El negocio de la Placentofagia

Inicio Foros Comunidad Charlatanes y charlatanerías El negocio de la Placentofagia

Este debate contiene 3 respuestas, tiene 4 mensajes y lo actualizó  Elio Campitelli hace 3 años, 8 meses.

  • Autor
    Publicaciones
  • #38878

    Ezequiel Arrieta
    Participant

    Resulta que ayer una chica me escribe por Facebook contándome que su hermana tiene un negocio en Los Ángeles, y me preguntó si podía chequearlo y brindarlo mi opinión al respecto, ya que sus intenciones son traer ese negocio a Argentina.

    Este negocio es la venta de cápsulas de placenta y la empresa se llama The Feel Good Company Placenta Encapsulation.

    La página de Facebook solo cuenta una anécdota muy conmovedora sobre como una mujer que se entera que comer placenta esta piola, lo cual es motivo suficiente para realizar tal acto y querer armar una empresa que se encargue de encapsular tu placenta y vendértela.

    O sea… No solo te comés la placenta, sino que existen empresas que se dedican a encapsularlas y venderlas como si fuese un comprimido de paracetamol. Pero vayamos por parte como dijo Jack El Destripador…

    La placenta es un órgano temporal que se desarrolla en el útero del mamífero hembra con la finalidad de abastecer de nutrientes al feto que se encuentra adentro, y producir hormonas durante el embarazo, aunque hay algunos casos donde se desarrolla placenta sin feto pero es tema aparte. Esta placenta es expulsada del útero durante la tercer etapa del parto (Alumbramiento) luego de la expulsión del feto.

    Resulta que muchos mamíferos (incluso herbívoros) se comen la placenta luego de dar a luz, este hecho se lo conoce como placentofagia. Es un comportamiento que aparentemente no se conoce su causa, aunque hay varias teorías al respecto.

    Aparentemente los homo sapiens sapiens (¿?) no nos escapamos de esto… Un estudio encontró que de 179 sociedades contemporáneas, solo 1 practica la placentofagia materna como una práctica común, y que esta a su vez aparentemente es de origen reciente y tiene como argumento una concepción cultural sobre la relación de la placenta con el hijo y la madre. Pero ya hemos escuchado muchas veces sobre esta practica, siendo el caso más conocido para mí el de Tom Cruise , aunque realmente dudo que lo haya hecho y tampoco me interesa. La cuestión es que es una práctica que suele verse, especialmente en Oriente donde se comen todo lo que este vivo. Pero escarbando más pude encontrar que existen preparados de la Oh Sabía Antiquísima Medicina Tradicional China que contienen placenta humana y ahí vi la conexión con el tag Medicina Tradicional China de la página The Feel Good Company Placenta Encapsulation… Ya me huele a pseudociencia.

    Esta bien, demos una oportunidad, ya que sin caer en la Falacia Naturalista de que es bueno comer placenta porque los animales lo hacen, podemos analizar que la placenta es un órgano que tiene gran cantidad de hierro que podría servir para palear la anemia post-parto, tiene gran cantidad prostaglandinas que estimulan la involución del útero a su tamaño normal, posee opioides que disminuyen el dolor del parto y gran cantidad de hormonas como el estrógeno y la progesterona, que participaría de la prevención de la depresión post-parto, otras complicaciones del parto y aumento de la producción de leche.

    Estos son los argumentos que los defensores de la placetofagia exponen.

    La cuestión de que a raíz de esto, muchos vivos encontraron un mercado de bobos dispuestos a comprar placenta debido a los “grandes beneficios ampliamente demostrados” del consumo de la placenta y del asco que a algunos les causaba consumir 500 gramos de algo que sale por la vagina. Entonces… ¿Que mejor manera de hacerlas pastillas y venderlas? Si, así es… Estas compañías se dedican a tomar tu placenta, someterla a un método de deshidratación, encapsularla y dártela en unas cómodas pastillas dispuestas en dosis, por una módica suma de $250 dolares.

    Evidentemente la gente asocia el hecho de que si la placenta tenga hierro, estrogeno, progesteronas, opiodides y prostaglandinas podría recuperar nutrientes, evitar la escasez de leche y la depresión post-parto… Esto obviamente alentado por las compañias que venden las cápsulas, como Placenta-Preparation Service, que dice:

    The placenta has great restorative properties to assist you with your postpartum recovery.  It contains many vital nutrients including iron, protein, vitamin B6, and the hormones it excreted during pregnancy. Just as it supported and nourished your baby, the placenta, when carefully prepared, nourishes the postpartum mother. It supports lactation and assists in the involution of the uterus to it’s non-pregnant size. It facilitates an easier postpartum recovery by increasing maternal energy and easing transitions.

