20Ene/1163

Argentina se une al desafío 10:23

1023 con web  El año pasado, en Inglaterra ocurrió un ‘suicidio” homeopático en el contexto de la Campaña 10:23. Más de 400 personas tomaron una ‘sobredosis’ de preparados homeopáticos en protesta por su venta en farmacias y su financiación por parte del estado.  El evento, encabezado por la  Merseyside Skeptics Society, busca conscientizar a la población sobre qué es realmente la homeopatía: una industria multimillonaria basada en una práctica inventada en el 1800 que carece de fundamento científico o evidencia demostrable. Pero como el problema con la homeopatía es una preocupación que se extiende mucho más allá de ese país, este año la Campaña 10:23 toma un carácter internacional.

En 2011, el desafío es lograr protestas en 10 países y 23 ciudades y más de 1023 personas el 5 de febrero a las 10:23 de la mañana. El Círculo Escéptico Argentino invita a todos los interesados a participar de esta ‘sobredosis’ en los siguientes lugares:

  • Ciudad de Buenos Aires: Parque Centenario.
  • Rosario: Plaza Pringles.

Objetivos

  • No hay nada en ella: Muchas personas creen que la homeopatía es una forma de medicina herbal cuando esto no es así. Las plantas tienen químicos y es perfectamente posible que alguno de estos sea biológicamente activo y produzca efectos terapéuticos. Pero para que la homeopatía funcionase, deberíamos estar equivocados en todo lo que sabemos de biología, fisiología, química y física. Los preparados homeopáticos carecen por completo de substancia activa y se basan en principios incompatibles con nuestro conocimiento del mundo.
  • Es peligrosa: El daño directo producido por los preparados homeopáticos es insignificante. Ya que carecen de compuestos activos, no tienen efectos primarios ni secundarios. Pero el peligro radica cuando la homeopatía reemplaza a la medicina en un tratamiento o retrasa el acceso a la medicina convencional. En Inglaterra recomiendan vacunas homeopáticas contra la malaria para turistas en Áfricas, en Cuba se utilizó para tratar la leptospirosis y la Gripe A N1H1 y en Australia una beba murió de eccema porque sus padres la trataron con homeopatía. En nuestro país, existen sitios web que lo recomiendan para tratar el dengue, cuya variedad más grave (dengue hemorrágico) tiene una tasa de mortalidad que puede superar el 20%.
  • No debe ser legitimada: El Círculo Escéptico Argentino se opone a su enseñanza en establecimientos públicos y su venta como medicamento. La enseñanza de prácticas pseudocientíficas por parte de el estado no responde al bien público así como tampoco su venta bajo afirmaciones terapéuticas. En Argentina, los medicamentos homeopáticos se venden en las farmacias junto con los medicamentos verdaderos y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA brinda cursos de homeopatía al igual que la Asociación Médica Argentina y un intento en la Universidad de Córdoba.
13Ene/1118

Abducciones extraterrestres

Una abducción extraterrestre es un “recuerdo subjetivamente real de haber sido aprehendido en secreto, contra la voluntad de uno, por parte de entes aparentemente no humanos, y sometido a procedimientos físicos y psicológicos complejos” (Appelle, Stuart. The Abduction Experience: A Critical Evaluation of Theory and Evidence. Journal of UFO Studies, n.s. 6, 1995/96, pp. 29–78).

Los “abducidos” suelen relatar experiencias similares. El folklorista Thomas E. Bullard realizó en 1987 un estudio sobre 309 casos, mostrando que siguen cierto orden y en el que destacan ocho episodios clave:

  • captura
  • examen
  • deliberación
  • excursión
  • viaje a otros mundos
  • teofanía
  • regreso y consecuencias.

No todos los elementos aparecen en todos los casos, pero sí aparecen la mayoría y en ese orden en la mayoría de los casos. Para Bullard las historias de abducciones tenían puntos en común con las historias de hadas, de “experiencias cercanas a la muerte”, las iniciaciones chamánicas, etc. Además no había mucha diferencia entre los casos de distintas épocas, ni tampoco entre los que “recordaban” conscientemente y los que sólo recordaban bajo hipnosis. Cuando una historia es repetición de otra siempre hay modificaciones con el tiempo, pero las abducciones siempre eran parecidas. Los ufólogos tomaron el estudio como evidencia de que Bullard creía que la abducción era una experiencia real en algún sentido. Más adelante Bullard se volvió más escéptico.

