5Abr/140

Un meteorito casi choca a un paracaidista ¿o es fake?

No hay comentarios    

Publicado por:Ezequiel Del Bianco.

Etiquetado con: , , ,

meteoro paracaidista

Ayer se publicó el video de unos paracaidistas volando con sus trajes de wingsuit, y frente a la cámara cae una roca que especulan es un meteorito. El video lleva tres millones y medio de visitas y fue replicado en medios de todo el mundo. Pero ¿podría realmente ser un meteorito? O técnicamente un meteoroide, como se llaman las rocas espaciales que todavía no tocaron Tierra.

Estuvimos debatiendo al respecto en la página del Círculo Escéptico Argentino, y hoy el astrofísico y documentarista Phil Plait escribió un artículo sacando algunas conclusiones:

Asumiendo que el video es falso:

-No parece haber sido agregado con software, por las características del objeto en sí y su trayectoria. Y por aparecer en dos cámaras distintas, desde distintos puntos de vista, y con trayectorias que coinciden. Aunque no se puede descartar.

-Sería difícil que lo hayan arrojado desde el avión, porque pasaron varios segundos desde el salto hasta la caída, y el avión ya estaría lejos. En caso de volver, debería haber tenido mucha puntería. Y habría sido muy peligroso.

-También es peligroso que lo haya arrojado otro paracaidista fuera de cámara. Y el video fue grabado hace dos años, es improbable que alguien haga una broma de esta magnitud y se la guarde tanto tiempo.

-Algunos mencionaron que podría haber estado dentro del paracaídas y se soltó al abrirse. Pero parece como mínimo extraño que hayan pasado por alto una roca de entre 2 y 20Kg en el momento de plegarlo y meterlo en la mochila. Y además, se lo ve cayendo a una velocidad (aunque minúscula para un objeto astronómico) notoriamente superior al del paracaidista.

 

Paracaidista casi golpeado por un meteorito en Youtube

 En caso de que sea real:

-Las rocas espaciales tienen velocidades de entre 11 y 72 Kilómetros por segundo (sí, por segundo), y por esa razón se sobrecalientan y muchos explotan o se desintegran en las altas capas de la atmósfera (a 30Km de altura).

Pasada esa etapa, los fragmentos restantes adquieren una velocidad terminal que podría ser de 300Km/h, como se especula fue en el video.

-Según un análisis de la Red de Meteoritos de Noruega, podría ser un trozo de meteorito rocoso que explotó minutos antes, de hecho es reconocible una cara redondeada y una plana producto de la fractura, pero ¿por qué no hay reportes ni rastros del evento?

El astrofísico noruego Pål Brekke estuvo trabajando en el análisis del video casi desde el principio, y cree que es real. La razón por la que lo mantuvieron oculto es porque primero querían encontrarlo, según comenta en su Twitter. "Fue muy difícil mantenerlo en secreto durante dos años, pero finalmente lo hicimos público porque necesitamos ayuda en la búsqueda", le dijo Anders Helstrup -el paracaidista- a Universe Today.

Plait recuerda que según las leyes de Noruega, uno puede reclamar la propiedad de un meteorito que encuentre en el suelo, y se venden a precios interesantes en Ebay. Pero este no es uno cualquiera, es el primero de la historia capturado en cámara durante su dark flight, el vuelo oscuro luego de haber desacelerado y no ser más incandescente. Y fue captado por dos cámaras desde el aire, y casi mata a un paracaidista en vuelo. La historia que tiene detrás podría elevar su precio hasta las estrellas. Los noruegos tienen por delante una búsqueda del tesoro.

"¿Podría el video ser un fake? Seguro, hoy en día se puede falsificar cualquier cosa. Pero me parece improbable, y todas las pruebas parecen consistentes. Después de verlo varias veces y pensarlo bien, mi conclusión es que es mucho más probable que sea cierto a que no lo sea", afirma el escéptico Phil Plait.

La historia podría confirmarse si se encuentra la roca espacial, pero sino, y si nadie admite que fue una falsificación bien orquestada, va a permanecer siendo un interesante y curioso misterio.

15Feb/1311

Un meteoro se desintegra sobre Rusia: Lo bueno, lo malo y lo feo.

