29Ene/1213

Visita al Museo Ovni: la esfera misteriosa

13 Comentarios    

Publicado por:Maxim y PabloDF.

Etiquetado con: , , , , ,
Este es el artículo 4 de 5 de la serie Museo OVNI en Victoria

Aunque no tan (supuestamente) misterioso como la “chapa ovni”  de la que les contamos en el post anterior, el Museo Ovni de Victoria cuenta con otro objeto notable en su colección de cachivaches: una esfera proveniente del espacio.

El por qué de la presencia de la esfera no nos quedó claro nunca, y creo que ésa era precisamente la intención. Colocada en un sitio de honor, en una gran vitrina cerca de la chapa ovni, se trata de una esfera hueca de metal amarronado y ennegrecido, con un hueco en cada polo, rodeado por un reborde, y una línea de “costura” visible en la zona ecuatorial. Según la inscripción al pie, es un tanque de combustible (hidracina) que perteneció a la estación espacial rusa Salyut 7, la cual cayó a la Tierra en 1991 en forma más o menos descontrolada. Se trata, por lo tanto, de un objeto de lo más común, dentro de lo que puede ser común encontrarse con basura espacial hoy en día, y definitivamente no tiene nada que hacer en un museo dedicado a los objetos voladores no identificados o a la vida extraterrestre.

Tanque de hidracina de la Salyut 7

Tanque de hidracina de la Salyut 7.

La esfera que está en el Museo Ovni cayó en Casilda, Santa Fe. Otras partes de la Salyut 7 fueron encontradas en localidades del sur de Santa Fe y otras provincias. Ahora bien, según nos contaron, se han hallado en todo el mundo muchas esferas similares (sin más, una recientemente cayó en Namibia) y no todas han sido identificadas, lo que deja un resquicio de duda… ¿de qué, exactamente? La directora del museo, Silvia Pérez Simondini, nos mostró un video de su encuentro con el cosmonauta ruso Aleksandr Balandin durante un Congreso Ovni celebrado en 2006. Según ella, al mostrarle la esfera en fotos, Balandin se incomodó y no supo qué decir, como si el hallazgo de la esfera le resultara embarazoso o se hubiera descubierto un secreto que no debía. Vimos el video. El cosmonauta pone cara de concentración y dice algo en ruso, pero no había traductor a mano y no parece que nadie de Visión Ovni haya buscado un rusoparlante para develar la duda.

Simondini insistió en que no se sabe de qué material son las esferas. Según ella, gente del Instituto Balseiro le ofreció analizarla, pero ella se negó a que se la llevaran. Pero si de hecho se trata de tanques de combustible fabricados por la industria aeroespacial rusa, ¿cuál puede ser el misterio?

A fines de 2009, Simondini le había contado esta misma historia a un cronista del blog de ufología Nuestro Pasado Extraterrestre, pero en aquella oportunidad dijo que al mostrarle la esfera a Balandin éste “no la conoció” y dijo que no pertenecía “ni a la Soyuz 7 [sic] ni a ninguna otra”. En la misma entrevista Simondini afirmó que hay “muchísimas” de estas esferas encontradas en todo el mundo, y que llamativamente hay pinturas del Renacimiento donde aparecen esferas “idénticas”.

Santísima Trinidad, de Pieter Coecke van Aelst

Santísima Trinidad, de Pieter Coecke van Aelst.

Si vamos hoy en día al Museo Ovni, encontramos al lado de la vitrina de la esfera una reproducción de la Santísima Trinidad de Pieter Coecke van Aelst, en la que se observa a Jesús sobre un orbe o globus cruciger, figura esférica que es superficialmente similar al tanque de hidracina pero que en esta tradición artística representa al mundo. Sin duda es a esto a lo que Simondini se refería, aunque no nos lo dijo a nosotros en su charla.

En la próxima entrega les contamos qué pensamos de todo lo que vimos y a qué conclusiones pudimos llegar.