Las abducciones y todo el fenómeno de la aparición de extraterrestres, en realidad, parece que provienen de nuestra cultura. Hay un ensayista, Martin Kottmeyer, que se puso a estudiar la cultura popular y se dio cuenta de que la estructura narrativa del relato de abducción ya está presente en la ciencia ficción de principios del siglo XX. Kottmeyer se ganó la bronca de muchos ufólogos cuando señaló que los extraterrestres descriptos por los esposos Barney y Betty Hill (uno de los primeros casos famosos de abducción, en 1961) eran idénticos a los que habían aparecido en la serie de ciencia ficción The Outer Limits en un capítulo emitido dos semanas antes.

Entre los puntos comunes a muchas abducciones están el hecho de que los abducidos dicen haberse sentido paralizados o haberse quedado inconscientes; los exámenes médicos invasivos, generalmente involucrando los genitales y el ano (lugares física y psicológicamente vulnerables); las advertencias de las entidades alienígenas sobre el destino de la Tierra (mensajes ecológicos o antinucleares); el “tiempo perdido”, no en el sentido de “desperdiciado” sino de que los abducidos dicen no recordar qué pasó durante horas o días; y al regresar, la idea de que los extraterrestres dejaron algo, una sonda, un instrumento de vigilancia, etc., dentro del cuerpo de los abducidos.

La forma en que se construyen estas historias es variable. Algunas personas las van “recordando” por su cuenta y otras, inquietas, terminan yendo a algún psicólogo (real o falso) que los somete a regresión hipnótica para que vuelvan los recuerdos supuestamente reprimidos de la experiencia. Lo que ocurre es que bajo hipnosis el sujeto es muy sugestionable y si bien no se le puede convencer de cualquier cosa, el hipnotista y el sujeto pueden incluso sin darse cuenta construir una historia a partir de casi nada, inventando detalles.

En todo caso lo curioso es que las personas que dicen haber sido abducidas son de lo más variadas y generalmente no son creyentes fervientes en los OVNIs, ni tampoco gente con bajo nivel intelectual o con pocos estudios.

La explicación científica más aceptada para el fenómeno, o por lo menos para lo que lo desencadena, es la parálisis del sueño y los sueños lúcidos no controlados. La parálisis del sueño es lo que nos ocurre cada noche mientras estamos en fase de sueño REM: el cuerpo literalmente está paralizado, no tenemos tono muscular. Si no fuera así querríamos movernos igual que en el sueño y nos lastimaríamos. Esta parálisis normal ocurre estando inconscientes. Pero por distintas razones a veces experimentamos parálisis mientras estamos conscientes. Aparece en algunas personas sanas espontáneamente, y en otras como síntoma de narcolepsia. Es muy angustiosa porque da la sensación de que no se puede respirar y de que hay una presencia cerca que no podemos ver. En culturas tradicionales se la conoce y se la asocia a fantasmas o demonios.

Fuentes consultadas:

Este artículo fue utilizado como base de la exposición sobre abducciones extraterrestres en el podcast Pienso, luego dudo, capítulo 3.

13Ene/119

Pienso, luego dudo – Capítulo 03

Hasta donde sabemos, los extraterrestres ya han tratado de comunicarse con nosotros e inconscientemente concluyeron que no hay vida inteligente en la Tierra.
Neil DeGrasse Tyson (1958-)

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Esta vez tenemos dos invitados. Guillermo Percoco y Gerardo Gaglio son pilotos de barriletes y miembros del grupo Rosario Vuela quienes nos hablan de su experiencia con los seres extraterrestres y otros que parecieran.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Algunas cosas de las que hablamos:

Música que se escucha:

VangelisSpace Time Continuum (tema de Cosmos)

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 03 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS

11Ene/116

Pienso, luego dudo – Capítulo 2

6 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Etiquetado con: , , ,

La mayor causa de los problemas del mundo de hoy es que los estúpidos estén tan seguros de las cosas, y los inteligentes tan llenos de dudas.
Bertrand Russell (1872–1970)

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Algunas cosas de las que hablamos:

Música que se escucha:

Hellkistador – La Danse du Diable

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 2 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS

11Ene/110

Qué es un debate, y cómo debatir

Debatir racionalmente es una excelente forma de aprender cosas nuevas, pero día a día nos encontramos con personas que no están dispuestas a debatir, sino que están convencidas de que lo que saben es cierto, y no aceptarán nunca cambiar de opinión.

