Re: Diferencia Ateo-agnóstico

Inicio Foros Comunidad El ágora Diferencia Ateo-agnóstico Re: Diferencia Ateo-agnóstico

#34214

Carmen
Participant

Permítanme ilustrar con un experimento mental. Un grupito de humanos prehistóricos en el campo, de noche. Más allá de la luz de su fogata, escuchan un ruidito. Consideren esta gama de posibles reacciones de 0-10.


0 – Creer por omisión, que debe ser algo intencional (como un depredador). Aclaro: dar por sentado la afirmativa, sin controlar críticamente.

1 –

2 –

3 – Creer por omisión -controlar críticamente en algunos casos

4 –

5 – mitad/mitad: a veces dar por sentado, a veces tomar la iniciativa de controlar críticamente

6 –

7 – Controlar críticamente – dar por sentado en algunos casos

8 –

9 –

10 – Controlar críticamente por omisión. Ante un ruido sospechoso, no quedarse en los presentimientos o el miedo, sino, tomar la iniciativa de averiguar lo que es con teas, armas, escudos… O sea, intentan determinar si es cierto o no la presencia de algo intencional, a fin de solucionar el problema de seguridad, de quedar tranqui… Esta reacción refleja una postura pro-activa. A grandes rasgos, se ejemplifica en la acción inteligente. Tales individuos serían muy capaces de imaginar situaciones peligrosas de ante-mano y de tomar la iniciativa de asegurar el perímetro, hacer trampas…


Se postula que la selección natural favorece la primera reacción -creer por la dudas. Si no, te podría comer un depredador. Por otra parte, lo de controlar con acción inteligente tiene sus méritos.

Por analogía, el 0 en la escala corresponde al firme creyente en un Dios personal. Presiente, o intuye, la presencia de una esencia o fuerza oculta -así como de un ser humano oculto. Cree, por las dudas, sin controlar críticamente. Esta postura abre la puerta a la superstición.

Por analogía, el 10 en la escala corresponde al tipo pro-activo, que controla críticamente para un mayor grado de confianza. Controlando críticamente inclina a una visión más realista. Poniendo a la prueba la proposición de un Dios personal, inclina a un alto grado de confianza en que Dios solo es una idea (que por ahí puede inspirar a más de uno, pero al fin y al cabo, solo es una idea)

En pocas palabras, confiar es bueno; controlar es mejor.