Preguntas frecuentes

¿Qué es el escepticismo científico?

El escepticismo consiste en no aceptar una afirmación hasta que tengamos las suficientes pruebas o evidencias para hacerlo. Cada uno de nosotros adopta una actitud escéptica para evitar que le den gato por liebre: por ejemplo, a la hora de comprar un auto usado, no creemos todo lo que nos dice el vendedor sino que lo cuestionamos y quizá preguntemos a un mecánico de confianza. Cuanto más interés pueda tener el otro en engañarnos, mayor sea el daño que pueda causar equivocarnos y más extraordinario sea lo que se nos pide creer, más escépticos nos mostraremos.

El escepticismo se relaciona con la ciencia y el pensamiento crítico: un conjunto de herramientas que nos facilitan separar lo falso de lo verdadero, desde las afirmaciones de un vendedor de automóviles hasta las promesas de curación o belleza que ofrecen los "productos milagro" o las "medicinas alternativas". Para ello no sólo usamos técnicas científicas sino que tenemos siempre en cuenta las formas en que nuestra propia mente puede engañarse.

¿Qué no es el escepticismo?

El escepticismo no es tener la mente cerrada ni dudar siempre de todo. Estas ideas sobre el escepticismo surgen porque la gente suele estar cómoda con sus creencias y no le gusta que sean cuestionadas, incluso aunque sean falsas y les causen problemas. Es cierto que algunos escépticos tienen actitudes arrogantes y no logran comunicar correctamente la importancia del pensamiento crítico a sus interlocutores, pero ése es un problema de los individuos, no de esta forma de pensar en sí.

El escepticismo no es dogmático, porque se basa en el cuestionamiento de las ideas propias y ajenas, que es justamente lo que el dogma prohíbe. Pero el escepticismo tampoco consiste en poner en duda cada aspecto de la realidad: hay ideas que podemos considerar provisionalmente demostradas lo suficiente para no cuestionarlas, a menos que se presente evidencia nueva.

Finalmente, el escepticismo no es tanto contra la charlatanería sino a favor del conocimiento. Su aplicación nos obliga a mantener la mente abierta pero sin que se nos caiga el cerebro. Si la telequinesis existe realmente, la homeopatía es una modalidad medicinal eficaz o hay un monstruo en el lago Ness, queremos saberlo.

¿Por qué un “Círculo Escéptico Argentino”?

El pensamiento crítico es una herramienta fundamental para comprender el complejo mundo en el que vivimos. Para el buen funcionamiento de una sociedad democrática, puede y debe estar al alcance de todos. No hace falta ser un experto o tener un doctorado para tener pasión por la ciencia y el conocimiento. Sin la capacidad de pensar críticamente, la gente está a merced de charlatanes de todo tipo, tanto los que venden curas milagrosas como los que engañan para conseguir votos.

Nuestros objetivos principales son dos: divulgar las herramientas del escepticismo y el pensamiento crítico para comprender mejor el funcionamiento de las cosas, y denunciar a quienes se aprovechan del desconocimiento de las personas con mentiras que les hacen tomar decisiones irracionales y dañinas.

¿Qué actividades realizan?

La principal función del CEA es la de ofrecer un punto de encuentro para quienes aman el pensamiento crítico y las buenas discusiones y creen que nada debe estar exento de duda razonable. Para eso tenemos un foro, organizamos reuniones periódicas en distintas ciudades del país, eventos y charlas de difusión, y promovemos una serie de blogs que publican artículos sobre estos temas. Cualquiera puede unirse y proponer actividades, pedir consejos o compartir opiniones.