Re: Blasfemia

Inicio Foros Comunidad El ágora Blasfemia Re: Blasfemia

#35927

Carolina
Miembro

Yo nunca había oído algo como “ilegalizar la blasfemia” Existe tal cosa como proyecto de ley? Eso estaría muy mal puesto que es atentar contra la libertad de expresión.

No obstante, por otra parte, le veo poco sentido a prestar energía a ridiculizar creencias ajenas, puesto que por ese camino no se logra que los creyentes se deshagan de sus creencias, sino todo lo contrario.

Y lo que es peor, al blasfemar, le damos importancia, cuando en realidad la mejor manera de desarmar algo es restarle importancia, ignorarla.

Respecto del humor, también hay que tener en cuenta que la crítica a los demás es un humor más elemental, el mejor humor es la auto-crítica.

Otro punto más profundo dentro del escepticismo es, si yo simplemente no creo en dios, no es lo mismo que creer que dios no existe, pues eso sería intercambiar una creencia por otra.

Podemos demostrar que la realidad tiene explicación científica, pero no podemos probar la inexistencia de dios, por lo tanto, desde un punto de vista lógico, es muy primaria actitud burlarse de algo que no sabemos si existe o no.

Suponemos que no existe, y podemos no necesitar de la creencia en dios para explicar los fenómenos naturales, pero nada nos confirma que detrás de los fenómenos naturales no exista una voluntad de mantener cada ley natural en su lugar.

El hecho de que la realidad sea explicable bajo leyes naturales no invalida la existencia de los planos sobrenaturales. Bien podrían coexistir, siendo la permanencia y estabilidad de lo natural en su lugar la única manifestación de lo sobrenatural (como noúmeno y fenómeno) Y de hecho no existir ninguna “manifestación mágica” (milagro) que viole leyes naturales.

Si pudiéramos probar la inexistencia de lo sobrenatural sería genial!

Lo único que podemos hacer es, al seguir una forma de vida científica exitosa, mostrar la irrelevancia de la creencia en un dios o algo sobrenatural . Pero al burlarnos, estamos haciendo totalmente lo contrario a restarle relevancia.