Re: ¿Es el sexo perjudicial para los niños? ¿Por qué?

Inicio Foros Comunidad El ágora ¿Es el sexo perjudicial para los niños? ¿Por qué? Re: ¿Es el sexo perjudicial para los niños? ¿Por qué?

#34408

ann
Miembro

Un tema “sabú”, siria Dolina.

Primero: un acto sexual se da por una persona sola o más, consensuada y consiente. Así, un abuso se da cuando una de las partes no acepta y es forzada (abuso de autoridad como escalafón laboral o solo superioridad física), o cuando no es consiente o totalmente consciente (ya sea por falta de información, engaño o ambas) como sucede con un niño o un enfermo mental.

Segundo: no sé científicamente pero yo separaría en dos partes a los periodos del niño: Uno prepuber (de 0 a 11) y otro puber o adolecente (de 12 a 17).

Propondría lo siguiente por leyes algunas y educación otras:

Al prepuber hay que aislarlo de temas sexuales, no así de la sexualidad de cada persona y sus primeras preguntas (identidad sexual, los por qué al verse verse diferente un niño de una niña).

Al puber o adolescente, teniendo en cuenta sus hormonas y la disponibilidad de sus genitales, hay que informarlo sobre como practicar sexo seguro y solo exponerlo a información de precaución y no de incitación (basura cultural como Bailando Por Un Sueño o música reggetón por ejemplo) y si surje independientemente la inquietud de explorarse sexualmente con un par de su edad, sería lo ideal para ir poniendo en práctica lo aprendido en ese periodo, pero que surja solo.

Al adulto, que se supone debería estar educado con lo anterior, claro, ya se le permite libertad de hacer lo que quiera como bailar reggetón.

Conclusión.

En cuanto a las parejas de diferente edad, no se cuales son las leyes hoy en día pero supongo que basta con la plena disposición del organismo (16-17). De lo que estoy convencido es que como comunidad, los adultos deben proteger al prepuber de toda insinuación sexual-erótica y al puber corregirlo con información y evitarle la excitación gratuita por todos los medios (si quiere ver algo pornográfico, que lo busque o se lo de un par, pero no hay que dárselo ni que se lo de otro adulto).

“Supra-conclusión”: Los adultos son los que pervierten a los que van a ser adultos.

Ateo, escéptico sin herramientas y ecléctico en gustos.