Muchas veces estas personas somos nosotros, y no nos damos cuenta que el debate no va a llevar a nada útil y que es una pérdida de tiempo total. También puede pasar que además de ser una pérdida de tiempo se transforme en una pelea personal, en la que está en juego el orgullo de cada uno.

Si queremos que nuestros debates y discusiones sean provechosos, debemos saber cómo hacerlo correctamente, con ciertas reglas que están universalmente aceptadas y que sí, también se pueden cuestionar, pero han demostrado ser las más eficientes. En muchas ocasiones, cuando se debate con una persona que sostiene una postura religiosa o pseudocientífica, es probable que el debate esté condenado desde el principio, porque las dos partes prácticamente hablan en distintos idiomas.

… sigue en Alerta Pseudociencias

9Ene/110

Esta semana, en el Círculo Escéptico Argentino…

No hay comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: CEA
6Ene/115

Pienso, luego dudo – Capítulo 1

No sólo como científicos, sino también como ciudadanos, es nuestro deber crear una sociedad en la cual todos tengan un kit de detección de tonterías en la cabeza.
Ann Druyan (1949–)

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Algunas cosas de las que hablamos:

Música que se escucha:

Para comentarios, críticas, opiniones o sugerencias sobre este capítulo, o para recomendar temas y compartir noticias para el próximo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo, Capítulo 1 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS

30Dic/10100

La verdad de la acupuntura.

100 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Etiquetado con: ,

earms La acupuntura funciona, según afirman sus practicantes, restaurando el balance de la energía vital () mediante la inserción de agujas en lugares específicos del cuerpo llamados meridianos. Se originó en la antigua China pero actualmente existen incontables tradiciones y versiones, cada una con distintas agujas, formas de manipularlas y diferentes meridianos. Hay acupuntura china, japonesa, coreana, vietnamita, alemana (según la cual, los meridianos se encuentran en la oreja) y -más novedosa- electroacupuntura. Como tantas otras mal llamadas “medicinas alternativas”, se le atribuye toda clase de aplicaciones terapéuticas.

Debido a tal multiplicidad de variedades y la cantidad de afecciones que pretende tratar, es virtualmente imposible hacer estudios definitivos para cada una de sus aplicaciones. Pasa algo parecido que con la astrología, en la cual cuando un estudio no encuentra correlación entre personalidad y signo según una tradición particular, los practicantes de otras variantes pueden decir que no se trataba de la verdadera astrología. Sin embargo, se han realizado numerosos experimentos para probar si la acupuntura funciona. Los resultados, junto con la plausibilidad previa permiten establecer una conclusión con bastante confianza.

Antes de investigar si un tratamiento funciona es necesario definirlo. Existen dos características principales de la acupuntura: hay que insertar agujas en la piel y hay que hacerlo en lugares específicos. Esta definición puede usarse para desarrollar acupuntura “falsa” para usar como control en los ensayos clínicos. Esta acupuntura “placebo” tiene dos formas básicas: agujas que no penetran la piel (generalmente escarbadientes) o insertar agujas en puntos lejos de los meridianos.

Una revisión sistemática de la literatura de la efectividad de la acupuntura para controlar el dolor analizó 13 ensayos clínicos y encontró que no había diferencia significativa entre cualquier modalidad de acupuntura “falsa” y la acupuntura “verdadera”. Por otro lado notó que los resultados eran muy heterogéneos, con algunos ensayos que mostraban un gran efecto y otros ninguno, y que éstos no dependían del tipo de acupuntura “falsa” que se realizaba. Estas conclusiones concuerdan con otra revisión que encontró un pequeño efecto pero sin relevancia clínica y que probablemente sea causado por problemas en el doble ciego.

