Prometeo y su problema de ADN

Inicio Foros Círculo Escéptico Argentino Artículos Prometeo y su problema de ADN

Este debate contiene 11 respuestas, tiene 4 mensajes y lo actualizó  Anónimo hace 4 años, 4 meses.

  • Autor
    Publicaciones
  • #29458

    PabloDF
    Keymaster

    Prometeo (título original: Prometheus) se estrenó en los cines argentinos el jueves 14 de junio. Fui a verla el domingo y volví con sentimientos mezclados sobre esta realización técnicamente imponente, que transcurre en el mismo universo que la saga de Alien comenzada en 1979.

    Soy un incorregible fanático de la ciencia ficción, pero ya estoy acostumbrado al maltrato. No pretendo que Hollywood me dé historias profundas ni exactitud científica; sí pido que la suspensión del descreimiento no me requiera un esfuerzo considerable. Otros ya han escrito esa crítica; acá sólo me gustaría aprovechar las fallas de Prometeo para hacer un poco de divulgación. ¡A partir de esta línea es que quienes no hayan visto la película deberían dejar de leer!

    SPOILER ALERT

    La escena inicial nos muestra a un ser humanoide ingiriendo una sustancia de aspecto orgánico que en cuestión de segundos produce una completa desintegración de su cuerpo. El ADN del humanoide se desenrosca y deshace mientras éste cae al agua, en un planeta que aparenta ser la Tierra antes de la aparición de la vida. Bajo la influencia de esta sustancia extraña, el ADN vuelve a ensamblarse y al poco tiempo vemos cómo se transforma en una célula que se divide. Todo indica que éste es el origen de la vida en nuestro planeta. Cuando (mucho después) un par de científicos humanos encuentran el cadáver de un humanoide de la misma especie, en otro planeta, les basta un chequeo sencillo para comprobar que su ADN es idéntico al humano.

    Arriba dije que no requería exactitud científica. Pero calificar esto simplemente como “inexacto” sería como carbonizar un pollo y decir que está “bien cocido”. ¿Cómo empezar? El ADN no es una sustancia que mágicamente produce vida. Es una molécula frágil e inerte que necesita toda una maquinaria celular sofisticada para poder hacer copias de sí mismo. “Sembrar” ADN en el agua de un planeta sin vida no hará que aparezcan formas de vida allí. Sin más, uno de los problemas de la ciencia que busca el origen de la vida es determinar cómo el ADN llegó a evolucionar, dado que para que sirva para algo debe existir previamente toda una serie de procesos celulares, los cuales a su vez no sirven para mucho si no hay ADN que copiar.

    Podemos suponer que el ADN del humanoide no se deshizo sino que mutó dentro de sus células. La sustancia negra parece ser un mutágeno de gran poder, que podría transformar el ADN y dar origen a células de otro diseño. Pero entonces no sería más el ADN de la raza humanoide, y no podríamos reconocerlo como igual al nuestro después.

    Para que las células del humanoide puedan transformarse en células como las de los primeros organismos terrestres deberían mutar considerablemente. Pero la mutación no es dirigida; de hecho se define como un cambio al azar de los genes. La mutación es lo que le da a la evolución su parte de azar. Lo que se muestra en la película es equivalente a arrojar al aire letras sueltas de un libro, esperar unos millones de años a que se junten entre sí y luego tomar el nuevo conjunto de letras resultante y descubrir que formaron el mismo libro.

    Si el ADN del humanoide es igual al del Homo sapiens, todo esto no puede haber ocurrido. Por otra parte, es difícil entender cómo pueden ser iguales los genotipos cuando los fenotipos son tan diferentes. Los “ingenieros” de Prometeo miden un par de cabezas más que los humanos, son de piel totalmente blanca, casi transparente, y parecen tener una musculatura que sólo vemos entre los humanos más excepcionales. Además no han cambiado en miles de millones de años.

    Ridley Scott dijo en una entrevista que se basaba en las teorías de Erich von Däniken sobre “astronautas antiguos”. Tales teorías son patrañas pseudocientíficas sin la menor base, aunque con muy buena prensa en su momento. No es éste lugar para refutarlas, pero vale aclarar que no hay nada a priori que impida uno de los siguientes escenarios:

    ★ “Extrarrestres creadores”, en el que una raza extraterrestre llega a un planeta sin vida y deposita allí los precursores bioquímicos necesarios para su desarrollo, quizá dando cada tanto un leve empujoncito al proceso, pero nunca de manera que pueda distinguirse de la casualidad.

