Re: Argumento del personaje

Inicio Foros Comunidad El ágora Argumento del personaje Re: Argumento del personaje

#32051

Sir Arquimedes
Participant

Jesús no era tanto hasta pasados algunos años después de su muerte o resurrección, los mitos y los poderes se incrementan con el paso del tiempo, en su momento sin duda fue un revolucionario y un suicida, al igual que el che Guevara (de quien escribí algunas cosas y hago un paralelismo entre ambos) Ernesto Guevara murió en 1967, tal vez no sea posible porque tendré 105 años, pero sería muy interesante ver que se dice de él en el 2067 o de Rodrigo o Gilda en el 2100. Volviendo a al punto Tanto el Che como Jesús eran hombres contradictorios, revolucionarios, populares, representantes de minorías y suicidas. Del Che, nunca falta quien lo reivindique, siempre señalo que hiere mi ética intima, el pensar en un hombre que estudio para salvar vidas y empuña un fusil, no una Victorinox® como Mc Guiver, un fusil. Entonces estos revolucionarios siguieron un destino, casi revelado de antemano, su muerte.

La del el che, un poco más absurda, porque con la ayuda de Unco Sam, le da muerte el ejercito menos preparado, con menos muertes y menos recursos de la historia de la humanidad, el Boliviano, sin contar que las personas en Bolivia se caracterizan por su pacifismo. Pero la culpa no la tiene Jesús, ni el Che, (en el caso de Rodrigo no sé porque iba re puesto), sino los mitos que se crean con el correr de los años, luego de sus muertes.

En el caso de Jesús, resulta no solo difícil pensar que tenía poderes, también me cuesta pensar que era un trucho o un prestidigitador o mago. Alguna vez elabore un perfil de Jesús como hombre, la verdad es que me dio un tipo seductor (social), franco, líder nato, con carácter fuerte, incluso irritable, disconforme, con tendencias suicidas y muy probablemente gay.

La discusión de “porque no le dictó la tabla periódica a sus discípulos o que numero iba a salir en la nacional vespertina” sirve para confrontar u ofender a los cristianos, no a la historia, ni a un escéptico.

AdeS