[Actualización 16/02 15:25. Las estimaciones para el tamaño y masa cambiaron, y mucho. La NASA estima que se trató de un objeto de unos 15 metros de diámetro y entre 7.000 y 10.000 toneladas]

[Actualización 15:15. La Academia Rusa de Ciencias, en una declaración, estiman que el objeto original podría haber sido de unos pocos metros de diámetro y unas 10 toneladas de peso. La mayor parte de la energía se liberó entre los 5 y 15 km de altura. Esto es lo que hace llamativo a este evento; aunque objetos como estos caen varias veces al año, suelen quemarse a mayor altura (30-50 km). ]

[Actualización 11:40. Aparentemente algunos fragmentos llegaron al suelo. Supuestamente este es uno de los cráteres]

Hoy me estaba yendo a dormir y de casualidad reviso mi Facebook desde mi celular. No sé exactamente qué leí, pero era algo relacionado con un meteoro en Rusia. De más está decir que rápidamente me levanté y fuí a la computadora. Efectivamente, un meteoro había pasado sobre el cielo de Cheliábinsk, Rusia. El primer video que vi me hizo dudar un poco. Se trata de una grabación desde un auto que registra una luz brillante en el horizonte. La forma y presentación me resultaron muy similares a varios videos falsos de OVNIS.

Me metí en Twitter y noté con satisfacción que Phil Plait, de Bad Astronomy, estaba conectado y hablando sobre el tema. A medida que pasaba el tiempo iban apareciendo más videos que mostraban el mismo fenómeno. La luz en el cielo que iba aumentando en intensidad hasta un máximo y que luego se apagaba. En el blog de Ilya Varlamov (en ruso) hay una recopilación de muchísimos videos e imágenes.

Quizás todavía es muy pronto para saberlo, pero lo más probable es que se haya tratado de un meteoroide que entró en la atmósfera (convirtiéndose en un meteoro) y se haya desintegrado antes de llegar al suelo. El bólido que se movía a velocidades supersónicas produjo un boom sónico que fue el responsable de la mayoría de los destrozos. El tamaño del meteoro es desconocido, aunque en algunas noticias se hablaba de un peso de 1 tonelada (aunque véase la siguiente sección). Phil Plait fue rápido en realizar un primer análisis del fenómeno.

El resplandor que produjo fue increíblemente brillante. Todo esto sucedió a las 9:20 hora local y el Sol todavía no había terminado de salir, pero la luz de este pedazo de roca fue como un segundo amanecer, como se puede ver a los 40 segundos de este video.

Lo bueno

La enorme cantidad de filmaciones e imágenes son una gran oportunidad para hacer ciencia. En la actualidad, con millones de cámaras personales alrededor del mundo, la cantidad de datos a disponibilidad de los científicos no tiene precedentes. El paso de este meteorito seguramente va a poder determinarse con muy alta precisión y es probable que se pueda determinar su trayectoria y, si algún pedazo llegó al suelo, se lo pueda recuperar y estudiar.

estela

La estela dejada por el meteoro es una clase de nube que no suele verse muy seguido, ¡una creada por una piedra espacial! Quizás la podría llamar sideracumulus. Pero además de ser hermosa, esta foto nos dice varias cosas sobre el meteoro.

  • La estela se va disipando, lo cual sugiere que la roca no tocó el suelo sino que se fue desintegrando. Es decir, que no esperaríamos encontrar un gran cráter, aunque sí pueden haber pequeños pedazos que sí hayan llegado al suelo.
  • Además, la estela está partida en dos. Esto muestra que el meteoro se rompió en al menos dos partes al llegar a la atmósfera. Esto no es raro.
  • Finalmente, como las nubes (salvo contadas excepciones) se forman en la parte más baja de la atmósfera llamada tropósfera, podemos poner una cota máxima a la altura de la formación que estamos viendo. Sabiendo que la tropósfera no supera a los 15km (a esa altura aproximadamente se encuentra la tropopausa), podemos decir que el meteoro no pudo haberse desintegrado a una altura mayor que esa.

Como curiosidad, el calor que sufre un objeto que cae a la Tierra a gran velocidad no se debe a la fricción con al aire sino a la compresión del aire. Cuando el bólido va demasiado rápido y se encuentra con la atmósfera y el aire no puede quitarse del medio suficientemente rápido por lo que se comprime, lo que causa que se caliente (como cuando inflan una bicicleta y se calienta el pico).

Otro aspecto interesante de los videos es que, si prestan atención, van a notar que el boom sónico llega muy tarde.

Los rusos ya se habían puesto a grabar la estela de condensación dejada por el meteoro cuando fueron sorprendidos por la onda de choque. Aunque parezca una observación simple no deja de ser rara e incluso un usuario en twitter comentó que le parecía que esos estallidos eran falsos justamente por eso. Pero todo cuadra si consideramos que la velocidad del sonido al nivel del mar es de unos 300 m/s y que, si el meteoro pasó a 15.000 m sobre el suelo, significa que la onda de choque va a tardar unos 50 segundos en llegar. Y eso sin contar que el sonido viaja más lento a altas alturas.