    Haciendo la cita de un estudio que aparentemente demuestra los beneficios que el consumo de placenta tiene sobre el aumento de la disponibilidad de leche… Pero no tiene grupo control así que mejor no lo contemos.

    Pero según un artículo en Science-Based Medicine menciona que los artículos citados por Placenta Benefits no cumplen ninguno requisito para considerarlos evidencia, ya que todo lo mencionado (9 estudios) son modelos en ratas y algunas especulaciones sobre el comportamiento que tendrían los nutrientes de la placenta al ingerirla, concluyendo que:

    La ciencia no ofrece pruebas suficientes para apoyar o rechazar la plaacentofagia como una práctica saludable.

    Un artículo dentro de la web Placenta Benefits menciona que debe haber algún propósito evolutivo para la placentofagia y que nos hemos olvidado de ella, pero un estudio menciona que si los humanos hemos eliminado ese comportamiento biológico como mamíferos, deben existir buenas razones adaptativas para hacerlo.

    De todas maneras, no existen evidencias que avalen tales beneficios proclamados por los defensores de la placentofagia…

    Esta bien, dejo el margen de que la placentofagia podría tener algún beneficio, no suena tan ridículo como la homeopatía o la acupuntura, especialmente en la recuperación de hierro perdido durante las hemorragias del parto.  Pero como siempre, me preocupa el pensamiento mágico y la falta de escepticismo ante prácticas sin evidencia.

    Bueno, espero aportes.

    Saludos!

     

  • #38879

    Suyay
    Participant

    Muy interesante, no conocía el tema.

    Bueno, más allá de que pueda no hacer nada tan benéfico como dicen, no deja de ser una posible fuente de calorías, cuanto menos. El tema es que si remotamente tuviera algo de lo que ellos dicen que tiene, habría que verificar que después del proceso de deshidratación mantengan esas propiedades, y que cumplan estándares de calidad.

    Podrían llegar a venderlo como suplemento dietario, ya que permiten vender casi cualquier cosa como suplemento. Lo que no pueden hacer es anunciarlo como algo que puede ayudar a un problema de salud, o prevenir algo.

    Dudo de la aceptación que pueda llegar a tener. Es un tema que resulta un tanto desagradable a la mayoría de las personas. En Estados Unidos tal vez tenga algún sentido producirlo, ya que aunque sea un 0,0001% de la población la cantidad de gente que lo usa, ya es un montón de gente. Acá no dá para tanto el mercado.

  • #38880

    elton
    Participant

    Estas teorías de “vuelta a los orígenes” son cualquier cosa, sobre todo cuando no tienen nada que las respalde. Mi cobayo se come los popós porque así recicla las enzimas, o algo así he leido. Dado que tenemos un antepasado común, debería hacer yo lo mismo? Me parece que lo que funcionaba en los orígenes de nuestra (o cualquier) especie generalmente se mantiene a lo largo de la evolución mientras sirva al propósito de extender la vida de la especie; lo que se descarta por nocivo o innecesario puede tornarse particularmente malo si se reintroduce a la fuerza más adelante. Qué tal un vasito de sangre con el desayuno? O un licuadito de caca, que tiene tantas enzimas? Tal vez en pastillas, $250 es un buen negocio. “A fool and his money are soon parted” como dice el dicho.

  • #38881

    Elio Campitelli
    Keymaster

    Cualquier argumento a favor de esta práctica o producto basado en los aportes nutritivos me parece tan irrelevante para una persona promedio con una dieta variada como la idea de que los insectos son altos en proteínas. ¿O me vas a decir que una persona que tiene los medios para comprar placenta seca en forma de pastilla tiene alguna deficiencia?

    Acá no me parece ver otra cosa que la falacia naturalista y una fuerte ideología. No hay una verdadera evaluación de la evidencia, de beneficios vs. costos ni nada que se le acerque; son simplemente racionalizaciones de personas que ideológicamete creen que comer la placenta es bueno y excusas para vender un nuevo producto. No tengo problema en que la gente coma lo que quiera come, pero quien quiera comer placenta, que no mienta.

    Esto es una firma

Debes estar registrado para responder a este debate.