En su conjunto, la literatura científica muestra que la acupuntura funciona igual sin importar si no se clavan las agujas o si éstas se insertan en puntos específicos. Esto equivale a decir que la aspirina funciona igual si no se toma la pastilla o si ésta contiene sólo talco. En otras palabras: no funciona. Pero no es raro encontrar artículos periodísticos que afirman que un nuevo estudio encontró que la acupuntura funciona. En general, estos estudios o tienen serias fallas metodológicas (sin doble ciego o control de placebo) o realmente muestran un efecto nulo pero los autores lo distorsionan para decir que la acupuntura funciona, aún cuando es acupuntura “placebo”.

Cabe mencionar que incluso sitios que promueven la acupuntura admiten que no hay evidencia de su funcionamiento. El NCCAM (Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa) es un cuerpo de investigación creado en los EE.UU. con el propósito explícito de validar las mal llamadas medicinas alternativas. En un bizarro ejercicio de doblepensar aceptan que no hay evidencia científica que corrobore su eficacia pero, al mismo tiempo y en la misma página, aconsejan cómo encontrar un acupunturista calificado. Algo parecido sucede en el sito de la Clínica Mayo, donde explica que “Muchos estudios concluyeron que la acupuntura tiene un pequeño o ningún efecto más allá del tratamiento falso usado por algunos participantes –el grupo control” mientras que en la misma página la recomienda para todo tipo de dolencias y enfermedades.

Los riesgos de la acupuntura son potencialmente serios. Existe probabilidad de infecciones o hematomas locales, pero uno generalmente puede sentirse relativamente seguro si el acupunturista utiliza medidas apropiadas de desinfección. Sin embargo, ha habido casos de daños a órganos internos (especialmente los pulmones) porque el practicante insertó las agujas muy profundamente. Hay varios reportes de neumotórax causado por acupuntura y al menos un caso de muerte por perforación pulmonar. Una mujer murió cuando su acupunturista perforó su corazón. Es difícil evaluar cuán riesgosa es la acupuntura porque no existen buenos datos sobre la preponderancia de eventos adversos. Un estudio concluyó que “los ensayos clínicos de acupuntura para tratamiento del dolor no satisfacen íntegramente la guía de reporte de eventos adversos de CONSORT” pero que “existen reportes de eventos adversos serios en la literatura científica”. Pero aún cuando si complicaciones fueran raras, si se realiza un análisis costo beneficio, cualquier riesgo, por mínimo que sea, es demasiado grande para un tratamiento que no es efectivo.

Algo indirecto pero no menos real, es el riesgo de utilizar una modalidad pseudomédica en vez de un verdadero tratamiento. Esto es verdad para todas las medicinas alternativas y no es la excepción con la acupuntura. Tampoco es trivial el riesgo de que los acupunturistas recomienden el uso de otras medicinas sin validación científica desde medicinas herbales (que pueden llegar a ser toxicas) hasta homeopatía.

27Dic/1015

La moda de las pulseras holográficas llega a Argentina.

15 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Archivado en: Pulseras Holográficas

Para quienes no están al corriente con las modas pseudocientíficas fuera del país, el nombre Power Balance quizás les resulte extraño. Se trata, ni más ni menos, que unas pulseras de elastómero con un holograma incrustado. Existen distintas marcas pero todas son básicamente el mismo producto con distinto diseño o logo. Estas pulseras tuvieron mucho éxito en EE.UU., Europa y Australia (más sobre eso, abajo) y ahora se está vendiendo en Mercado Libre a precios de entre $40 y $150 y en la página de Power Balance Argentina a $150 con una advertencia que urge evitar “comprar falsificaciones” y invita a “dudar de cualquier producto que tenga un precio menor al sugerido”. Nosotros invitamos a dudar de cualquier producto, especialmente cuando se trata de un fraude tan obvio.

Según la web del distribuidor, “Power Balance es tecnología para mejorar la performance que utiliza hologramas programados con frecuencias que reaccionan positivamente con los campos energéticos del cuerpo incrementando el balance, resistencia y flexibilidad”. Sostiene que “Lo (sic) hologramas son concebidos para funcionar indefinidamente” y que “ayuda” a lograr “mejor balance y flexibilidad” y que “necesita estar en contacto con los campos energéticos naturales del cuerpo” para funcionar. Al mismo tiempo tienen una advertencia: “Power Balance no es un medicamento y no está comprobado científicamente -pero sí lo avalan deportistas a nivel mundial- y puede causar efectos positivos como no, dependiendo de cada persona".