Es increíble como un porteño puede enterarse de lo que pasa a 15.000 km de distancia con pocos minutos de diferencia. Que personas de a pie en una ciudad de Rusia puedan grabar lo que están viendo en primera persona y compartirlo con todo el mundo es algo increíble. Pero también está el lado oscuro, y es la desinformación.

Lo malo
meteoro2

Aquí vemos al famoso meteoro que voló sobre los Urales.

Es que como aficionado a la divulgación científica, además de el evento en sí, es interesante ver la cantidad de desinformación que se genera. Y en una situación dramática y en pleno desarrollo que, para colmo, se reporta en un idioma cirílico, la cosa da para todo. Por lejos el peor medio de comunicación es la agencia de noticias RT que se debería ganar un Pulitzer a los peores titulares.

“El meteorito de los Urales sería un fragmento del asteroide que pasará cerca de la Tierra” dice la noticia, aunque en el cuerpo del artículo se lee que “la directora del Observatorio Astronómico de la Universidad Federal de los Urales, Polina Zajárova, afirma que la caída del meteorito en los Urales no está asociada con el asteroide”. Para los despistados, el asteroide 2012 DA14 hoy va a pasar muy cerca de la Tierra. Phil Plait ya lo comentaba en su rápido post, que por lo que se ve en las cámaras el meteoro entró a la atmósfera moviéndose de este a oeste mientras que el asteroide 2012 DA14 se va a aproximar a la Tierra desde el sur. Además, a más de 12 horas antes de que suceda el acercamiento, DA14 se encuentra a más de medio millón de kilómetros de distancia.

O también “El meteorito de los Urales, ¿derribado por la Fuerza Aérea de Rusia?”, que luego expande en la nota. Esto es altamente improbable. El meteoro de Cheliábinsk era muy pequeño para ser detectado, mucho menos derribado. Como dijo @migusant, “Interceptar un asteroide a 8 o 10 km/s con armas antiaéreas es como atrapar una bala con la mano”.

Otro ejemplo de mal periodismo es la publicación de esta foto (y también hay un video) como el supuesto cráter.

crater falso

Por las razones antes mencionadas, es probable que no haya un gran cráter y este agujero en particular es completamente falso y se trata de una caverna llena de gas natural que en 1971 colapsó y fue prendida fuego. Según la entrada en wikipedia, “para sorpresa de los científicos, que pensaron que la combustión tan sólo duraría unos días, el depósito continúa ardiendo en la actualidad”.

Lo feo

Para terminar, una “noticia” que está cerca de mi corazón. “La capa de ozono se resiente por el meteorito”, titula RT y subtitula “La caída del meteorito en los Urales podría acarrear la aparición de un agujero en la capa de ozono”. Como justificación para semejante afirmación pone las palabras de un astrofísico de la Universidad Estatal de Cheliábinsk quien explica que “cuando tal objeto entra en la atmósfera y explota, lo primero que destruye es la capa de ozono”. Esto puede ser cierto, pero de ninguna manera puede concluirse que la capa de ozono va a resentirse ni mucho menos que va a aparecer un agujero de ozono por esto.

El agujero en la capa de ozono se produce en la Antártida (y en menor medida en el Ártico) por una cantidad de factores que hacen propensa la destrucción del ozono y el aislamiento del resto de la atmósfera que impide que éste se reponga. El ozono destruido por este meteoro, aún si fuera significativo, se repondría en poco tiempo y no causaría demasiado daño.

En definitiva, este tipo de eventos son emocionantes, científicamente importantes y también nos sirve para afinar un poco el pensamiento crítico. Como sabemos que toda la información es de último momento y muy mal contrastada , tenemos que ser extra cautos.

25Abr/1214

Sodoma y Gomorra descubiertas… otra vez

Destrucción de Sodoma y Gomorra (interpretación artística)

Destrucción de Sodoma y Gomorra (según una interpretación artística libre)

Sodoma y Gomorra son sólo dos de las cuatro ciudades que, según las biblias judías y cristianas, el dios tribal hebreo destruyó con “una lluvia de fuego y azufre” debido a las acciones inmorales de sus habitantes. (Las otras dos ciudades se llamaban Adma y Zeboim, nombres que no tienen la virtud, útil para el recuerdo de los mitos, de ser sonoras o rimar una con la otra.) Al igual que ocurre con el Arca de Noé, cada tanto tiempo algún “experto”, o bien un investigador serio, aparece diciendo que ha encontrado el emplazamiento de estos antiguos lugares y/o rastros de su destrucción. Luego puede ocurrir, y generalmente ocurre, que el mismo o algún otro, con intenciones que van desde la apologética religiosa hasta el marketing de un libro de pseudoarqueología o “misterios ancestrales”, propaga en los medios la afirmación de que se ha “probado” de esta manera la veracidad del texto bíblico.