    ★ “Extraterrestres maestros”, en el que seres más avanzados vienen a la Tierra, ya poblada por humanos, y los ayudan a progresar dándoles conocimiento, tecnología, etc. Von Däniken y sus hijos bastardos intelectuales proponen que así es como los egipcios pudieron construir las pirámides, por ejemplo. El argumento de 2001: Odisea espacial es una variante que coloca la venida de los extraterrestres más atrás en el pasado, en el momento de la transición entre los homínidos prehumanos y el Homo sapiens: el rol de “maestro” lo cumple un dispositivo que de alguna forma estimula las mentes de los simios hasta lograr que fabriquen herramientas.

    No hay nada, como dije, que haga esto imposible, pero con un mínimo conocimiento de historia, paleontología y antropología se puede descartar el escenario estilo von Däniken. Los egipcios eran perfectamente capaces de levantar pirámides, al igual que los habitantes de la Isla de Pascua pudieron levantar sus moai y los antiguos bretones erigir Stonehenge. No hay signo alguno de que hayan sido “ayudados” por inteligencias extraterrestres.

    Si Prometeo mostrara un escenario de “extraterrestres creadores” en el que los extrarrestres fueran totalmente distintos a nosotros, la escena inicial sería un poco más plausible (con las licencias del caso por el asunto del ADN). Si omitiera eso y se concentrara en mostrar un escenario de “extraterrestres maestros”, que es lo que parecen mostrar las pinturas y dibujos encontrados por la pareja de arqueólogos del Prometeo, también sería plausible, aunque de todas maneras deberían ser seres muy distintos a nosotros.

    Hay dos formas en que los “ingenieros” puedan ser similares a los humanos:

    ◐ Que ellos, por su cuenta y utilizando una avanzadísima ingeniería genética, se hubieran hecho así para parecerse a nosotros.

    ◑ Que nos hubieran creado hace relativamente poco, a su imagen, e injertado en el ecosistema terrestre.

    La primera opción queda descartada porque claramente los “ingenieros” son humanoides desde el principio. La segunda crearía una discontinuidad en el árbol de la evolución que sería visible a cualquiera que lo estudiara (¡los chimpancés no serían parientes cercanos nuestros; serían parecidos a nosotros sólo por casualidad!).

    El biólogo de la nave se burla de la idea de los dos arqueólogos porque barre de un plumazo con “tres siglos de darwinismo”, y tiene toda la razón. Lástima que sea la primera víctima. Darwin sigue siendo válido en 2093: los mejor adaptados sobreviven; los que acercan la cara a un organismo desconocido con aspecto amenazante, generalmente, mueren. Ése, creo, es el único mensaje científicamente acertado de Prometeo… pero no hacía falta gastar 130 millones de dólares para transmitirlo.
    Prometeo y su problema de ADN

  • #37705

    Anónimo

    Esto de ver quien tiene se acerca más a la verdad es como un juego de niños tontos. Quitar tanto crédito a una película que desarrolla tu fantasía y desafía tus conocimientos solo porque crees tener un saber científico mayor es un pensamiento cerrado e infantil, no puedes asegurar conocer suficientemente las leyes del universo como para desacreditar todo lo que ves, pareces un niño de 5 años criticando a un Da Vinci creativo que a larga puede lograr resultados que barren con tus finitos conocimientos. No nos equivoquemos, no seamos tan soberbios para creer que conocemos todo y que podemos probarlo todo. Aun falta mucho por aprender y conocer.

  • #37706

    PabloDF
    Keymaster

    Estimado Juan, “esto de ver quién se acerca más a la verdad” debería ser lo más importante en la vida de cualquiera. Si no te importa dónde estás respecto de la verdad, ¿qué te puede importar? Esto es una crítica personal a una película; si te gustó a pesar de sus inexactitudes, bien por ti. A mí no me gustó y tampoco “desarrolló mi fantasía”. No sé si quedó claro, pero me gustó mucho Alien (la original) y también sus secuelas (hasta Alien³ inclusive), a pesar de que el Alien es totalmente implausible desde lo científico, porque eran buenas películas. Prometeo no me disgustó porque fuera inexacta, sino porque no tenía necesidad de serlo y no compensaba con nada sus fallas. Y no era una película de fantasía, sino de ciencia ficción, o así se la vendió. Y hasta el género fantástico tiene reglas (si la película es buena).

    Con respecto a si es posible lo que se ve en Prometeo, con mis muy limitados conocimientos puedo afirmar que no. ¿De qué otra forma puedo juzgar las cosas? Como bien dices, “aún falta mucho por aprender y conocer”. Yo siempre estoy intentando aprender. Entretanto no supongo que “todo es posible” porque creo que no lo es.

