiscal y ya había participado del escrutinio de las elecciones en su facultad, me dio a saber que algunas cosas de las que creemos saber del voto impugnado son poco más que mitos urbanos. Aclaro desde ya que no es mi intención hacer una apología a anular el voto ni una declaración política, sino solamente desmentir algunos mitos bastante arraigados.

El Código Electoral Argentina puede encontrarse fácilmente en internet pero es largo, tedioso y escrito en ese extraño idioma que hablan los abogados. La parte relevante se encuentra en el Artículo 101 en el cual se explica el proceso de escrutinio.

I. Votos válidos: son los emitidos mediante boleta oficializada, aun cuando tuvieren tachaduras de candidatos, agregados o sustituciones (borratina). Si en un sobre aparecieren dos o más boletas oficializadas correspondientes al mismo partido y categoría de candidatos, sólo se computará una de ellas destruyéndose las restantes.
II. Votos nulos: son aquellos emitidos:
a) Mediante boleta no oficializada, o con papel de cualquier color con inscripciones o imágenes de cualquier naturaleza;
b) Mediante boleta oficializada que contengan inscripciones y/o leyendas de cualquier tipo, salvo los supuestos del apartado I anterior;
c) Mediante dos o más boletas de distinto partido para la misma categoría de candidatos;
d) Mediante boleta oficializada que por destrucción parcial, defecto o tachaduras, no contenga, por lo menos sin rotura o tachadura, el nombre del partido y la categoría de candidatos a elegir;
e) Cuando en el sobre juntamente con la boleta electoral se hayan incluido objetos extraños a ella.
III. Votos en blanco: cuando el sobre estuviere vacío o con papel de cualquier color sin inscripción ni imagen alguna.
IV. Votos recurridos: son aquellos cuya validez o nulidad fuere cuestionada por algún fiscal presente en la mesa.
V. Votos impugnados: en cuanto a la identidad del elector, conforme al procedimiento reglado por los artículos 91 y 92.

Mito 1. El nombre “voto impugnado” es, en realidad, el voto para el cual la identidad del elector está en disputa. Lo que en la calle se lo llama impugnado, para la justicia electoral es el “voto nulo”. También vemos que un voto en blanco no sólo es aquel que consiste en un sobre vacío, sino también se cuenta como tal uno que contenga cualquier tipo de papel sin texto o imágenes. Poner un cuadradito de papel glacé en el sobre NO cuenta como voto nulo.

Mito 2. Algunos creen que el voto impugnado es cualquiera que no tenga una sola boleta en perfecto estado. Quienes piensen realizar un statement político poniendo una boleta de Macri con el candidato tachado, por ejemplo, se desilusionarán al saber que lo que están haciendo en realidad es darle un voto a ese partido. Personalmente recuerdo que en la escuela primaria me enseñaron que un voto nulo es aquel que no está perfectamente realizado, una sola boleta en impecable estado. Pero al leer el reglamento vemos que es un poco más complicado. Si lo que se quiere hacer es anular el voto, hay que saber hacerlo.

Si bien las condiciones parecen bastante simples, no es difícil imaginar un caso límite. Si se escribe un nombre en la boleta, por ejemplo, ¿eso anula el voto en virtud del inciso II.b (boleta con inscripción) o es válido ya que el inciso I permite que las boletas tengan “tachaduras de candidatos, agregados o sustituciones”? Esos votos son potencialmente ambiguos y podemos confiar en que los fiscales de mesa harán lo imposible para contar el voto a favor de su partido. Tampoco sirve meter en el sobre una boleta cortada ya que sólo cuenta como nulo si “no contiene, por lo menos sin rotura o tachadura, el nombre del partido y la categoría de candidatos a elegir”. Esto significa que aún cuando la trituremos en mil pedazos, el voto va a ser contado como válido si alguna autoridad de mesa puede reconocer de qué boleta se trata.

Mito 3. Si se ponen dos boletas distintas, sólo se anulará la elección de las categorías que contengan boletas con distintos candidatos. Ojo con esto ya que puede haber boletas que tengan distintos candidatos para un puesto pero los mismos para otro. Por ejemplo, dos candidatos distintos a Jefe de Gobierno pueden tener los mismos Comuneros. En caso de poner dos de esas boletas el voto es nulo en cuanto al primero pero válido para los segundos.

