6Ago/139

El aborto y el riesgo de suicidio, o la falsificación de un estudio científico

9 Comentarios    

Publicado por:PabloDF.

Etiquetado con: , , , ,

Hace bastante escribí un dossier en tres partes sobre la pseudociencia y las falacias pretendidamente científicas propagadas por Sexo Seguro, una organización anti-derechos reproductivos que no es más que una fachada de la Iglesia Católica. Sigo sus tuits, que son habitualmente consignas en un loop, sin fuente ni signo alguno de que tengan en cuenta lo que los demás les comentamos, y así llegué a ver esta rara gema:

sexoseguro-tw-alediener

Muy bien argumentada la respuesta de @AleDiener a un inconforme sobre el aborto http://www.animalpolitico.com/blogueros-blog… … …

La referencia es a una columna escrita por una tal Alejandra Diener en el portal noticioso mexicano Animal Político, en respuesta a alguien que la cuestionó por su postura antiabortista. Diener es Maestra en Ciencia de la Familia por la Universidad Anáhuac y licenciada en Economía por la Universidad Iberoamericana. (Ambas son instituciones católicas. La Anáhuac es regenteada por la Legión de Cristo, orden fundada por el sacerdote y pederasta serial Marcial Maciel. La Iberoamericana es propiedad de la Compañía de Jesús.)

El núcleo empíricamente chequeable de lo que dice Diener contra el aborto se encuentra en el párrafo siguiente:

El aborto está generando un verdadero problema de salud pública, ya que la mujer que aborta padece trastornos mentales que las lleva incluso hasta el suicidio (Association between parity and risk of suicide among parous women. Chun-Yuh Yang PhD MPH www.cmaj.ca), mujeres que no puedan hacerse cargo de sus familias o que ni siquiera puedan continuar con sus vidas a causa del trastorno ocasionado por este drama de la eliminación de un ser humano en su vientre.

Aunque no se habla del síndrome post-aborto, casi se da por sobreentendido. El SPA correspondería a un conjunto de problemas psicológicos que padecerían casi todas las mujeres luego de interrumpir un embarazo. El SPA es una invención, un mito de la academia “pro vida” (puede comprobarse fácilmente que casi las únicas referencias al mismo ocurren en páginas apologéticas católicas y publicaciones de instituciones académicas ligadas a la Iglesia); ninguna organización científica del mundo ha encontrado evidencia de que exista ni lo reconoce como diagnóstico (véase por ejemplo este paper de la Harvard Review of Psychiatry y este reporte de la APA, mencionados en este post de Médico crítico). Pero Diener, en vez de hablar en términos generales, señala específicamente un estudio sobre “la relación entre la paridad y el riesgo de suicidio en mujeres” (paridad es la cantidad de hijos que ha tenido una mujer).1

El estudio, que existió y fue realizado por investigadores independientes, observó registros de 1,3 millones de mujeres taiwanesas a lo largo de casi tres décadas y halló que, corrigiendo por otros factores, el riesgo de suicidio de una mujer disminuye al aumentar su número de hijos. Esto es muy interesante, pero el problema para el argumento de Diener es que el aborto ni se menciona.

Hay varios motivos por los cuales un mayor número de hijos podría correlacionarse con un menor riesgo de suicidio. La depresión se correlaciona tanto con el riesgo de suicidio como con una tendencia a tener menos hijos. Tener una gran familia a su alrededor puede hacer que una mujer se sienta más valorada. Las causalidades no están establecidas y los autores del estudio lo reconocen, así como la imposibilidad de controlar otras variables que posiblemente influyan en la decisión de tener hijos (por ejemplo, el desempleo).

Alejandra Diener, como todos los columnistas “expertos” que publican contenido pseudocientífico al servicio de una ideología o religión, sabe que la inmensa mayoría de sus lectores jamás buscará confirmación independiente de lo que ellos afirman, especialmente si se trata de una publicación con una línea editorial afín a su propia ideología. Lamentablemente el mismo caso se da cuando académicos de esta calaña son llamados a exponer ante quienes hacen las leyes que regulan temas fundamentales, como el derecho al matrimonio, al divorcio, al acceso a la anticoncepción o al aborto.

Si no fuera por esto último, este artículo no pasaría de ser una válvula de escape para mi síndrome de SIWOTI2. Como están las cosas, esto no es simplemente alguien que miente por internet, sino alguien que representa un modelo de académico falaz que puede influir de forma decisiva en las políticas de salud de un país entero. Dejo aquí, entonces, mi granito de arena.

 

1 Association between parity and risk of suicide among parous women. Chun-Yuh Yang, PhD MPH. doi:10.1503/cmaj.090813

2 SIWOTI: Someone Is Wrong On The Internet (“Alguien Está Equivocado En Internet”), aunque en este caso debería más bien ser SILOTI: Someone Is Lying On The Internet (“Alguien Está Mintiendo En Internet”).

