30Abr/157

La 440 Hz: La frecuencia Goebbels

7 Comentarios    

Publicado por:Gustavo Garay y Elio Campitelli.

Etiquetado con: , , ,

Existe una teoría conspirativa bastante perpetuada en internet, la cual afirma que el ministro de propaganda nazi Joseph Goebels impulsó la estandarización universal de la afinación musical en La=440 Hz. La afirmación es que, previo a este supuesto hecho, la afinación era La=432 Hz la cual:

Vibra en los principios de la media de oro PHI y unifica las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y el magnetismo con la biología, el código del ADN y la conciencia. La afinación natural a 432 Hz tiene efectos profundos en la consciencia y también en el nivel celular de nuestro cuerpo.

Por lo tanto, el malvado ministro de propaganda nazi nos ha prohibido disfrutar de los beneficios inconmensurables de escuchar música afinada con patrón La=432 Hz.

goebbelsIlustración:  Matt Suarez Holze

¿Qué es el La=440Hz?

El oído humano es capaz de percibir frecuencias sonoras que vibran entre 20 y 20.000 veces por segundo (el Herz o Hz) . Este espectro audible lo dividimos en 10 secciones llamadas octavas. La octava es el intervalo entre dos sonidos de tal manera que uno tiene el doble de frecuencia que el otro y que corresponde a las doce notas de una escala musical cromática.

Esta definición de las octavas es relativa, por lo que para que distintos instrumentos sean compatibles, tienen que afinarse teniendo en cuenta una nota de referencia. Históricamente se ha utilizado la nota musical “LA” de la tercera octava. Y afinar a “La=440 Hz” significa que esa nota vibra 440 ciclos por segundo, produciendo un sonido determinado y consistente entre instrumentos.

Si bien el La=440 Hz es la afinación más usada actualmente, esto no es más que una convención. No sólo no tiene por qué ser así ahora, sino que a lo largo de la historia, la frecuencia de referencia fue increíblemente variada.

Antes del siglo XX, la afinación era increíblemente errática. Se cree que los primeros órganos en la Alemania medieval tenían afinaciones que podían llegar al La=567 Hz mientras que a principios del 1500, en ese mismo país estos instrumentos estaban afinados a un La=377 Hz. No había ningún estándar y tanto compositores como músicos tenían que adaptarse a las afinaciones de cada lugar.

Durante el siglo XVIII la afinación solía ser bastante grave para estándares actuales.  Se conserva un  diapasón de horquilla (que no se desafina con el paso del tiempo) inglés de 1720 que afinaba el LA en 380 Hz. Mientras que Bach, el padre de la música, tenía sus órganos afinados en 480 Hz, una diferencia de 4 semitonos en la misma época. Se ha encontrado también un diapasón de Händel del año 1740 afinado en 422,5 Hz, mientras que uno de 1780 estaba afinado en 409 Hz. Mozart, por su parte, favorecía la afinación en 422 Hz.

Pero esta costumbre cambió bastante y el siglo XIX experimentó una clara tendencia alcista en la afinación. Esto se debía a nuevas técnicas de fabricación de instrumentos y, principalmente, a salones de conciertos cada vez más grandes que podían sostener sonidos más agudos y brillantes. Las orquestas competían entre ellas para lograr el sonido más brillante y esta carrera armamentista se evidencia en los diapasones que se conservan de la época. Uno de 1815 del Semperoper da un La=423,2 Hz, mientras que uno de once años después producía 435 Hz. Se conserva un diapasón en el teatro La Scala de Milán que produce un La de 451 Hz.

Esta tendencia a notas cada vez más agudas era producto de críticas principalmente por parte de los cantantes que se debían esforzar y podrían dañar su voz. Entonces el gobierno francés dictó una ley el 16 de febrero de 1859 en el que establecía el La=435 Hz.

