28Sep/1620

¿De qué signo sos?

Quizás sea una de las preguntas más irritantes. En misma medida comienzo y final de la conversación, si tenés una módica de escepticismo probablemente sea la señal de salir corriendo. Y al final resulta que son todos de sagitario. Pero si querés convertir esa situación en una conversación interesante, ¿por qué no seguir la corriente y preguntar a qué tipo de astrología se refiere? Porque las sutilezas de la mecánica celeste hace que responder a la pregunta no sea del todo simple.

Parte del problema surge porque el firmamento, otrora considerado fijo e ininmutable, en realidad cambia con el tiempo. El eje de rotación de la Tierra no está completamente quieto y su orientación varía dando lugar a la precesión de los equinoccios. Esto hace que, visto desde la Tierra, la posición del Sol con respecto a las estrellas fijas que forman las constelaciones no sea completamente fija, sino que se mueva con una velocidad de un grado cada 70 años aproximadamente.

En otras palabras, hoy el Sol pasa por las constelaciones del zodíaco en fechas distintas que hace 2600 años, cuando la astrología clásica estaba en pañales. Esta diferencia está plasmada en dos tipos de zodíaco: el sideral y el tropical. Mientras el primero se mantiene al tanto de las novedades constelacionales, el segundo decide que no vale la pena y considera que los signos no son más que nombres arbitrarios para dividir el año en 12 partes iguales.

La pregunta "¿De qué signo sos?" es entonces más compleja de lo que parece. ¿Se refiere a la constelación donde estaba el Sol en el momento del nacimiento (signo sideral) o a en qué período arbitrario de 30 días naciste (signo tropical)? Es más, dado que las fechas del zodíaco sideral se corren más o menos 1 día cada 70 años, es posible que tu signo sideral no sea el mismo en tu cumpleaños que en el año de tu nacimiento. Si naciste un 9 de agosto de 1940, eras de Leo al nacer, pero hoy sos de Cáncer.

Y si esto no fuera poco, también hay que reconocer que la definición de las constelaciones cambió. La forma en la que la Unión Astronómica Internacional (IAU) divide el cielo no es necesariamente la misma que usan los astrólogos. El 18 de abril, para la IAU el Sol ya entró en el área del cielo asignada a Aries; pero se encuentra más cerca del "cuerpo" de Piscis.

Por ejemplo, digamos que alguien nació el 25 de octubre de 1990. Según los signos del zodíaco tradicionales, es claramente un Escorpio. Sin embargo, si buscamos dónde estaba el Sol en el momento de su nacimiento, nos encontramos que éste estaba en Libra, bien lejos del alacrán. Claro, la distorsión desaparece si vemos dónde estaba el Sol un 25 de octubre hace poco más de 2500 años.

pao

Y estas no son todas las constelaciones. Cada tanto la internet parece acordarse de que ninguna astrología considera a la constelación de Ofiuco, a pesar de que el Sol pasa más tiempo en ella que en Escorpio y salen los artículos ridículos de que la NASA nos cambia el horóscopo. Pero además del Sol, a los astrólogos les gusta decir en qué constelaciones se encuentran los planetas del sistema solar. Y dado que éstos no orbitan el Sol exactamente en el mismo plano, la lista de constelaciones se agranda... bastante. Esta es la lista de las verdaderas 25 constelaciones del zodíaco:

Aquarius, Cetus, Libra, Scorpius, Aries, Corvus, Ophiuchus, Scutum, Auriga, Crater, Orion, Serpens, Cancer, Gemini, Pegasus, Sextans, Canis Minor, Hydra, Pisces, Taurus, Capricornus, Leo, Sagittarius, Virgo, Aquila

En algún momento de la historia, algún planeta puede verse desde la perspectiva terrestre, en alguna de esas 25 constelaciones. Cálculos realizados por Luc Désamoré indican que Venus es el único planeta que pasa por todas. Aunque no mucho por Canis Minor, Auriga, Serpens y Aquila.

Como ejemplo, podemos ver que el 29 de marzo de 1999, Saturno se encontraba en Cetus, la Ballena. Curiosamente, ese mismo día, Titán, su luna más grande, estaba en una constelación diferente. ¿Tendrán en cuenta esto los astrólogos?

saturno_titan

Para ser una disciplina que trata de la posición de los astros, la astrología parece no darle mucha importancia a dónde están los planetas.

