Conspiración del ácido dicloroacético

Inicio Foros Círculo Escéptico Argentino Anuncios Conspiración del ácido dicloroacético

Etiquetado: ,

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  PabloDF hace 5 años, 6 meses.

  • Autor
    Publicaciones
  • #28278

    zero1
    Participant
    Quote:

    Investigadores encuentran cura para el cáncer, pero no es negocio para farmacéuticas y quizá nunca vea la luz

    Investigadores canadienses logran curar el cáncer usando dicloroacetato, sin embargo, esta sustancia no requiere patente, por lo cual no representa negocio para Big Pharma y podría ser bloqueada.

    Investigadores de la Universidad de Alberta han logrado curar el cáncer utilizando un medicamento llamado dicloroacetato, sin embargo, como esta sustancia no requiere patente y es barata a comparación con los medicamentos usados para combatir el cáncer por las grandes farmacéuticas está investigación no ha recibido mucho apoyo ni está haciendo eco en los medios, quizás bloqueda por las mismas farmacéuticas.

    Los científicos canadienses probaron el dicloroacetato en células humanas y notaron que mata las células de cáncer en los pulmones, en el cerebro y en el pecho, dejando solamente las células sanas. En ratas con severos tumores sus células se encogieron al ser alimentadas con agua con esta sustancia.

    El dicloroacetato detona una acción en la mitocondria para que esta acabe de forma natural con el cáncer en las células (tradicionalmente se enfoca en la glucólisis para combatirlo).

    El Dr Michelakis de la Universidad de Alberta manifestó su preocupación de no encontrar fondos para hacer pruebas clínicas con dicloroacetato ya que no representaría fuertes ganancias para inversionistas privados al no estar patentado.

    cancer-gde.jpg

    Esto encaja exactamente con lo que dijo el Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts en esta entrevista sobre como los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio sí desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada.

    fuente: http://www.vanguardia.com.mx/investigadoresencuentrancuraparaelcancerperonoesnegocioparafarmaceuticasyquizanuncavealaluz-724971.html

    más desinformación: http://www.dicloroacetato.info/

    thump_261089barra-separadora.gif

    El dicloroacetato o el truco de los “fármacos revolucionarios”

    El dicloroacetato (DCA), la nueva moda de la blogosfera, es un nuevo fármaco que podría servir para tratar varios tipos de cáncer, de forma muy barata.

    200px-Dichloroacetic-acid-2D-skeletal.svg.png

    La noticia de la que tanto se habla últimamente, proviene un estudio canadiense aparecido en Cancer Cell, una de las revistas más prestigiosas del área. En ésta, el DCA demuestra una importante actividad antitumoral in vitro reactivando la apoptosis; al mismo tiempo que parece inocuo para las células sanas. El problema es que al tratarse de una molécula exitente (se utiliza en la actualidad contra algunas enfermedades metabólicas), a las grandes farmacéuticas no les interesaría su estudio porque no les reportaría suficientes beneficios, y la investigación debería contar con donaciones para poder seguir adelante.

    En primer lugar, el escepticismo de esta entrada parte de la idea de que todos los días decenas de fármacos demuestran una actividad “prometedora” en tubos de ensayo, y tienen el mérito de formar parte de publicaciones en revistas prestigiosas. Sin embargo, sólo unos cuantos servirán realmente para tratar la enfermedad. ¿Por qué entonces estas oleadas informativas respecto a ciertos productos que todavía están en pañales? Ya explicamos en una ocasión por qué era tan difícil sacar conclusiones prácticas de este tipo de resultados.

    Mientras la publicacion respeta los estrictos criterios de la objetividad científica, las noticias periódisticas que hablan de estas moléculas responden todas a un esquema idéntico:

    – Nuevo fármaco/vacuna prometedor…: Es algo completamente novedoso, recién descubierto, pero ya sabemos que puede ser útil. ¿Cómo, si la mayor parte de las veces no se ha pasado de los test básicos de seguridad y eficacia? Un compuesto que esté en fase II de un ensayo clínico ya no es “nuevo” aunque al gran público no le diga nada, y sin embargo tiene muchas más posibilidades de desembocar en un producto útil de verdad.

    – contra el cáncer/sida: Estas moléculas nunca llamarían la atención si no sirvieran para tratar una de estas dos enfermedades.