El camino al 440

Aparentemente el estándar de La=440 Hz parece haber surgido de un malentendido. En 1896, La Sociedad Filarmónica de Londres decidió adoptar el estándar francés pero erróneamente interpretó que el La=435 Hz se refería a la frecuencia del instrumento a una temperatura de 15°C que, a la temperatura normal de 20°C se transforma en La=439 Hz por la diferencia en la densidad del aire.

Pero el estándar que conocemos actualmente no se logró hasta los ‘40. Gracias a la radio, el público era expuesto simultáneamente a muy diversas grabaciones y la industria de la radiodifusión entonces hizo esfuerzos para conseguir una verdadera estandarización. Éstos fueron exitosos en 1939 cuando en una conferencia internacional en Londres, se estableció el La=440 Hz como el estándar internacional y la BBC comenzó a transmitir en esa afinación. Un número que probablemente sea un punto medio entre la tendencia alcista del momento y los usos de siglos pasados, pero sospechosamente cerca del dudoso 440 de la Sociedad Filarmónica.

Aún hoy en día no se tiene la garantía de escuchar un espectáculo musical y que se encuentre afinado en 440 Hz.  Muchas orquestas eligen tocar la obra con la afinación con la que la tocaba el compositor (en los casos en los que esta información se tiene) mientras que otras afinan tomando como patrón el “La” del oboísta principal solista, o de acuerdo al órgano que se encuentra en el lugar. Ya que, mientras que todos los músicos utilicen el mismo patrón, no interesa cual sea el elegido, la música sonara afinada y hermosa, debido a que ésto tiene más que ver con intervalos de sonidos, que con patrones iniciales de afinación. Por lo tanto, resulta más práctico afinar la orquesta tomando como referencia el instrumento más difícil de afinar.

Conclusión

La afinación a lo largo de la historia nunca fue 432, más bien fue casi cualquier número entre 400 y 480. Los patrones de afinación dependían de muchos factores: las voces de los cantantes, las cuerdas volátiles de los primeros violines, la difícil afinación de los órganos (que requieren que se les corte los tubos), etc.

Actualmente los pianos o los oboístas solistas son los que dictan la afinación. Por lo tanto vemos que el esfuerzo de estandarizar una afinación universal no tuvo nada que ver con Goebels, quien debería haber viajado al pasado y haber colocado con malicia todos los diapasones en 432 Hz, para luego hacer su maldad de estandarizar a 440Hz y así arruinar nuestras mentes hasta el día de hoy a través de los sonidos impuros. Sino que fue un gran avance para la música, sobre todo para la construcción de instrumentos.

Este “La a 440hz” pudo haber sido cualquier otro número, no hay nada especial en él . De hecho, muchas orquestas, sobre todo europeas, siguen afinando en otros patrones sin ningún tipo de inconveniente. Es solo un estándar, no es una obligación ni una ley, por lo tanto, si te gusta el La=432 Hz o cualquier otro número, no hay ningún problema, sólo se debe tener la decencia de avisarle al resto de los músicos que tocarán con uno.

También se hace la afirmación de que la música tocada a 430Hz es más placentera para el humano ya que “vibra como la naturaleza”. Esta afirmación es relativamente fácil de poner a prueba con doble ciego. Ya se hizo, y resulta que una afinación más aguda resulta menos agradable mientras que no hay cambio alguno para afinaciones más graves.

preference_graph1

Por último, podemos ver que muchas veces se adjunta a esta conspiración una imagen de la “geometría” que produce la vibración de 432 Hz que es hermosa y magnánima, comparada a la horrible y despreciable de 440 Hz. Bueno, en tal caso, los invito a ver como el La=440 Hz también produce hermosas formas geométricas en este genial video.

27Nov/1329

Resonancia Schumann y conspiraciones de aceleración temporal

Circula en estos días una teoría conspirativa muy extraña, la cual afirma que el día dura 16 horas a comparación de las 24 que duraba hace no muchos años (!) y se relaciona a esto con la frecuencia Schumann. La afirmación concreta es:

La elevación del latido o frecuencia base de la Tierra, llamada resonancia Schumann, acortó la duración del día a 16 horas.

