13May/1393

El mito de las dietas ácidas y alcalinas

Si bien hace tiempo que circulan cadenas de e-mail sobre la temática de las supuestas alternativas para curar el cáncer mediante una dieta alcalinizante, una nueva viralización en las redes sociales me motivó a redactar este artículo. Existen dos puntos a analizar:

  1. La viralización está hecha bajo el nombre de una institución que está a la vanguardia de la investigación del cáncer: el Hospital Johns Hopkins.
  2. El mito de la dieta ácida/alcalina.

Está por toda la web, pero aquí les dejo este artículo para que lo lean ustedes mismos.

El primer punto está aclarado y muy bien argumentado en la página web oficial de la institución, donde se lee claramente:

«La información falsamente atribuida a Johns Hopkins llamada “ACTUALIZACIÓN ACERCA DEL CÁNCER” describe propiedades de las células del cáncer y sugiere maneras de prevenirlo. Johns Hopkins no publicó esta información que viene frecuentemente como un archivo adjunto de un e-mail y tampoco respalda su contenido. El e-mail también tiene el nombre de nuestra institución mal escrito como “John” Hopkins, pero la manera correcta de escribirlo es “Johns” Hopkins. Para más información acerca del cáncer, por favor lea la información en nuestro sitio web o visite la página del Instituto nacional del cáncer (National Cancer Institute) www.cancer.gov. Por favor ayúdenos a combatir la propagación de este engaño divulgando este comunicado.»

Por lo tanto, este artículo está enfocado en el punto 2.

Recuerdo cuando hace unos pocos años creía en esto de la dieta ácida/alcalina... Como estudiante de medicina magufo en ese momento, estaba fascinado con la idea y me dediqué a investigar más. Sin dudas, el resultado fue uno de los “clicks” más importantes que me llevaron a volcarme hacia el escepticismo científico.

Para los que no están al tanto, estamos hablando de la creencia de que ciertos alimentos pueden producir un cambio en el pH de los fluidos corporales como la sangre, causando estados de acidificación o alcalinización que influirían en la producción o curación del cáncer. Pueden ver los detalles en este artículo sobre “La causa primaria del cáncer”, en cuyas conclusiones se puede leer:

  • Las células sanas viven en un entorno alcalino y oxigenado, lo cual permite su normal funcionamiento.
  • Las células cancerosas viven en un ambiente extremadamente ácido y carente de oxígeno.

En ese momento leí varias cosas que me llamaron la atención y recuerdo muy bien lo que pensé, que fue algo así:
1) ¿¿¿Un científico recibió el premio Nobel por descubrir la causa primaria del cáncer??? ¿Cómo nunca me enteré de eso?
2) La acidez expulsa el oxígeno de la célula. Mmm, no tiene sentido, pero será una explicación básica supongo.
3) Privar a una célula de 35% de su oxígeno durante 48 horas puede convertirlas en cancerosas. Sigo sin poder creer que nunca me hayan enseñado esto en la facultad. ¡Qué fantástico! ¡Las “farmafias” siempre haciendo de las suyas!
4) Una vez finalizado el proceso de la digestión, los alimentos de acuerdo a la calidad de proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas que otorgan, generarán una condición de acidez o alcalinidad al organismo. Pero en el estómago todo se vuelve ácido y en el duodeno todo es alcalino...  ¿?
5) Curiosamente todos estos alimentos nombrados, son ANTIFISIOLÓGICOS. Nuestro organismo no está diseñado para digerir todo esto! ¿Diseñado? Esto se está poniendo raro.

Evidentemente, todas las afirmaciones de este artículo van en contra de los conocimientos que nos ha aportado el estudio de la fisiología humana. Esto me llevó a investigar un poco más... Pero vayamos por partes y comencemos con lo que podríamos llamar “la causa primaria de este delirio”.

Aparentemente todo surgió con la manipulación de la información de un premio Nobel de Fisiología o Medicina llamado Otto Heinrich Warburg, galardonado por “el descubrimiento de la naturaleza y modo de acción de la enzima respiratoria”, que significó un hito en la comprensión bioquímica de numerosos procesos orgánicos y que algunos consideran como el más original y productivo del siglo XX. Esta enzima es una parte de la cadena de oxidación que se da en la mitocondria para obtener energía en forma de ATP, la “moneda” energética de la célula, a partir de la glucosa mediante un proceso llamado Ciclo de Krebs. Para que este proceso ocurra se necesita oxígeno. Esta forma de metabolizar la glucosa se denomina glucólisis aeróbica.

