Re: Probabilidad de la máquina de inducir cáncer de Chávez.

Inicio Foros Comunidad Charlatanes y charlatanerías Probabilidad de la máquina de inducir cáncer de Chávez. Re: Probabilidad de la máquina de inducir cáncer de Chávez.

#35133

zero1
Participant

Lo voy a intentar refutar con un planteo análogo que hicieron hace un tiempo unos matemáticos israelíes (y que de paso puede dar lugar a otra discusión sobre este tema).

_____________________________________________________________________________

En 1980 el matemático Eliyahu Rips y otros, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, afirmaron haber descubierto un código oculto en la Torá.

Rips y su colega Witztum diseñaron un software que realizaba una búsqueda de palabras clave dentro del texto, mediante una técnica llamada Secuencia de Letras Equidistantes (o ELS). En 1985 llevaron a cabo una prueba “formal”, el “experimento de los grandes rabinos”. Este experimento quería probar la hipótesis de que una secuencia ELS con los nombres de rabinos famosos y sus respectivas fechas de nacimiento y muerte forman un entramado “compacto”, mucho más del que podría explicarse por el azar. Su definición de “compacto” era complicada, pero, a grandes rasgos, dos ELS serían compactas si aparecen juntas en una misma ventana o si sus palabras se cruzan (como en una sopa de letras). Cuando Rips et al. llevaron a cabo el experimento, los resultados fueron estadísticamente significativos apoyando su hipótesis.

En 1994 se publicó el experimento de Ripps “Equidistant Letters Secuences in the Book Of Genesis” en la prestigiosa revista Statistical Science. Antes de la publicación, el editor de la revista, Robert Kass, sometió el paper a tres revisiones por pares sucesivas, que de acuerdo con Kass “quedaron desconcertados”. Si bien se mantuvieron escépticos, ninguno de los críticos le había encontrado defectos. Entendiendo que el documento podría generar polémica, fue presentado a los lectores en el contexto de un “puzzle desafiante”.

Witztum y Rips realizaron otros experimentos, aunque ninguno volvió a ser científicamente publicado.

Esto llegó al público general en 1997, con el libro que publicó el periodista estadounidense Michael Drosnin El Código Secreto de la Biblia que trataba el tema y fue un best-seller en muchos países.

La principal objeción contra los Códigos fue que un patrón similar se puede hallar en cualquier otro libro que sea algo extenso. La probabilidad de hallar una palabra con significado a partir de secuencias ELS es baja, pero hay tantos puntos de partida y distancias posibles que es de esperar que tales palabras aparezcan aunque sólo equidisten en dos letras y parezca casi imposible encontrarlas cerca y que guarden relación entre sí. El matemático australiano Brendan McKay encontró algunas secuencias similares en Moby Dick, que contenían frases relacionadas con acontecimientos modernos. El físico Dave Thomas, encontró otro ejemplos en textos diferentes. Por todo esto, a Witztum, Rips, Drosnin les dieron el Ig Nobel de Literatura.

En 1999, McKay, junto a otros matemáticos, publicó una refutación en Statistical Science al paper de Rips:

-Los datos usados por Witztum y Rips consistían en una lista de nombres de rabinos hebreos. La lengua hebrea es flexible en cuanto a que los nombres propios pueden variar, y cada rabino tiene varias denominaciones diferentes (alias y apodos), con lo que se debería ser muy cuidadoso en cuanto a como escoger cada nombre. Luego el resultado podría ser explicado reclamando que los datos no fueron escogidos correctamente. Extraído del documento: “… los datos estaban muy lejos de estar claros, debido al modo de realizar el experimento. Más bien el repertorio de opciones disponibles era enorme, sobre todo en la elección de los nombres de los rabinos aunque esto no explica como aparecen juntos tantos datos relacionados a los nombres de cada uno de ellos”.

-Hay pruebas indirectas que los datos, de hecho, no fueron recogidos correctamente; es decir, la elección de los nombres y su forma de escribirlos fue orientada de algún modo para que encajara con la hipótesis del código.

-Los intentos de reproducir el experimento no alcanzaron el mismo resultado. Extraído del documento: “Un problema técnico que nos dificultó la investigación es que Witztum y Rips no nos han prestado sus programas de ordenador originales. Ni los dos programas distribuidos por ellos, ni nuestras propias implementaciones del algoritmo tal y como aparece descrito en los documentos de Rips y Witztum producen exactamente las distancias que se dicen”.

Finalmente, un comité de la Universidad hebrea, formado por defensores y escépticos, se dividió en dos grupos que se ayudaron de expertos independientes para recopilar los datos. Nadie encontró las evidencias del fenómeno que el experimento original de Gans supuestamente sí había encontrado.

______________________________________________________________

Ahora, volviendo al tema en cuestión, lo anterior sirve para ilustrar cómo se puede manipular la información (a veces incluso sin quererlo), la forma de obtenerla y la forma de tratarla para obtener ciertos resultados. El sesgo de confirmación siempre “ayuda” en estos casos, no importa si se tiene un doctorado en matemática o si se es experto en criptografía.

La idea de calcular la <<Probabilidad de una conspiración>> es medio floja de entrada. Qué ocurriría si se busca una tesis aún más ridícula y se calcula su probabilidad:

– por ejemplo, la probabilidad de que 4 presidentes latinoamericanos tengan un lunar en el mismo sitio es más difícil de calcular y seguramente dará un número todavía más improbable. Si yo le adjudico esta bajísima probabilidad a una causa ridícula como por ejemplo “Esta bajísima probabilidad de que cuatro presidentes latinoamericanos tengan un lunar en el… es la prueba de que fueron marcados por los reptilianos para continuar controlando el mundo”. Listo, “probé” una estupidez a partir de una muy baja probabilidad. Nótese que yo le asigné ad hoc la causa al efecto.

Además, la conspiración se refutó sola porque Cristina no tuvo cáncer. Al final, no tenía células cancerosas según la biopsia:

Cristina no tenía cáncer y recibió el alta médica.

“…Los últimos análisis que se le realizaron descartaron la presencia de “células cancerígenas”, señaló el vocero presidencial Alfredo Scoccimarro…”

http://www.cronista.com/economiapolitica/Cristina-no-tenia-cancer-y-recibio-el-alta-medica-20120107-0002.html

http://www.lanacion.com.ar/1438652-cristina-alta-medica

http://www.clarin.com/politica/Expectativa-Pilar-Cristina-Kirchner-operacion_0_623337873.html