Desmitificando la pseudociencia.

En principio, la resonancia Schumann no tiene nada que ver con la percepción del tiempo, es solo una frecuencia de vibración por cavidad. Así como soplar una botella el aire atrapado dentro de ella vibra para producir un sonido característico, el campo electromagético de la Tierra “vibra” en la cavidad formada por la superficie y la ionósfera cuando es excitado por relámpagos. A diferencia de lo que se puede leer en muchos libros y sitios esotéricos y de “ciencia alternativa”, esta resonancia no es “la resonancia de la Tierra” sino la resonancia de esta cavidad.

De hecho no existe una única forma en la que ésta puede vibrar, por lo que hay muchas resonancias Schumann: son un conjunto de frecuencias. Lo mismo pasa con una botella: si prestan atención, el sonido que se escucha cuando el aire dentro de ella vibra no es un tono puro. La “nota” principal de las resonancias Schumann está cerca de los 7,8 Hz (vibra 7,8 veces por segundo), pero hay otros “sobretonos” progresivamente más débiles con frecuencias centradas en 14,3 Hz, 20,8 Hz, 27,3 Hz y más. Winfried Schumann predijo su existencia en 1952, y luego la confirmó experimentalmente junto con Herbert König en 1954.

La realidad cambiante de los fenómenos físicos involucrados significa que la frecuencia Schumann no es siempre de 7,8 Hz como se afirma en las teorías “alternativas”. El numero varía todo el tiempo, dependiendo de la actividad electromagnética en la atmósfera (sobre todo rayos) que es constante en las alturas, y también de la interferencia del sol. La cuestión es que el número se mueve constantemente y la  pseudociencia de la aceleración del tiempo dice que ahora está en 12 Hz, lo cual es falso. Acá podemos ver a los muchachitos de la universidad de California que monitorean la Schumann para ver que nunca se modificó de tal forma abrupta, a pesar de no ser para nada estática.

Frecuencia de la resonancia Schumann medida en California.

Además, la resonancia Schumann existe en todos los planetas que tengan ionosfera. Cada planeta tiene su tipo de resonancia, que no tiene nada que ver con el tiempo que tarda dicho planeta en girar sobre su propio eje (día). De hecho, los relojes con los que funcionan los GPS y los satélites son atómicos, están configurados con una resonancia atómica normal y si hubiera semejante diferencia como dicen (8 horas), esto habría sido notado por las universidades de todo el mundo, sin contar cualquier automovilista que trate de saber dónde está.

También podría notar el cambio cualquier persona con un reloj de pulsera o cualquier método de medir el tiempo, ya que ninguno depende de la frecuencia de la resonancia Schumann. La gravedad efectiva de la Tierra también se debería haber visto afectada ya que una rotación más lenta de nuestro planeta reduciría la fuerza centrífuga.

Y si todas esas evidencias parecen demasiado sutiles como para ser notado, una drástica desaceleración en la rotación de la Tierra hubiera causado terribles terremotos y catástrofes (como un sacudón), cambios observables en el movimiento relativo de la Luna y… ¡que el día dure menos!

Sacando todo el delirio cósmico-cuántico-temporal-interplanetario-galáctico-gracioso, otra afirmación descabellada es que la frecuencia Schumann tiene que ver con las ondas alfa del cerebro, lo cual es categóricamente falso.

Las ondas alfa son un conjunto de ondas con frecuencias entre 8 y 12 Hz que se pueden observar comúnmente en un encefalograma y están relacionadas con la actividad de la corteza visual, aunque, como no podía ser de otra manera con un órgano complejísimo como nuestro cerebro y un método de medición burdo como el electroencefalograma, también se detectan en otras áreas y otras situaciones.