Warburg fue un gran científico y los resultados de muchas de sus investigaciones constituyen pilares en la química orgánica y la fisiología humana. Pero sus investigaciones sobre el cáncer fueron menos fructíferas. Observó que las células cancerígenas podían reproducirse sin oxígeno y lanzó la hipótesis de que la privación de oxígeno era la causa de la enfermedad. Según esta teoría, las células corporales que “no utilizan” oxígeno no desarrollarían cáncer, pero hoy sabemos que existen células que tampoco lo hacen y no son células cancerosas: los glóbulos rojos y las células de la córnea, el cristalino y ciertas regiones de la retina.
Warburg también observó que los tejidos cancerosos crecían en medios ácidos, es decir en medios con un pH menor al del organismo (7,4) y que las células normales metabolizaban la glucosa de forma distinta a las células cancerígenas. Lo que lo motivó a escribir “Metabolismo de los tumores” (Stoffwechsel der Tumoren).

Posteriormente, en 1956, redactó un artículo para la revista Science que tituló “El origen de las células cancerosas”, dando indicios de lo que se venía, para luego presentar 10 años más tarde su trabajo “La causa primaria del cáncer y su prevención” en la reunión de premios Nobel en Alemania.

Estas ideas fueron bien recibidas y calaron. Según él había que introducir en la dieta varias enzimas respiratorias, como vitaminas B y hierro, lo que ayudaría a prevenir la aparición del cáncer, anexándose así a los tratamientos mediante megadosis de vitaminas propuestos por otro ganador del premio Nobel (Química), Linus Pauling, que dió nacimiento a la “medicina” ortomolecular. Hoy esta teoría sólo tiene interés histórico.

Fue un muy interesante razonamiento teniendo en cuenta los conocimientos de ese momento. Pero lo que sabemos hoy en día es que la ausencia de oxigeno en las células tumorales se debe a su elevada tasa de crecimiento: unas 200 veces más que las células normales.

Para transformar la glucosa en energía, la célula debe realizar una serie de pasos sistemáticos, en donde si falta un componente, todo falla. Inicialmente la glucosa se transforma en una sustancia llamada ácido pirúvico, o piruvato, el cual puede seguir dos caminos:

  • Cuando hay oxígeno, se realiza la glicólisis aérobica, que es lo que sucede en la gran mayoría de nuestras células con algunas excepciones (como mencionamos más arriba). El piruvato ingresa a la mitocondria para sufrir la fosforilación oxidativa, donde participan las enzimas que Warburg descubrió.
  • Pero cuando no hay oxígeno nos encontramos en un un estado de hipoxia, por lo que el piruvato no puede ingresar a la mitocondria y es transformado en ácido láctico, o lactato. Este compuesto puede transformarse en piruvato e ingresar a la mitocondria para sufrir la fosforilación oxidativa si disponemos de oxígeno nuevamente.

El primer camino genera mucha energía, mientras que el segundo no. Pero esto no hace a uno mejor que el otro; son simplemente unos fantásticos mecanismos de adaptación a diferentes estados celulares. Por ejemplo, cuando hacemos una actividad física intensa —una carrera de 100 metros llanos o escapar de un león (¿?)—, la demanda de oxígeno para producir energía aumenta tanto que a veces no puede ser satisfecha, por lo que la célula debe valerse de la energía aportada por la glicólisis anaeróbica, por más pequeña que sea. Esta situación hace que aumente la concentración de lactato en la célula, que es expulsado hacia el exterior (este compuesto ácido hace que sintamos esa “quemazón” en los músculos).

En los tumores pasa exactamente lo mismo: las células cancerosas tienen un metabolismo tan alto que necesitan elevadas cantidades de oxígeno para funcionar. Al no poder satisfacer esa necesidad, realizan glicólisis anaeróbica para obtener su energía. Esto es conocido como Efecto Warburg, el cual lleva a una producción enorme de ácido láctico y la creación de un microentorno ácido.
Como podemos ver, esta acidificación no es entonces producto de la dieta, sino del metabolismo del cáncer. Además, la acidificación o alcanilización nunca ocurren en nuestro cuerpo -en situaciones normales-, ya que el pH es celosamente mantenido en un rango muy estrecho de entre 7,35 y 7,45 y salirse del mismo puede resultar en la muerte de la persona.

