Re: “Constelaciones”

Inicio Foros Círculo Escéptico Argentino Anuncios "Constelaciones" Re: “Constelaciones”

#35336

saibaba
Miembro

Me da fiaca leer el artículo de Wikipedia, pero yo mismo puedo responderte lo que pienso.

Imaginate una gran cantidad de gente del signo de Libra, unas 10000 personas.

Te fijás a cuáles les aciertan las características del signo y a cuáles no.

A muchas no les acertará, pero habrá una porción que sí.

Esas personas ven que les coincide el signo de Libra con lo que ellos son, y refuerzan su creencia en la astrología, mientras las demás no les coincide y entonces rechazan la astrología.

Mi atracción por la astrología vino justamente porque me acertó mucho sobre mi psicología, y eso llamó mi atención.

_________

Otras personas hacen algo al revés, que no parece ser tu caso, pero nunca se sabe…

Lo que mucha gente hace es leer revistas de astrología que describen su signo, digamos Libra.

Luego intentan interiormente que esas características les coincidan, ya sea porque les simpatiza lo que el astrólogo dice de ellos, les gusta la personalidad que pinta ahí y le gustaría tenerla, y entonces empieza a comportarse cada vez más en forma a como se supone que alguien de Libra tiene que ser.

________

Luego está lo que puso Motonet en el enlace.

Hay gente que le han dado la carta natal de Hitler, pero diciéndole: “es tu carta natal”, y les ha parecido que “describía muy bien su persona”.

Yo pienso que estas coincidencias se deben a muchos motivos.

Ahí en Wikipedia dice que el efecto Forer.

Yo añado que en una carta natal, así como en toda predicción astrológica, hay siempre un discurso ambiguo, y de muy amplia y generosa interpretación.

Entonces te acierta.

Un ejemplo burdo sería que yo te diga esto: este año va a llover bastante.

Esa predicción es muy posible que se cumpla, sobretodo si vos me das crédito y considerás que “un poco” ya sirve como “bastante”, y listo.

_________

Por otra parte, en cuestiones de horóscopos y demás,

la gente tiene el vicio de acordarse solamente aquellas cosas que le han acertado, y no se pone a criticar o revisar lo que no le han acertado.

Esto es de lo más común.

Es lo mismo que los jugadores compulsivos, que sólo te cuentan las veces que acertaron un pleno en la ruleta, pero no te cuentan las veces que se volvieron en pelotas a su casa sin un centavo.