Cómo se “programa” un holograma, y “frecuencia” de qué (¿sonido? ¿electromagnetismo?) está programado no dicen. Omiten mencionar de qué tipo de energía están compuestos los “campos energéticos naturales” y también está ausente cualquier explicación real del mecanismo detrás de su supuesto funcionamiento y cómo un holograma podría mejorar el “balance y flexibilidad” de una persona.

Proponen un test para demostrar su eficacia.

Ponte al lado de la persona del test, asegurándote que tiene los pies juntos y el cuerpo derecho. Debes poner tu puño dentro de la palma de su mano y aplicar una suave -y constante- presión hacia abajo, mientras el sujeto intenta resistir la fuerza manteniéndose erguido (con los pies juntos y el cuerpo derecho) hasta que pierda el equilibrio. Repite la prueba utilizando Power Balance.

Este procedimiento es un viejo truco usado en otra pseudociencia relacionada llamada “kinesiología aplicada”. Quien realiza el supuesto test primero empuja con ángulo apuntando ligeramente hacia afuera del centro de gravedad de la persona (A); cuando el sujeto se pone la pulsera, empuja ligeramente hacia el centro de gravedad (B). Es un truco extremadamente sencillo que cualquiera puede probar con su familia o amigos y tiene algunas variantes, todas basadas principalmente en el mismo principio. Skeptic Bros tiene explicaciones (en inglés) de muchas más y Richard Saunders de Australian Skeptics tiene un video que muestra cómo se hace.

 

Pero todo esto no significa, necesariamente, que no funcione o que sea un fraude. Pero en este caso, lo es.

  • El Independent Investigations Group realizó una investigación con doble ciego y control de placebo en el Center For Inquiry Los Ángeles en la que varios deportistas realizaban pruebas físicas usando la pulsera original o una a la que se le había quitado el holograma. Los resultados son claros y nada sorprendentes: “no hay un efecto estadísticamente significativo del brazalete Power Balance”.
  • El grupo australiano de defensa al consumidor Choice no sólo realizó un pequeño experimento similar con idénticos resultados (“No tiene un efecto discernible en balance o flexibilidad. Cualquier beneficio que uno siente al usarla es casi seguramente debido al efecto placebo”), sino que le otorgaron el premio Shonky Award con los que condecoran los productos o servicios más fraudulentos.
  • El Instituto Nacional del Consumo (parte del Ministerio de Sanidad) español advirtió que “Las pretendidas propiedades terapéuticas o potenciadoras que los fabricantes y comercializadores atribuyen a determinadas pulseras, incumplen lo establecido en la normativa que regula la publicidad y promoción comercial de los productos
  • La Australian Competition & Consumer Commision (ACCC) emitió un comunicado en el que ordenaron a la compañía a devolverle su dinero a todo comprador que se haya sentido estafado por su publicidad engañosa.
  • Finalmente, la propia empresa admitió (luego de la intervención de la ACCC) que “no hay evidencia científica creíble que sostenga nuestras afirmaciones y, por lo tanto, utilizamos conductas engañosas”

 

Por todo esto, las pulseras holográficas, sean de la marca que sean, son un timo, un fraude y un malgaste de dinero.

18Dic/106

Pienso, luego dudo – Capítulo 0

6 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Etiquetado con: , , ,

La verdad surge de la discusión entre amigos.
David Hume (1711 – 1776)

Pienso, luego dudo,  es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal (por ahora) de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientificos; y cualquier cosa que encontremos interesante. Si nuestros oyentes encuentran alguna noticia o un tema que les interese para discutir en el programa, pueden pasar por el foro o usar el formulario de contacto.

Este es el capítulo 0. A diferencia de otros capítulos en el futuro, éste no quedó muy estructurado. Los participantes son Pablo Flores, Bruno Bianchi, Lisandro Carnielli y Daneel Olivaw.

Algunas cosas de las que hablamos:

La música que se ecucha:

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, pueden ir al thread creado ad hoc en el foro. También pueden recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo en este otro thread creado ad hoc.

LINK DE DESCARGA
Canal en iVoox
Para escuchar online:

Página 23 de 24« Primera...10...2021222324