Recientemente se ha elaborado una hipótesis del origen del cáncer basándose en el Efecto Warburg, según la cual una alteración en la ruta de producción de energía provocaría una acumulación de formas reactivas de oxígeno que causarían a su vez un daño en el material genético de la célula, desembocando en la producción de cáncer.

Así que no crean que es importante si los alimentos son ácidos o alcalinos, ya que el medio interno del estómago es tan ácido que ningún alimento puede cambiar su acidez, y todos los alimentos que salen de ahí son ácidos. Luego entran al duodeno, donde las secreciones del páncreas e hígado neutralizan los ácidos del estómago y convierten los alimentos en alcalinos. La modificación de la dieta no puede cambiar la acidez de cualquier parte del cuerpo, con excepción de la orina.

Los promotores de estos productos dicen que las células cancerosas no pueden vivir en un ambiente alcalino y eso es cierto, pero tampoco puede ninguna de las otras células del cuerpo. Con todo esto no quiero decir que la dieta no sea importante, nada más lejos de la realidad.

Lamentablemente todavía sabemos muy poco sobre el cáncer. El cáncer no es una sola enfermedad ni tiene un origen único, sino que es un grupo de enfermedades multicausales. Muchas cosas en nuestros genes, nuestro estilo de vida y el medio ambiente que nos rodea pueden aumentar o disminuir el riesgo de padecer cáncer. Por lo tanto, en estos momentos podemos tomar medidas preventivas al respecto y así disminuir la probabilidad de contraerlo.

El estudio Alimentación, nutrición, actividad física y la prevención del cáncer: una perspectiva global publicado por la World Cancer Research Fund y el American Institute for Cancer Research, recomienda:

  • Manténgase tan delgado como le sea posible, dentro de los rangos normales de peso.
  • Haga entre 30 y 60 minutos de actividad física moderada diariamente, como caminar.
  • Evite las bebidas endulzadas y la comida chatarra.
  • Si es madre, amamante durante por lo menos 6 meses.
  • No coma más de medio kilo de carne roja por semana y evite las carnes procesadas.
  • Limite la ingesta de bebidas alcohólicas a una medida diaria, en las mujeres, y a dos, en los varones.
  • Coma 5 porciones diarias de frutas y hortalizas.
  • Limite el consumo de sal a 6 gramos diarios; evite ingerirla como conservante.
  • Evite los suplementos dietarios, a excepción del ácido fólico durante el embarazo.
  • Si sobrevive al cáncer, siga recomendaciones nutricionales de un profesional, realice actividad física y mantenga un peso adecuado.

Comentarios (93) Trackbacks (6)
  1. ¿Porqué sugieren evitar los suplementos dietarios?

    Gracias y muy bueno el artículo.

  2. muy buen articulo.

    muchas Gracias

  3. Muy esclarecedor. Gracias por este artículo.

  4. “Cuando hay oxígeno, se realiza la glicólisis aérobica, que es lo que sucede en la gran mayoría de nuestras células con algunas excepciones…” Eso está mal! El efecto Warburg ES la glicólisis aeróbica, que ocurre en células de cáncer. Le sugiero el artículo de Vander Heiden del 2009 publicado en Science. Al parecer, no entendió lo que Warburg quiso decir
    DOI: 10.1126/science.1160809

  5. Gracias por el atriculo!Me ayudo mucho en mis dudas.

  6. Dejo unos artículos (en inglés) sobre el tema que parecen bastante completos.
    Se cuestionan los argumentos con los que se fundamenta la “dieta alcalina” sin negar las significativas mejoras en la salud que pueda eventualmente generar, aunque por razones ajenas al balance de pH, claro.
    http://chriskresser.com/the-ph-myth-part-1
    http://chriskresser.com/the-acid-alkaline-myth-part-2
    Saludos y gracias por el artículo.

  7. La hipótesis de la mutación del gen inhibidor del crecimiento, tanto como la de la metástasis, no han sido corroboradas. Y a menudo se olvida que hay, en los enfermos de cáncer, una infección masiva de cándida y un elevado y sostenido nivel de toxemia que provoca cambios bioquímicos y morfológicos que hacen que la célula fermente.