11Abr/1310

Pseudociencias y Supersticiones en Argentina

Hace unos días llegó un mail a la cuenta del Círculo Escéptico consultándonos por estudios sobre la prevalencia de creencias pseudocientíficas e irracionales en Argentina. Intenté encontrar algo, pero mi búsqueda fue infructuosa hasta que pedí ayuda y Alejandro Agostinelli (periodista y autor de Factor 302.4 y Ciencia Bruja) me mandó un link interesante.

Se trata de un artículo de Catholic.net en el que, luego de una extensísima sección con citas a la Biblia, pánicos morales y demás demonizaciones hacia el New Age, se detallan los resultados de una encuesta realizada por el Departamento de Documentación y Estadísticas de la Fundación SPES con más de 1.000 estudiantes de secundarios católicos de la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y ciudades del interior.

El Servicio Para el Esclarecimiento en Sectas es (o era) una entidad católica dedicada al estudio de las sectas y los nuevos movimientos religiosos. Sólo encuentro referencias a esta Fundación en medios de información y propaganda católicos; uno de sus sitios web no tiene nada de información y el otro está muerto, al igual que su fundador. Esto, sumado a que los métodos de la encuesta no los encuentro publicados seriamente en ningún lugar, hace que no pueda poner las manos en el fuego por su validez.

Pero, siempre teniendo estas aclaraciones en mente, ¿qué dicen los resultados?

Confirmando prejuicios

La encuesta preguntó el nivel de creencia de seis ideas paranormales: extraterrestres, astrología, magia y maleficios, adivinación del futuro, comunicación con los muertos y reencarnación. Hay que recordar que la muestra de esta encuesta no es bajo ningún punto de vista representativa de la población argentina en general, sino que se trata de estudiantes secundarios de colegios católicos. Me interesa ver qué porcentaje acepta cada creencia paranormal. Agrupando los que creen “mucho” y “poco” podemos ver un claro ganador:

cree

Gráfico1: Porcentaje de creyentes en varias ideas paranormales.
(las barras de error son de ±3%, estándar en las encuestas)

Al no saber cómo fue realizada la encuesta, es difícil interpretar los números absolutos. Un ente católico dedicado en parte a combatir las sectas probablemente tenga incentivo para inflar los números. Pero tomando los valores como vienen, la aceptación de estas creencias paranormales me resulta preocupante. La creencia en OVNIS es de más de un 85%, la astrología entre 60% y 75% y ninguna categoría baja de un 50% de aceptación.

Cabe notar que no hay diferencias significativas entre hombres y mujeres a excepción de la astrología y levemente la adivinación del futuro. El prejuicio parece ser cierto (al menos entre los estudiantes de colegios católicos) y el horóscopo sí es algo más de mujeres que de hombres. De todas formas la diferencia es de sólo un 15%.

Algo que me causó mucha gracia, y vale la pena notar, es que entre los alumnos secundarios de escuelas católicas, la idea irracional menos aceptada es la reencarnación. Dejo para el lector saborear la ironía de que una entidad cristiana considere la reencarnación como una creencia irracional y que aún así sea la menos aceptada.

Si nos enfocamos sólo en los más fervientes creyentes, aparecen otros patrones:

creemucho

Gráfico 2: Porcentaje de encuestados que dijo "Creer mucho" en cada idea paranormal.

Las diferencias entre los sexos aparecen más marcadas. Otra vez se confirma el prejuicio y la creencia en OVNIS parece ser cosa de hombres. Las mujeres siguen dominando la creencia en la astrología y se incrementa la diferencia en la adivinación del futuro. Se ve también que la creencia en los OVNIS y la astrología es más fuerte que para el resto de los temas, especialmente en los hombres.

Superstición no es lo mismo que pseudociencia.

Otra de las preguntas que hicieron fue sobre el fundamento científico de cada creencia. Y acá es donde aparece algo muy interesante, en mi opinión.

confundamento

Gráfico 3: Porcentaje de encuestados que cree que cada tema tiene fundamento científico.

Aparecen dos claras categorías de creencias irracionales. Los OVNIS y la astrología son considerados con fundamento científico por un porcentaje mucho más alto de estudiantes; la magia, la adivinación, la comunicación con los muertos y la reencarnación quedan muy por detrás. Es decir, menos del 10% de los encuestados creen, por ejemplo, que hay base científica para creer en la reencarnación, pero el 55% aún así cree en ella.