  • #37707

    N3RI
    Keymaster

    Pablo, yo creo que hay que diferenciar entre la ciencia ficción escrita (creada) “para gente que lee ciencia ficción” y la ciencia ficción escrita para el público general. Así evitamos decir “esto no es ciencia ficción”, cuando claramente lo es.

    Y no le hagas caso a Juancito, es un troll. Llamarte “infantil y cerrado” sólo por hacer una crítica a una película? No será mucho?

    Es obvio que no le pareció una mierda la película como película, simplemente quiso compartir con nosotros un texto sobre un tema que cuando sabés de ciencia te gusta hablar: las inexactitudes de las películas. Creo que somos el público ideal para un texto así, si no lo comparte con nosotros, ¿con quién entonces?

    Y llamar “Da Vinci” a los guionistas de esta película también, ¿no será mucho?

    Y la frase final sobre no saberlo todo y que falta mucho por aprender, es el típico argumento “relativista” barato en el que “todas las opiniones son iguales”, “la verdad no existe, sólo las opiniones” o burradas así.

    PabloDF argumentó muy bien sus críticas, y dijo por qué le parecía que ciertas escenas científicamente no funcionarían. Juan en cambio sólo vino a insultarlo y llamarlo soberbio y a decirle que no sabe nada. Al menos hubiera sido interesante que, ya que “el universo es tan maravilloso y complejo que todo puede ocurrir”, bueno, que vengas y propongas hipotéticas situaciones en las que tirar ADN en el océano pueda generar vida, o situaciones en las que una especie alienígena puede mutar a voluntad para parecerse a los humanos, intentar explicar la discrepancia de fenotipos, etc, etc críticas que hizo Pablo.

    No hay nada más infantil que venir y decir “pablo, no sabés nada, porque lo digo yo, que no soy tan cerrado y tan soberbio como vos, yo soy un tipo humilde y de mente abierta, por eso soy mejor que vos”

    Vos Juan no podés afirmar saber suficiente sobre las leyes del universo como para decir que la Ley de Gravedad se cumple siempre… pero yo no te veo tirándote por la ventana para probar si esa vez deja de cumplirse. Así también, los científicos (y los que conocen de ciencia, como Pablo) no pueden, teóricamente (y muy poco probable) decir que es imposible tirar ADN al agua y que eso genere vida… pero como científicos deben aceptar la evidencia actual y afirmar eso hasta que no haya evidencia nueva que lo contradiga. Ese argumento se podría usar para CUALQUIER cosa “vos no sabés suficiente sobre las leyes del universo para afirmar NADA”. Y ese tipo de relativismo barato es absurdo.

    Pero pongamos las cosas en contexto, Pablo sólo quería escribir sobre algunos detalles científicos en el argumento de una película, ¿para qué venir a agredirlo de esa manera?

  • #37708

    Anónimo

    solo diré que la película me defraudó mucho en varios aspectos… por el tema de la ciencia ficción, coincido en que algunas “reglas” no deben ser tomadas en cuenta (sonidos en el espacio, naves aerodinámicas que no ingresan en ninguna atmósfera, etc).

    Interesante la explicación del ADN.

  • #37709

    Anónimo

    Prometeo para mí es una película DECEPCIONANTE, mediocre, y un desperdicio de una obra que pudo haberse elevado hasta los cielos de la cinematografía; es como un diamante en bruto que terminó siendo pulido de la forma más burda y cursi que alguien pueda imaginarse.

    No cabe duda que cada vez más Hollywood se encarga de echar a perder obras maestras del cine. En Prometeo tenían materia prima de sobra para haber creado una verdadera joya que trascendiera. Desgraciadamente las mentes secas ya de talento de un Hollywood cada vez más decadente se evidencian en esta cinta. Cinta que muchos alienómanos esperábamos con ansia desde años atrás. El origen de los aliens, ¿de dónde venían y cómo llegaron allí? Fue una película tan esperada y que dejó al menos en mí una sensación de fraude.

    Y es que la fascinación que tiene Alien, y que olvidaron por completo considerar los productores, es todo ese halo de misterio que envuelve a la criatura por ser precisamente un ser totalmente AJENO a nosotros. ¡Ahora resulta que es pariente nuestro, hijo de un pulpo y un humanoide!. Nada más ridículo se les pudo haber ocurrido. ¡Ya ni hablar del supuesto papá de todos los aliens que no sólo no da miedo sino risa! En fin, Hollywood se encargó magistralmente de desvirtuar a ese personaje tan fascinante de Giger. Cosa que ya venía haciéndolo desde Predator, pero que ahora terminó por rematarlo.

    Por último, haciendo a un lado el aspecto científico, -porque esta película desde ese punto de vista es sencillamente inverosímil- Prometeo no ofrece ni siquiera desde el punto de vista del mero entretenimiento un argumento creíble. Porque hasta lo más fantasioso tiene que ser creíble para el espectador.