File:Eeg alpha.svg

Encefalograma filtrado para mostrar sólo las ondas alfa

No hay razón teórica alguna para relacionar una frecuencia variable de unos 7,8 Hz originada en la ionósfera terrestre con otra frecuencia variable de entre 8 y 12 Hz originada en nuestro cerebro. Tampoco hay buenas evidencias empíricas que encuentren relación alguna.

Volviendo al mundo real

Como si esto fuera poco, la realidad científica es que los días se están haciendo cada vez más largos. Esto se debe a que la Luna se está alejando paulatinamente de la Tierra por la disipación de energía y los flujos de la marea. Cuando se formó la Luna, el día de la Tierra duraba sólo 3 horas, pero ésta se fue alejando y hoy el día dura 24. La velocidad de alejamiento de la Luna se mide mediante un rayo láser que se refleja en paneles reflectantes que fueron colocados allí por las misiones espaciales. Estas mediciones dicen que en la actualidad la Luna se está alejando unos 38 milímetros por año, que equivalen a un aumento en la duración del día de unos 2,3 milisegundos cada 100 años.

¿Querés acelerar el tiempo en serio?

Bueno, hay dos simples cosas que podés hacer para que el tiempo pase, efectivamente más rápido o más lento dependiendo del caso.

La primera es acelerar tu cuerpo lo más cercano a la velocidad de la luz posible (Teoría de la relatividad especial) y con eso pasaría mas lento el tiempo para vos a comparación de un observador quieto. Y la segunda es alejarte del centro de la Tierra (Relatividad general), con lo cual el tiempo pasaría más rápido para vos, a diferencia del observador parado en el planeta. Sin estos conocimientos no funcionaria ningún GPS, ya que los satélites deben configurarse teniendo en cuenta estas variaciones en el tiempo relativo. De esto ya hablamos en un artículo anterior.

13Oct/1350

Cámara Kirlian y Fotografía del alma de Korotkov.

50 Comentarios    

Publicado por:Gustavo Garay.

Etiquetado con: , ,

Cuando aparecen estos fenómenos pseudocientíficos y se propagan en las redes sociales, es pertinente hacer un debunking (Desmitificación) de los mismos, así que, a por eso!

En este caso, la noticia esotérica de la última semana es que el científico ruso Konstantin Korotkov habría sacado fotos con una cámara biométrica en el momento de la muerte de una persona y estas fotos revelan una suerte de "alma" o "espíritu".

death-moment-pic-life-ru-473321134

Un primer paso para evaluar su veracidad, es buscar si ésta es realmente una noticia. Una de las imágenes que acompaña algunas notas es sospechosa desde el principio. La la foto muestra 3 cuerpos en paralelo con una aparente foto termal y sería la demostración fotográfica de como el alma abandona el cuerpo. Pero, resulta que ésta puede encontrarse con fecha de 2009 en el foro de David Icke y, más importante, es sospechosamente similar a la de este sauna.

La "impresionante" imagen del alma es una propaganda de un sauna.

La "impresionante" imagen del alma es una propaganda de un sauna.

Además, buscando noticias relacionadas, podemos encontrar una exactamente igual que se remontan al año 2009, pero con distintas fotos. Fotos que, a su vez, también aparecen en una publicación china de 2008 que aparentemente habla sobre algún equivalente de los niños índigo.

¿Un poco extraño no? Por el momento podemos deducir que si es que algo invento este científico ruso es una máquina del tiempo, o tal vez, las noticias son falsas.

alma

La otra imagen divulgada tampoco pasa la prueba. Al realizar una búsqueda de imágenes con el motor de Google, podemos encontrar la misma imagen en blogs con fechas de publicación anteriores. Por ejemplo, ésta, de marzo de 2012 o ésta, de enero del mismo año.

Pero si claramente esa no es la supuesta fotografía del alma, ¿de dónde proviene? Nuevamente usando Google y Tineye, que nos permiten realizar búsquedas de imagen inversa, podemos encontrar imágenes antiguas que poseen una (irónica) marca de agua, la cual dice "Science photo library". Con una búsqueda pertinente, llegamos al sitio y a la imagen en cuestión.