Esta distancia entre la creencia y el fundamento científico percibido podría ser un buen fundamento para distinguir entre pseudociencias propiamente dichas por un lado y supersticiones por el otro. No me sorprende de los OVNIS entren en la primera categoría, pero yo siempre hubiera agrupado a la astrología en la segunda.

sinfundamento

Gráfico 4: Porcentaje de creyentes que no creen que su creencia tenga fundamento científico

Ocho de cada diez creyentes en OVNIS afirman tener fundamento científico, pero nueve de cada diez creyentes en los maleficios no tiene problema en sostener que no hay razón científica que sostenga su creencia.

Elegir qué discutir

Salvo que haya una montaña de estudios que no haya encontrado, en nuestro país falta mucha información al respecto de las creencias irracionales. Tanto es así que me veo obligado a usar datos de una organización con fuertes motivaciones ideológicas cuyos métodos no están publicados. Si alguien conoce fuentes más confiables, ¡por favor compártanla en los comentarios!

Usando los datos que tenemos, aparece una distinción bastante importante. La mayoría de nosotros entendemos que el método científico es la mejor herramienta para entender la realidad empírica. Los creyentes en OVNIS y astrología parecerían compartir, en parte, este valor. Se puede debatir con ellos ya que nos manejamos dentro del mismo paradigma.

Si existe la comunicación con los muertos, la magia, o la clarividencia, entonces existen métodos para demostrarlo científicamente y hasta que no haya evidencia científica –fundamento científico- entonces no estamos justificados para creerlo. Pero no se puede decir lo mismo de quienes creen en las supersticiones. Ellos no tienen problema en creer cosas sin fundamento científico.

Si la lucha contra las pseudociencias es una lucha contra el analfabetismo científico, la lucha contra las supersticiones es más bien una lucha contra el analfabetismo filosófico… al menos entre los estudiantes secundarios de colegios católicos en Argentina.

31Dic/1150

El INTA ya no recomienda un calendario astrológico-esotérico

50 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Etiquetado con: , ,

En lo que podría ser el primer éxito del Círculo Escéptico Argentino, hoy me entero por Facebook que el Calendario Biodinámico que promovía el INTA en su página ya no puede encontrarse ahí. Desconozco si esto habrá sido una respuesta a nuestro artículo anterior, los mails enviados mediante el formulario de contacto, la aparición del organismo en La Lista de la Vergüenza o simple casualidad. Personalmente, espero que haya sido nuestra actividad la que haya logrado esto ya que eso significaría que al menos algo estamos haciendo bien.

De lo que sí tenemos evidencia es de la silenciosa eliminación del "Calendario Biodinámico para la Planificación del Agricultor 2012" de la web principal del INTA. Una búsqueda sólo da un resultado (Plan Operativo Anual Pro-Huerta 2011) que, aunque también está firmado por PRO-HUERTA, nada tiene que ver con la astrología y probablemente aparezca por alguna etiqueta o referencia en el texto. El link para descargarse el archivo ahora resulta en un error: "Lo sentimos, pero la página no existe". Personalmente, yo no "lo siento" en lo absoluto.

Algunos amigos del CEA llegaron a creer que había sido una broma del Día de los Inocentes, pero para probarles que no, viene en nuestra ayuda la fabulosa caché de Google. Entre que quien lo firmaba era un veterinario especializado en homeopatía y acupuntura que en efecto existe y que no hubo un gran anuncio, esto parece simplemente un descuido en una organización compleja y llena de gente.

Pero no todo es celebración. El Calendario sigue apareciendo en el subdominio Prohuerta.

Como sea, me parece que el INTA merece una felicitación. Así como invitamos a los lectores a decirle lo que pensaban de la existencia del calendario, ahora los invitamos a contactarse con el INTA para felicitarlos y agradecerles. El reforzamiento positivo a los comportamientos deseados funciona mejor que el castigo a los no deseados.

23Dic/113

Pienso, luego Dudo – Capítulo 23

¡Lisa, ven aquí! En esta casa obedecemos las leyes de la termodinámica

Homero Simpson

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Noticias (descargar):

Tema principal (descargar):

Música que se escucha:

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 23 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS
Subscribirse en iTunes
Subscribirse por RSS a la versión segmentada