 

Nota: Este post es una versión revisada y aumentada de un artículo en mi blog, Alerta Religión, titulado “Aborto y riesgo de suicidio según la católica mentirosa Alejandra Diener”, publicado el día 3 de agosto de 2013.
Comentarios (9) Trackbacks (0)
  1. El aborto es una sofisticación de los sacrificios humanos, y esto da idea de lo que es el aborto: Jesús TRUENA: “Mi voz de justicia será oída como un violento terremoto y esos traidores serán golpeados en la medida del mal que han hecho a Mis hijos, cuya sangre inocente es vertida en sacrificio”.

    La mujer latina por tener el Santo Bautismo siente y sufre cosas del espíritu que no le suceden a las almas muertas por no haberlo recibido. El mundo de la ciencia humana trata de subvertir la verdadera ciencia que es la de Dios y en la que participa el mundo de lo invisible. En nuestra página se habla de que esta ciencia ha apresurado el mundo a su fin, con el iluminati Anticristo saliendo de uno de los países más racionalistas, y en consecuencia, más politizados. Luima.

    • Coincido contigo, Luima, pero saco otras conclusiones del asunto. Efectívamente una persona que genera tal contradicción en su moral puede caer en un problema psicológico insostenible..

      Pero eso es, a mi opinión, de creen desde la infancia en dogmas anticuados y faltos de conocimiento real y científico.
      La causa, según yo es el concepto errado de dios y la vida misma.

      • Hago notar que en ningún caso se dice que el aborto no tiene consecuencias psicológicas. Puede tenerlas y a veces las tiene. Pero no las tiene con frecuencia ni en todas las mujeres ni son siempre las mismas consecuencias. Por eso no existe ningún “síndrome post-aborto”, por no hablar de que es mentira que el aborto provoque suicidios. En general las mujeres que tienen problemas psicológicos antes de abortar siguen teniendo los mismos problemas después.

    • Ya que va a traer citas de ficción a una discusión sobre la realidad, le pido que antes lea los siguientes versículos del libro de los Números 5:16-31.

      «El sacerdote hará que la mujer se acerque y la presentará ante Dios. Luego tomará un poco de agua sagrada en una vasija de barro y mezclará con ella un poco de polvo del suelo del santuario. Hará que la mujer se coloque delante del Señor, le soltará el pelo y le pondrá en las manos la ofrenda por causa de celos para poner al descubierto un pecado; por su parte, él tomará en sus manos el agua amarga que trae la maldición. Entonces tomará juramento a la mujer y le dirá: «Si no has tenido relaciones con otro hombre, ni has sido infiel a tu marido, ni has cometido con otro hombre un acto que te deje impura, que no te pase nada al beber esta agua amarga que trae la maldición. Pero, si has sido infiel a tu marido, si has tenido relaciones con otro hombre y has quedado impura, que Dios te convierta en ejemplo de maldición ante el pueblo, y haga que el vientre se te hinche y que TU CRIATURA SE MALOGRE. Ese castigo te vendrá al beber esta agua que trae la maldición.» Y la mujer responderá: «Así sea.»
      Entonces el sacerdote pondrá esta maldición por escrito y la borrará con el agua amarga. Después, hará que la mujer beba esa agua para que le provoque amargura en su interior […].
      Después que el sacerdote haya hecho beber a la mujer el agua amarga, si ella ha sido infiel a su marido, esta agua que trae la maldición provocará amargor dentro de ella y hará que el vientre se le hinche y que LA CRIATURA SE MALOGRE. Así la mujer se convertirá en ejemplo de maldición entre su pueblo.»

      La ley antes citada, revelada por Dios a Moisés, luego es ratificada por Jesús con las siguientes palabras en Mateo 5: 17-18.

      «No penséis que yo he venido a abolir la ley de Moisés y las enseñanzas de los profetas. No he venido a abolirlas, sino a darles cumplimiento. Porque os aseguro que mientras existan el cielo y la tierra no se le quitará a la ley ni un punto ni una coma…»

      Por tanto, en Números 5:16-31 Dios autoriza el aborto y da las indicaciones para practicarlo, y en Mateo 5:17-18 Cristo lo ratifica.

  2. A los pro-embarazo-a-toda-costa les gusta hablar de las (supuestas) consecuencias psicológicas de abortar. Lo que no les gusta llegar a preguntarse es si estas consecuencias psicológicas son producto del acto de abortar en sí mismo, del episodio vital que implicó un embarazo no deseado, de vivir en un medio social que condena moralmente el aborto, de el estrés asociado a la decisión de continuar o no el embarazo, etc… O a la combinación de todos esos factores. Pero claro, si te esfuerzas por condenar el derecho a elegir, qué mejor que hacer sentir culpable a la gente y luego decir que eso es malo porque se sienten culpables, no?

  3. Mientras los pro-vida tienen de a 10 hijos, los pro-elección de a 1 o 2. Esos 2 tienen que convencer a los otros 10 que sus padres tenían ideas antiguas. Suerte.


Es recomendable (aunque no indispensable) que antes de postear un comentario te loguees o registres. De esa manera, tu comentario aparecerá con tu avatar seleccionado y será relacionado con tu usuario.

Deja un comentario


*

Aún no hay trackbacks.