    En tus recomendaciones, pese a tu declarada incomprensión de las causas del cáncer y tu resistencia a la medicina natural, no podés más que recomendar limitar el consumo de lo que no es alimento natural del ser humano, a la vez que incentivar el consumo de lo que sí lo es.

    “Así que no crean que es importante si los alimentos son ácidos o alcalinos, ya que el medio interno del estómago es tan ácido que ningún alimento puede cambiar su acidez, y todos los alimentos que salen de ahí son ácidos. Luego entran al duodeno, donde las secreciones del páncreas e hígado neutralizan los ácidos del estómago y convierten los alimentos en alcalinos. La modificación de la dieta no puede cambiar la acidez de cualquier parte del cuerpo, …” “…con excepción de la orina.” como si fuera poco!
    En este caso olvidás por ejemplo que el metabolismo de los productos animales produce ácido úrico, y nosotrxs a diferencia de los carnívoros, no producimos uricasa, por lo que debemos descalcificar los huesos y dientes para neutralizar la acidez… los uratos resultantes son sólo unos de los tantos metabolitos tóxicos que genera la dieta antinatural.

    “Los promotores de estos productos dicen que las células cancerosas no pueden vivir en un ambiente alcalino y eso es cierto, pero tampoco puede ninguna de las otras células del cuerpo.” No especules; a lo que se hace referencia es a la alcalinidad natural de pH 7.4; y a la dieta natural que es compuesta por alimentos alcalinizantes. Es interesante que usaras la frase “los promotores de estos productos”… ahí tenés una clave que se te pasa por alto: lo que se promueve es la dieta natural a base de frutas, verduras y semillas crudas, por lo tanto, a diferencia de los hiper lucrativos fármacos oncológicos, aquí no hay ningún producto ni lucro, sino prevención y dieta sana, en suma una medicina real no lucrativa.

    Sabemos mucho sobre el cáncer, y lo hemos curado por décadas, como lo demuestran las historias clínicas del Drs Gerson, Dr Cousens, Dra Wigmore, Drs Esteve, entre otrxs…

    • Perdón, pero el ácido úrico es el producto del metabolismo de los nucleótidos, que forman parte de todo ser vivo. Comiendo frutas, verduras y semillas vas a producir ácido úrico igual.

      • Pues claro que producirás ácido úrico, pero hazte un favor y “repasa” qué dieta le mandan al que produce un EXCESO de ácido úrico… ¡Usen la cabeza antes de comentar, por favor! ¬¬’

  8. “Como podemos ver, esta acidificación no es entonces producto de la dieta, sino del metabolismo del cáncer” Esta afirmacion parece confundir un poco. Ya que supone que no hay cierta causalidad entre la alimentacion y la generacion de celulas cancerigenas, quizas no sea el responsable directo de dicha acidez, pero tampoco refuta la idea de la alimentacion como causante. Me interesaria saber la fuente de donde extraes la informacion de tus afirmaciones, que el el ph solo varia en un rango del 7,35 al 7,45? Imagino que se establece como un rango extraido de una media, y bien sabemos que las medias no representan los extremos, es decir si existiese un sujeto con un ph 7 y otro con un ph 7,8, el valor medio seria 7,4 y ese seria el que se utilizara como representativo. Quiero decir, cuantas personas fueron evaludas para llegar a estas conclusiones? Que tipo de alimentacion tenian? Que tipos de mediciones se llevaron a cabo? en que momento del dia? Tenemos que suponer que esas medias nos representan?

    • eso no es asi, el lactato se produce por la falta de oxigenación celular, y esto es debido a las grasas saturadas entre otros factores, nunca al cáncer en si… hablamos de dieta, pero no creo que descubra nada si digo que la dieta esta en el 99% de las patologias como causa…no?

    • Ese rango de pH figura en TODOS los libros de fisiología, bioquímica, etc. No es promedio de nada, el que se sale de ese rango muere de alcalosis o acidosis

  9. La verdad que en vez de aclarar lo confunden mas a uno, lo único que se es que entre mas sano comos mejor salud tendras

  10. esto no se entiende si se afirma o se refuta hay una contradccion en el parrafo.

    las células corporales que “no utilizan” oxígeno no desarrollarían cáncer, pero hoy sabemos que existen células que tampoco lo hacen y no son células cancerosas: los glóbulos rojos y las células de la córnea, el cristalino y ciertas regiones de la retina.

    según el premio nobel la células anaherobicas no producen cancer. No entiendo que es lo que refutan supuesta mente. lo que el premio nobel afirmo es correcto.

