Re: Energía Libre ¿Por qué no funciona?

Inicio Foros Círculo Escéptico Argentino Anuncios Energía Libre ¿Por qué no funciona? Re: Energía Libre ¿Por qué no funciona?

#32270

saibaba
Miembro

El ejemplo 3 me parece que está mal explicado.

Una cosa es un “motor” y otra cosa es el “movimiento”.

Supongamos que el camión ha sido dotado de una cierta velocidad V, qué sé yo, V = 80km/hora.

Entonces naturalmente el camión se sigue moviendo a esa velocidad, por la ley de inercia.

Lo que impide que el camión se mueva no tiene nada que ver con las fuerzas (nulas) que están puestos en dirección paralela al piso, y de hecho el camión se movería de todos modos, incluso sin imán alguno!!!

La fuerza de gravedad actúa sobre el camión, pero esta lo hace en dirección vertical, y por tanto no tendría por qué afectar al movimiento horizontal.

De hecho, los satélites y los planetas pueden moverse con sólo “dejarlos en órbita” sin necesidad de usar combustibles. Actúan la inercia y la gravedad, y gozan de movimiento perpetuo.

El problema está, como bien sabrán, en un efecto secundario de la gravedad: la fricción.

Como el peso está obligado a ir hacia abajo, pero a la vez el suelo ejerce una resistencia igual y opuesta hacia arriba, el movimiento en dirección vertical es nulo.

Pero ahora, al querer mover el camión en dirección horizontal, el camión es obligado a “arrastrarse” por el suelo.

El suelo ejerce fuerzas de “fricción” cuando algo intenta moverse sobre él.

Las fuerzas de fricción actúan en dirección horizontal en la dirección opuesta al movimiento.

Así que la fricción del suelo frena el camión.

El uso de ruedas ayuda a que la fricción disminuya, ya que el contacto es mínimo, pero aún así sigue habiendo contacto con el suelo, y se llama, si mal no recuerdo, fuerza o acción de “rodadura”.

En criollo: es el efecto calculado con magnitud de “fuerza” que aparece al hacer “rodar” algo en contacto con una superficie.

El suelo tiene un comportamiento extraño, y al pasar cierto umbral deja de actuar la fricción y cambia a “fuerza de deslizamiento”, si es que se pasa de cierta velocidad. Eso causa los derrapes, porque cambia la relación de fuerzas que traían el vehículo y el suelo.

El problema a vencer, pues, es la resistencia de la fuerza de fricción del suelo.

Más aún, también el aire ejerce resistencia en la dirección opuesta al movimiento.

La resistencia del aire me parece la más difícil de eliminar.

La fricción se puede eliminar como hacen con los trenes japoneses, que flotan sobre un campo magnético.

Quizá, poniendo el tren en un tubo de vacío se lo pueda “mantener” a altas velocidades con poca energía de “empuje”.

Si los imanes tienen que generarse con electricidad… entonces estamos fritos porque hay que gastar energía en mantener ese campo magnético.

En este tipo de situaciones, en que fuera posible eliminar las resistencias naturales, la velocidad podría mantenerse sin gasto de energía.

Los gastos de energía aparecerían sólo en los momentos en que se necesite “acelerar”, ya que ahí habría que “empujar” o “frenar”.

Pero con ingenio esos gastos pueden ser mínimos.

Por ejemplo, basta apagar tenuemente el campo magnético para que el tren empiece a frenarse (al entrar suavemente en contacto con los rieles).

O el sencillo y antiguo sistema de frenado de los trenes, que consiste, como saben, en lograr que las ruedas tengan mayor fricción con los rieles.

El frenado se obtiene siempre aumentando la fricción (ruedas rugosas, mayor contacto).

Así que bueno, lo del imán gigante es bastante ridículo, porque no ha pensado en por qué y cómo es que los vehículos se mueven o no en la vida terrestre.