    – encontrado en…: Casi siempre un producto natural y/o con cierto componente económico/político (hueso de la aceituna, piel de la uva o una planta en peligro de extinción de la cuenca amazónica).

    Nuestro DCA lo tiene todo. Y si a esto le unimos la idea extendida sobre la maldad de las empresas farmacéuticas, ya tenemos una noticia asegurada.

    En segundo lugar, la industria farmacéutica no patenta únicamente la molécula, sino su utilización y su fórmulación final. Es decir, el dosier del ensayo clínico que la compañía va a presentar a la organización del país encargada de aprobar el medicamento incluye: pruebas de su eficacia, tolerancia, toxicidad, relación beneficio/riesgo, indicación y un resumen de las características del producto (presentación, efectos secundarios, interacciones y necesidad del mismo -debe mejorar lo existente en el mercado-). El medicamento (principio activo más todo lo que le acompaña) se puede patentar.

    Cómo puede decir alguien que no compensa investigar un tratamiento contra el cáncer. El paludismo, el dengue… no interesan; pero el cáncer, el sida, la diabetes, el colesterol; todas esas enfermedades de los países que pueden pagar sus tratamientos, interesan, y mucho. Cada año organizaciones públicas y privadas gastan millones en comprender y tratar esta enfermedad, desde la investigación básica de las universidades, el descubrimiento de nuevos tratamientos o la evaluación de los mismos.

    Y desde cuándo fabricar un medicamento barato no es rentable… Se ha pasado del entusiasmo de un compuesto fácil de obtener (e investigar) al miedo a no poder comercializarlo ¿por esta misma razón? Si el DCA sigue demostrando que funciona en este sentido, no hay duda, las farmacéuticas se interesarán en él. Pero es que “sólo” el 50% de los ensayos clínicos están financiados por la industria.

    Es más, ¿acaso se dejan de investigar los medicamentos no protegidos? ¿No aparecen continuamente nuevos usos del ácido acetilsalicílico?

    Si de verdad nadie quisiera financiar el estudio, además hay otras opciones. El fenilbutirato de sodio es otra de esas moléculas “no patentables”. Está comercializado para tratar trastornos del ciclo de la urea en niños, una enfermedad rara. De hecho, muchos de los fármacos contra el cáncer, como la eritropoyetina, se desarrollaron por el procedimiento urgente de los medicamentos huérfanos, por los que las farmacéuticas reciben una interesante financación por parte de los gobiernos.

    Y por qué recurrir a las grandes compañías. Si como dicen, son las farmacéuticas las que pagan, existirían muchas sin ánimo de lucro dispuestas a financiar esta investigación.

    Pero no vayamos tan rápido. El DCA no ha demostrado (ni lo hará) que puede curar EL cáncer. Si finalmente las pruebas que van a seguir a esta publicación avalan que el compuesto tiene futuro, no hay duda de que una compañía subvencionará los ensayos que falten para conseguir poner su nombre en el dosier de la solicitud de autorización. Y pueden estar tranquilos, esta compañía encontrará la forma de compensar el gasto y sacar un jugoso beneficio.

    En resumen, no nos parecen legítimas este tipo de falsas esperanzas teñidas de política para llamar la atención de los medios sobre unos productos que puede que no lleguen a ningún sitio.

    Primer efecto secundario de la oleada conspiranoica, digo, informativa sobre el DCA. Gente tratando de conseguir el producto en internet, cuando todavía no se sabe si funciona en seres humanos, la dosis apropiada, la duración del tratamiento, si hay efectos secundarios… nada. Otra entrada de un blogger de ScienceBlogs en la misma línea.

    http://cienciaylejos.blogspot.com/2007/02/el-dicloroacetato-o-el-truco-de-los.html

  • #31638

    PabloDF
    Keymaster

    Gracias, zero1. De hecho íbamos a hablar sobre el DCA en el podcast el jueves pasado, pero tuvimos un inconveniente y no pudimos grabar. Esto que nos das es más material y está bueno contar con él. Es particularmente grave que ya exista algo tan peligroso como http://www.dicloroacetato.info recomendando dosis y tratamientos tan alegremente.

Debes estar registrado para responder a este debate.