Re: ¿El Arte de Vivir es una peudociencia?

Inicio Foros Comunidad Charlatanes y charlatanerías ¿El Arte de Vivir es una peudociencia? Re: ¿El Arte de Vivir es una peudociencia?

#37875

Elio Campitelli
Keymaster

Algo relacionado: http://noticias.perfil.com/2012/09/el-arte-de-vivir-con-cancer/

Quote:
El arte de vivir (con cáncer)

Las terapias alternativas vs. la ciencia. Los riesgos de abandonar un tratamiento médico en pacientes oncológicos.

Digamos que soy una médica ortodoxa. Los médicos permanentemente debemos romper paradigmas porque la ciencia cambia. La noción de enfermedades, sus diagnósticos y sus tratamientos, varían conforme aparecen nuevos estudios científicos que siguen estándares universales, para que podamos confiar en ellos, y brindar mejores opciones a los pacientes.

Soy también una mujer de fe, respetuosa de la fe, en cualquiera de sus formas si al ser humano le hace bien su creencia. Pero cuando la fe, se convierte en fanatismo y va en contra de la ciencia, me enojo profundamente. Las personas somos vulnerables. No hay mayor situación de vulnerabilidad en el hombre que en situación de enfermedad, y aun más ante el diagnóstico de cáncer.

No salgo de mi asombro cuando escucho al gurú de moda decir que el cáncer se cura con la mente. Me gustaría que además de meditar por frondosos honorarios se viniera por los hospitales de oncología a curar cánceres. Lo invito al mío.

¿Qué es esa falacia de que si pienso como me dice un arte, no me enfermo? Honestamente, ¿alguien puede pensar que con la mente se pueden aquietar las variaciones moleculares de las células atípicas? Y lo que es más triste y perverso: hacer sentir al paciente responsable de su cáncer, otorgarle “la culpa de estar enfermo”.

Los racionales pensamos que la mayoría de la gente debería no creer en esas cosas. Pero las personas con enfermedades, en momentos de desesperación se aferran de aquello que les proponga una “cura”. En medicina hablar de curación no es ético. El juramento hipocrático habla de “no prometer la curación”. Tratamos enfermedades, acompañamos a los pacientes.

A lo largo de nuestra carrera de médicos, pacientes con cáncer nos preguntan por tratamientos alternativos. La mayoría de nosotros no estamos en contra, siempre que se continúe con los tratamientos que científicamente han demostrado eficacia terapéutica, y que estas “alternativas” no pongan en riesgo al paciente. Métodos de moda que les dan a pacientes en quimioterapia cuando están inmunodeprimidos o inyecciones de vitaminas que pueden causarle infecciones. He visto pacientes comiendo gorgojos, porque alguien les vendió los insectos a un alto precio diciéndoles que combatían el cáncer.

He visto pacientes muy jóvenes con la vida por delante con cáncer. ¿Padecieron la enfermedad porque pensaron mal? Quiero un estudio científico, que cumpla con todas las normas establecidas, que me diga que los adeptos a alguna religión o creencia tienen menos incidencia de cáncer. No hay.

Salí hoy por la mañana de mi casa leyendo matutinos, donde alguien que tiene muchos seguidores, en una conferencia de prensa, establecía la relación entre la génesis y la cura del cáncer por la mente. Después fui al hospital. Como médica clínica en un hospital de oncología, recibo a un paciente joven, no fumador, recientemente diagnosticado de un cáncer de pulmón en estadio avanzado, que como estaba cursando una infección, no podía iniciar su quimioterapia. Hoy llegaba para controlarse su infección y así poder iniciar su tratamiento. Junto con otra médica oncóloga escuchamos lo que nos comento el paciente: había escuchado al gurú. Sí, los pacientes con cáncer también miran televisión. Y había averiguado para anotarse en el curso así no tenía que hacer la quimio.

Con la oncóloga nos miramos y amorosamente, como se trabaja en todos los hospitales, intentamos explicar lo que es una mentira a un paciente vulnerable. Sin renegar de la fe, de la creencia del paciente y para que lo que elija no posponga el tratamiento médico para tratar su enfermedad.

Después me fui del hospital viendo como los pacientes con cáncer, sentados en sillones esperando para recibir su medicación, miraban la tele, y, simplemente esbozaban una sonrisa. Por suerte, son mas sabios que yo.

Esto es una firma