8Oct/1356

Péptido RjLB-14 de Labiofam, ¿cura para el cáncer o falsas ilusiones?

Frascos del medicamento de Labiofam que todavía no fue testeado.

Cancer

“Al parecer han logrado dar con la cura contra el cáncer…” comienza la presentadora en un video de la siempre confiable agencia de noticias RT en la siguiente escena, un niño corretea por su casa, supuestamente curado de un cáncer en el cerebro gracias a un nuevo tratamiento natural. ¿Será que en la isla tropical se ha desarrollado un tratamiento revolucionario?

Empezando por lo primero, no existe ni puede existir “la cura contra el cáncer” porque “el cáncer” no es una sola enfermedad sino un conjunto de más de 200 enfermedades que involucran crecimiento celular desregulado. Tienen diversas causas, pronósticos y tratamientos. Hablar de una “cura contra el cáncer” es tan ridículo como hablar de una “cura contra las infecciones”.

Pero volviendo al caso particular, no hay que creer nada hasta ver las publicaciones científicas, los estudios en animales, los ensayos clínicos. Por desgracia, en este caso no hay nada. El compuesto supuestamente está basado en el "péptido RjLB-14", que quizás exista aunque una búsqueda en Google no de otros resultados que las noticias relacionadas con este supuesto tratamiento. De hecho, la base de datos de estudios médicos Pubmed no encuentra nada con ese nombre. Tampoco se encuentra nada en Google Scholar.

Incluso en la propia página de Labiofam no parece haber casi nada. Lo único que hay es una mención en el programa del congreso que motiva la noticia, organizado por ellos mismos para promover éste y otros supuestos avances para el combate del cáncer. Tampoco pude encontrar nada en la web del congreso ni en en la revista de la empresa. Lo único que existe es un artículo de divulgación que no cita fuentes ni datos.

Ante la falta de información, lo único que se puede hacer es especular.

En el video, por ejemplo, vemos a una mujer tomando el supuesto compuesto con un vaso (minuto 2). Sin embargo, si el medicamento realmente es un péptido, es poco probable que la vía oral sea la adecuada. Los péptidos son cadenas cortas de aminoácidos, los bloques que forman las proteínas. Y al igual que las proteínas, los péptidos son degradados por el sistema digestivo. Sólo una mínima parte llega a la sangre intacta.

Esto no significa que sea imposible que funcione, ya que existen algunos péptidos que sí sobreviven a la digestión. Además puede ser que la supuesta droga esté formada a partir del misterioso péptido pero que no tenga esa naturaleza. Imposible decirlo ya que no hay nada publicado.

Otra razón para desconfiar es la fuente de la información. Labiofam no sólo promueve este supuesto tratamiento sino que también es la orgullosa vendedora de toda una gama de productos de dudosa calidad como prebióticos, alimentos funcionales y cremas de belleza (“naturales”, obviamente) así como de un producto homeopático basado en veneno de escorpión para el tratamiento contra el cáncer (recordemos que la homeopatía no funciona). Para colmo, tiene una (breve) sección de Testimonios, algo que, al menos en Argentina, está prohibido por la Ley 17.132, está en contra del Código de Ética de la Asociación Médica Argentina y no es un reemplazo de la evidencia científica.

Para enturbiar la cosa aún más, si uno quiere comprar dicho preparado homeopático, el sitio web lo lleva a una página de compras generales llamada Mall Habana. Ahí, además de sartenes, heladeras y un “Chorizo Vela Bravo” uno puede comprar el Vidatox 30CH por la módica suma de US$157, casi 1000 pesos argentinos.

Es curioso que el sitio mallhabana.com y labiofamcuba.com no sólo tengan el mismo nombre registrante como se puede ver en el Whois de cada uno sino que también tengan el mismo contacto administrativo: Exclusivas Latinoamericanas. Esto no significa necesariamente que las mismas personas estén detrás de ambas páginas, sólo que se usó el mismo servicio de hosting. Sin embargo, no deja de ser extraño que Mall Habana tenga una sección específica para Labiofam donde sólo aparece el Vidatox o que en la barra lateral haya un link directo para comprarlo sin importar en qué rubro nos encontremos.

Pero el video de RT da muchas más razones para preocuparse. A los 4 minutos el locutor informa que “los gerentes [de Labiofam] están seguros de que el próximo año, tras finalizar las pruebas de toxicología se podrán realizar exámenes clínicos en humanos”. La falta de estudios básicos también es confirmada por un artículo publicado hace pocos meses en Cuba Debate.

Este punto es indignante. Están comercializando un medicamento que ni siquiera pasó por las pruebas básicas de seguridad. Camionetas con el logo de la farmacéutica transportan bolsas repletas de frascos con la etiqueta “Solución de Origen Natural” que no han probado ser efectivos.

Frascos del medicamento de Labiofam que todavía no fue testeado.

Frascos del medicamento de Labiofam que todavía no fue testeado.

En definitiva, mi conclusión provisoria es que no hay nada detrás de esto. A menos que en el futuro aparezca la evidencia empírica que apoye la efectividad de esta molécula (y, antes de eso, saber de qué molécula se trata), por ahora esto no es más que espejitos de colores. Este “péptido RjLB-14” puede ser una más de las tantas moléculas prometedoras en la lucha contra el cáncer, o uno más de los tantos casos de charlatanería y falsas esperanzas.