Por ejemplo, en 2008 apareció un reporte —en medios de interés general, publicaciones cristianas y hasta en Muy Interesante— sobre el supuesto desciframiento de una tablilla cuneiforme asiria, copia del diario de un astrónomo sumerio, que detallaba con fecha exacta el impacto de un meteorito en el año 3123 a. C. Según los investigadores Mark Hempsell (profesor de aeronáutica en la Universidad de Bristol) y Alan Bond (director de una compañía aeroespacial), la trayectoria y la fecha coincidirían con un impacto que sería la causa del notable desplazamiento de tierras de Köfels (Umhausen, Austria). La reentrada de material proyectado hacia arriba a altísimas temperaturas habría caído, según dicen, sobre el Mediterráneo y Medio Oriente, y podría haber causado el efecto de una “lluvia de fuego” como la narrada en la Biblia, base de recuerdos que luego de generaciones serían puestos por escrito en forma de historia moralizante. Más allá de las especulaciones de Hempsell y Bond —factibles o no— los medios consistentemente publicaron el reporte con titulares del estilo de “Sodoma y Gomorra fueron destruidas por un meteorito, según expertos”.

Zona del Mar Muerto y la región donde estarían Sodoma y Gomorra

Región donde habrían estado Sodoma y Gomorra según la Biblia.

La última reedición de este tema (hasta hoy) la publica el portal evangélico NoticiaCristiana.com bajo el titular «La NASA afirma que Sodoma y Gomorra fueron arrasadas “por un bombardeo cósmico”». Dado que el público no tiene por qué saberlo, es importante señalar que generalmente la NASA “afirma” muy pocas cosas y que los que leemos y deploramos esta clase de noticias aprendemos rápidamente a dudar de esa atribución. El autor de la afirmación sobre Sodoma y Gomorra es en este caso John S. Lewis, un profesor retirado de la Universidad de Arizona, experto en asteroides y meteoritos, y co-director de un centro de investigación asociado a la NASA. Lewis es respetado en su campo y lo que dice tiene sentido, pero no razón de ser.

Me explico. Casi siempre es posible inventar especulaciones que expliquen sucesos aparentemente sobrenaturales. A veces es posible ponerlas a prueba, con lo cual pasan a ser hipótesis científicas. Pero no vale ni siquiera la pena plantear una hipótesis cuando el suceso nunca ocurrió. Fuera de la Biblia no existe registro de Sodoma y Gomorra, ni mucho menos de su destrucción por medios que aparentarían ser sobrenaturales a los observadores de entonces. Lo mismo vale para las explicaciones “científicas” que se han querido ofrecer del Diluvio. Es posible, sí, que la historia del Diluvio o de la destrucción de Sodoma y Gomorra reflejen sucesos históricos exagerados y distorsionados. Pero no tiene sentido, y puede causar bastante daño a la ciencia, plantear estas hipótesis gratuitamente cuando la única fuente es un texto antiguo y manoseado… y más todavía cuando ni siquiera sabemos si existieron los lugares en cuestión.

Habrá quien sospeche que Lewis es un apologista cristiano que utiliza sus muy válidas credenciales científicas para apoyar una lectura literal de la Biblia. Que lo citen otros cristianos como prueba de la veracidad de sus escrituras sagradas sólo demuestra que no se han dado cuenta de lo obvio: si fue un meteorito, entonces fue un suceso natural, que podría haber ocurrido en cualquier otro momento y lugar. Por supuesto que según la teología más habitual, el dios hebreo dirige con su voluntad cada cosa que ocurre en el universo, y podría haber ordenado desde la eternidad ese meteorito para que cayera allí, sabiendo (porque es omnisciente) de antemano que debería destruir Sodoma y Gomorra por su iniquidad. Pero entonces las acciones de este dios se hacen indistinguibles de sucesos naturales, cosa que no sirve para los apologistas.

Sólo queda comentar que la “hipótesis” más creíble para explicar un suceso del estilo del de Sodoma y Gomorra es que un terremoto en la falla del Mar Muerto haya lanzado al aire grandes cantidades de polvo de azufre y/o gas natural, además de hacer surgir asfalto a la superficie, todo lo cual provocaría una conflagración catastrófica ante una mera chispa. No hay rastros de que algo así haya ocurrido, tampoco, pero al menos esta especulación se sustenta en la geología de la zona y no requiere un objeto extraterrestre apuntado precisamente por el dedo divino.