  • #37710

    Anónimo

    Completamente de acuerdo con tu planteamiento y difiero de lo dicho por JUAN; la divulgacion debe hacerse en todos los ambitos y escenarios para poder asi contrarrestar poco a poco la ignorancia voluntaria de nuestros dias.

  • #37711

    Anónimo

    apenas lei el articulo sobre la pelicula en la revista La Cosa se me vino el nombre de Daniken a la cabeza, ahora lo confirmo. De la pelicula no puedo opinar porque no la vi, solo decir que el miedo inicial que senti al ver que uno de los guionistas era Damon Lindelof (uno de los que arruinaron Lost, en mi opinion) se fue cuando vi que casi todas las valoraciones de los criticos en los diarios eran altas. Ahora que leo los posts de algunos usuarios no se que pensar jeje.

    saludos

  • #37712

    Anónimo

    Sobre el artículo tengo un par de objeciones:

    “Sembrar” ADN en el agua de un planeta sin vida no hará que aparezcan formas de vida allí.

    No necesariamente sembraron ADN “en el agua”. Tal vez esa agua era el caldo de aminoácidos primordial de Miller y Urey. En cuyo caso sería más plausible que un pedazo de ARN comience a autorreplicarse y eventualmente evolucionar.

    Coincido con las demás críticas de que sería ridículo romperse el ADN para volver a crear uno igual, y aquí encuentro otra inexactitud:

    Por otra parte, es difícil entender cómo pueden ser iguales los genotipos cuando los fenotipos son tan diferentes. Los “ingenieros” de Prometeo miden un par de cabezas más que los humanos, son de piel totalmente blanca, casi transparente, y parecen tener una musculatura que sólo vemos entre los humanos más excepcionales. Además no han cambiado en miles de millones de años.

    No sería tan poco plausible encontrar diferentes fenotipos con un genotipo similar: por poner dos casos extremos, a un observador externo le costaría creer que Nelson de la Rosa y Dolph Lundgren pertenecen a la misma especie. Y esas diferencias se ven más acentuadas en otras especies, como los perros.

    Y sobre lo último, tal vez no cambiaron porque la situación no ameritaba hacerlo, como muchos reptiles o insectos. También pueden haber quedado criogenizados.

    Sobre el resto de la película (principalmente el final), o no lo entendí, o me pareció muy aburrido. Esperaba que me revelen algo más.

  • #37713

    Anónimo

    Por cierto, lo que más me gustó fue que en 2090 sigan usando la linterna Fenix TK-45 (la tengo y es muy linda) http://www.fenixtactical.com/images/gallery/fenix-tk45/fenix-tk45-711.jpg

  • #37714

    Anónimo

    A mi me paso una cosa muy rara cuando vi esta película, fue que hubo momentos en donde me gustaron otros donde me falto una falta de respeto completamente. Tal vez me gusto en cierta manera porque nunca había visto el 3D y bueno para mi era una novedad. Estuve atento desde el comienzo y hasta el final de la película como Scott resolvía el comienzo de una de las mejores películas que se han hecho en la ciencia ficción; y la verdad que me gusto la como pudo conectarlas. Sin embargo, veo horrorosos errores y cuestiones de más que no eran necesarias… :/ Por ejemplo:

    – Era necesario que Marshall-Green se transforma en una especie de zombie? No tenemos ya demasiados zombies hoy en día?

    – Pese a que existían muchísimas similitudes con el film de 1979. Lo que más me choco fue: por qué otra vez el androide? Y la originalidad? era necesario?

    – Como ya se a dicho antes y tema del post: pseudo, pseudo, pseudo-científico.

    – No se si soy yo el perseguido pero veo como un intento subliminal de exponer la importancia de la creencia sobre todas las cosas. (Igual esta critica es puramente personal, se muy bien que las creencias dogmáticas venden mucho en el cine, un claro ejemplo es: Soy leyenda)

    La verdad que tenía muchas más criticas cuando había recién salido de la sala, pero eso fue hace como un mes por lo tanto no recuerdo todas. Sin embargo pese a todos los errores terribles, me gusto.

    PD: Muy buen post!!!

  • #37715

    Anónimo

    PabloDF, me ha venido de perlas tu exposición sobre el ADN. Lo incluyo, con tu permiso, en un artículo sobre los cabos sueltos tras ver la película. Te dejo el link y te doy las gracias por haber hecho este artículo.

    http://valanor.blogspot.com.es/2012/08/prometheus-como-llegamos-alien-i.html

    ¡Un saludo!

Debes estar registrado para responder a este debate.