Al parecer se trata de un fotógrafo llamado Oscar Burriel. Burriel es un fotógrafo argentino de renombre internacional, que se caracteriza por hacer fotos con efectos especiales desde hace muchos años. Incluso podemos verlo en entrevistas en la televisión argentina.

Al realizar una búsqueda en Google de "Oscar Burriel" y aplicar el filtro de imágenes, podemos encontrar que no solo existe esa foto, sino que pertenece a una especie de colección de fotografías de ese mismo estilo "Alma abandonando cuerpo".

soul-leaving-body

En este punto podemos concluir que las fotos que muestran los portales de noticias no son las reales. El sitio Pijamasurf se dio cuenta de eso luego de haber publicado la noticia y en hace unos días admitieron “la imposibilidad de encontrar la original” e incluyeron otra imagen, que tampoco es la codiciada foto ya que puede verse en varios otros blogs new age.

Habiendo aclarado el tema de las fotografías mágicas de revelación espiritual, podemos pasar a hablar del supuesto método utilizado para obtenerlas, la "Cámara Kirlian".

Dicha cámara supuestamente fotografía la "energía" pero lamentablemente para algunos, las fotos son muy bonitas pero de esotéricas o mágicas no tienen nada. Basta con revisar su artículo en Wikipedia para saber que, en realidad, disparan electricidad para lograr dicho efecto.

Las fotografías obtenidas por esta técnica son muy populares entre los practicantes de medicina alternativa, ya que la usan como método diagnóstico. En muchos casos aseguran que el campo eléctrico que se ve en las fotos es una imagen del aura de las personas y que hay una relación entre el aura y el bienestar físico del paciente. A pesar de que no está comprobada la existencia del aura y que estas fotografías son productos de un fenómeno físico conocido, las fotografías Kirlian son parte del material de diversos terapeutas alternativos y esotéricos.

Básicamente, es lo mismo que mojar un perrito en agua fotografiarlo y decir que irradia agua.

La "cámara" es una placa conectada a un transformador llamado "bobina de Tesla", sobre la que se pone la película o papel fotográfico y encima un vidrio sobre el que se pone el objeto a kirlanografiar. Se dispara la corriente eléctrica y tenemos una foto del disparo eléctrico.

Ejemplo del efecto corona

Ejemplo del efecto corona

Y es que si cuentan que se aplican decenas de miles de voltios para tomar la foto asombrosa, el asombro disminuye. En el caso de las fotografías Kirlian, lo que se ve en las fotos es el llamado Efecto Corona, que se produce por “la aparición de conductividad de un gas (aire) en la proximidad de un conductor sometido a alta tensión".

Es decir, tenemos una placa fotográfica que registra luz visible (y parte de la luz no visible), tenemos un conductor (el objeto que se pone sobre la placa fotográfica) y tenemos alta tensión (mínimo 10 mil voltios, pero se ve más bonito con unos 25 mil o 40 mil voltios). Alrededor del conductor sometido a alta tensión, el aire se vuelve conductivo y provoca la descarga que tanto desorientó a Semyon Kirlian en 1939. Korotkov utiliza una técnica similar llamada Gas Discharge Visualization (Visualización de Descarga Gaseosa).

Otro ejemplo conocido del efecto corona conseguido con una bobina de Tesla son las bolas de rayos que se venden como novedades y decoración. Es el mismo principio y los rayitos y colorines son obviamente similares. En ambos casos, el gas entre dos superficies se carga y se vuelve conductor dando lugar a un despliegue atractivo que no tiene ningún significado místico.

Ustedes pensarán, pero entonces se puede hacer una foto Kirlian de cualquier objeto! ¡Claro que si! Ésta es una fotografía del alma saliendo de una llave francesa

kirlian_spanner

El alma de una llave francesa escapando su cuerpo.