Re: Moral Atea

Inicio Foros Comunidad El ágora Moral Atea Re: Moral Atea

#31236

saibaba
Miembro

Al parecer este topic es algo antiguo, ni me acordaba que yo mismo había participado.

Releyendo las opiniones de todos, me daba ganas de estar de acuerdo con mucho de lo que todos decían.

En general tiendo a pensar lo mismo que N3RI, o sea, que la moral de la sociedad ya viene “de antes”. Si soy ateo en una “sopa” (contexto social de mayoría:) cristiana, mi moral será muy similar al modo de ser cristiano.

Y por eso, los argumentos de Daneel en que pondera la búsqueda filosófica de la moral, de modo independiente de la religión, no me cierran para nada.

Da la sensación de que esas discusiones sobre ética las conocen sólo unos pocos intelectuales.

Sería propio de ateos que al mismo tiempo son muy versados en textos de ética y moral.

¿Cuántos ateos de estos hay?

Yo no me hice ateo leyendo Bunge, sino aplicando el principio de reducción al absurdo a la religión misma en que estaba inmerso. :D

_________

Cuando se oye decir a los ateos que “ellos también pueden ser buenos”, o incluso “más buenos que los cristianos”,

pienso que es más o menos obvio que el sentido de “bueno” en esos contextos tiene el sentido que se le da en la religión cristiana.

O sea, se usa la “definición de bondad” al estilo cristiano, lo cual involucra el ícono o ideal de Jesucristo: el tipo que ama los pobres, se sacrifica por los demás, da la otra mejilla, etc.

_______________

Como se enseña en Robocop 2, no se puede tener una moral con 200 y pico de directivas, porque es muy enmarañado y uno termina siendo un estúpido que no resuelve nada.

Para evitar el riesgo de contradicciones morales con uno mismo, conviene adherirse a un principio de sencillez: las reglas morales a las que uno adhiere deben ser simples, claras, y pocas.

De ese modo, es fácil cuestionarlas, revisarlas, modificarlas, y detectar contradicciones entre ellas mismas, dando lugar a una mejora en las reglas.

También deben ser “no-contradictorias”, porque si tenemos reglas morales que se contradicen… es lo mismo que no tener moral: uno puede hacer cualquier cosa, si total.

____________________

El tema es que justamente, como ya se ha dicho por acá, no hay razón alguna para que haya reglas morales, ni sociales ni individuales.

¿Que criterio usar para imponernos un decálogo moral? No hay criterio alguno.

Hay convenios sociales que permiten que la sociedad funcione mejor, que “la cosa fluya”, pero aún eso ni siquiera puede establecerse como una obligación.

Por lo tanto, advirtiendo eso, un día llegué a la conclusión de que la única ley en este mundo es, como ha sido siempre: la ley de la jungla.

Esa es la única verdad. Cada cual que se salga con la suya si puede.

Yo tengo una cierta vida breve, con voluntades y deseos que cumplir.

Lo más lógico es que quiere satisfacer mi propia voluntad.

Lo que se opone a mis deseos son las voluntades y deseos ajenos. O no.

Hacer “bien” a alguien o a uno mismo, es hacerle justo aquello que va en dirección de la voluntad o deseo de esa persona.

Hacer “mal” es obstaculizar esos deseos.

Dentro de los deseos o voluntad de mi persona está la intención de vivir en una atmósfera de mínima confrontación, y de respeto a ciertos contratos sociales tácitos: no robar ni arruinarle la vida a otros.

Pero soy conciente de que soy yo quien quiere vivir en un mundo así, y que nadie está obligado a vivir respetando esos contratos.

Así que he de luchar para conseguir que las cosas sean como yo quiero.

Mi moral, pues, es parte de mi voluntad. Es el reflejo del mundo en el que quiero vivir.

Quiero vivir en un mundo de paz, porque me resulta agotador tener que cuidarme el culo todo el día.

Pero como sé que no hay una ley moral escrita de verdad en ninguna parte, sino que en el fondo lo único real sigue siendo la ley de la jungla,

no espero que otros compartan los mismos principios o deseos que yo.

Sin embargo, a quienes no lo hacen, los peleo, porque justamente se oponen a mi voluntad.

Tengo que defender lo que a mí me parece justo, aún a sabiendas de que lo justo y lo injusto son cosas que no existen. ¿Qué es la justicia? No existe nada real que pueda llamarse “justicia”.

Tenemos algo “provisional” en el código penal, pero… lo que cuenta son los actos y sus consecuencias. La ley no puede hacer nada para impedir los actos de las personas. La voluntad sí puede.