Las regulaciones electorales en Argentina hacen que anular el voto sea todo un arte. Parafraseando a un poeta contemporáneo, “no anulés si no sabés anular”. Lo más seguro si se quiere anular el voto es poner un objeto externo que nada tenga que ver con la votación. Un volante de comida china, una hoja de diario o un lolcat para alegrarle la noche a las autoridades de mesa.

Mito 4. Hay quienes dicen que los votos en blanco "van para el ganador". Mucha gente lo dice y desconozco si a lo que se refiere es que literalmente los votos en blanco se cuentan como votos para el ganador (lo cual sería falso), o bien a que figurativamente estos benefician al candidato que va a la cabeza (que puede ser verdad dependiendo del caso).

Supongamos que en una elección Homero obtiene 30 votos, Virgilio, 50 y hay 20 en blanco. ¿Cómo hacemos el recuento? Podemos decir que Homero tiene un 30/100 =30% de los votos, Virgilio un 50/100 = 50% y hay un 20/100 = 20% en blanco o nulos. Pero también podríamos decir que sólo hubieron 80 votos afirmativos y que de ellos Homero tiene el 37,5% y Virgilio un 62,5%. La diferencia en el primer caso es de un 20% mientras que en el segundo es de un 25%. Lo importante, entonces es ver en el reglamento si los votos blancos (y nulos) se cuentan en el total de votos o no. En cualquier caso, vale aclarar, la diferencia es sólo en la diferencia porcentual, no en quién gana y quien pierde.

En el Título VII, Capítulo I se regulan las elecciones presidenciales:

Artículo 149. — Resultará electa la fórmula que obtenga más del cuarenta y cinco por ciento (45 %) de los votos afirmativos válidamente emitidos; en su defecto, aquella que hubiere obtenido el cuarenta por ciento (40 %) por lo menos de los votos afirmativos válidamente emitidos y, además, existiere una diferencia mayor de diez puntos porcentuales respecto del total de los votos afirmativos válidamente emitidos, sobre la fórmula que le sigue en número de votos.

Ni el voto en blanco ni el nulo son "votos afirmativos válidamente emitidos" por lo que ambos tendrían el mismo efecto de beneficiar al candidato con más votos. No es difícil imaginar un escenario en el cual esto sea la diferencia entre un balotage o no. De un total de 100 votos Homero tiene 39 y Virgilio, 30. Si los 31 votos restantes están en blanco o anulados, Homero queda con un 39/69 = 56% y Virgilio con 30/69 = 43.5%; es decir, Homero gana por goleada. Pero si estos están repartidos entre otros candidatos (son afirmativos válidamente emitidos), entonces la diferencia no supera el 10% y se va a segunda vuelta.

En el caso de los Diputados (reglamentado en el Capítulo III), se utiliza el sistema D'Hondt que no se basa en porcentajes sino en votos absolutos. Al menos leyendo el reglamento (puedo estar equivocado), ni los votos en blanco ni los anulados cambian la cantidad de bancas que los partidos tienen. Hay un detalle: en España hace falta tener al menos el 3% de los votos válidos para participar en la repartija por lo que los votos blancos tienen el efecto de eliminar los partidos chicos. En nuestro país en cambio, es necesario tener un 3% "del padrón electoral del distrito". Conclusión: los votos en blanco o nulos no tienen efecto alguno.

Para los senadores "resultarán electos los dos titulares correspondientes a la lista del partido o alianza electoral que obtuviere la mayoría de los votos emitidos y el primero de la lista siguiente en cantidad de votos". Como acá lo único que importa es el orden (mayoría/minoría), la diferencia en porcentajes es irrelevante.

Lamentablemente estos datos no están bien difundidos y la voluntad de voto de muchos votantes no se va a ver reflejada en el escrutinio de los votos.

7Jul/111

Pienso, luego Dudo – Capítulo 14

1 Comentario    

Publicado por:Elio Campitelli, PabloDF y Jorge A. B..

Archivado en: Podcast

Cualquiera que no esté impactado con la teoría cuántica no la ha entendido
Niels Böhr(1885-1962)

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Primer Segmento (descargar)

Segundo Segmento (descargar)

Tercer Segmento (descargar)

Música que se escucha:

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 14 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS
Subscribirse por RSS a la versión segmentada

Página 1 de 212