  11. la dieta puede acidificar el organismo, hay montañas de estudios que lo atestiguan, uno de los más recientes fue para desacreditar la dieta Dukan, esta dieta proteica desestabiliza por completo la acidez de orgaismo (acidosis metabólica) la Universidad de Granada, España, lo volvio a demostrar recientemente con un equipo dirigido por la doctora Virginia Aparicio Gª-Molina, es cierto que se ha intentado atacar la dieta acido-alcalino, pero sin ninguna base. Saludos

  12. “Así que no crean que es importante si los alimentos son ácidos o alcalinos, ya que el medio interno del estómago es tan ácido que ningún alimento puede cambiar su acidez, y todos los alimentos que salen de ahí son ácidos. Luego entran al duodeno, donde las secreciones del páncreas e hígado neutralizan los ácidos del estómago y convierten los alimentos en alcalinos. – See more at: http://circuloesceptico.com.ar/2013/05/mito-dietas-acidas-alcalinas#sthash.I0DGUwrE.dpuf

    No soy medico ni nada pero he leido algo sobre el tema, pero si reconoces que la calidad de la dieta contribuye con el riesgo o no de contraer cancer, entonces la cuestion no es que los alimentos que salen del estomago son acidos, y seguro lo son por la accion del acido clorhídrico, sino la calidad de los alimentos, es decir, no es lo mismo comer mucha comida chatarra que una alimentacion vegetariana, en ambos casos el quimo es acido, pero en ningun caso es la misma cosa. O sea que por un lado dices que no importa que si lo que comemos es acido o alkalino, pero por el otro recomiendas que hay cosas que no se debe comer mucho…

  13. Yo tampoco soy médico pero puedo asegurar que (…). Cuando leo estas notas que intentan refutar cientificamente conocimientos guardados en el tiempo y censurados por muchisimos intereses de empresas multinacionales me pregunto: Quien es Ezequiel Arrieta? Como obtiene recursos la agrupacion del circulo esceptico? Con que interes quieren desacreditar el unico tratamiento que esta dando resultados verdaderos contra el cancer? A me olvidaba: soy biologo, me dedique a la ciencia y a la investigacion y descubri en el CONICET un sistema en el que todo es valido si esta escrito en ingles y publicado en revistas “de renonmbre” internacional y sobre todo si no me dedico a hacer innovacion que es algo muy peligroso para las grandes corporaciones como por ejemplo los laboratorios.

    • Ariel: no permitimos publicar testimonios personales. Ya te responderá Ezequiel quién es. Por mi parte te diré que el CEA no tiene financiación alguna de nadie y no es competencia (lamentablemente) para los grandes pseudo-laboratorios homeopáticos, para los vendedores de alimentos y suplementos milagrosos, para Claudio María Domínguez, para Deepak Chopra ni para el resto de los chantas que intentamos desenmascarar. Saludos.

    • “Cuando leo estas notas que intentan refutar cientificamente conocimientos guardados en el tiempo y censurados por muchisimos intereses de empresas multinacionales”

      Por supuesto que si. Por suerte ahora todos sabemos que antes de Hipócrates existión Agapito de Milanesia cuyas obras fueron censuradas y quemadas por obra y gracia de las farmacéuticas Merck y Bagó.

      “A me olvidaba: soy biologo, me dedique a la ciencia y a la investigacion y descubri en el CONICET un sistema en el que todo es valido si esta escrito en ingles y publicado en revistas “de renonmbre” internacional”

      Por supuesto que si!!!. Todos los días vemos como se reivindica al hombre de Piltdown, la homeopatía y el feng shui en revistas científias. Nature, por ejemplo publicó últimamente un estudio donde el sushi es causante de cáncer. Fue desmentida por la seria revista gastronómica vegetariana “Lechuga Hoy”, mediante la técnica del I Ching.

      “sobre todo si no me dedico a hacer innovacion”

      Pues tiene todo el derecho a negarse. Por cierto, dedíquese a la historia y la epistemología que anda bastante flojo en ambas. Deje la innovación al partido conservador, que creo que le va a ir mejor (a la innovación me refiero).

      Saludos.

  14. Buen articulo, pero independientemente la dieta alcalina trae muchos beneficios en la salud, yo tenia muchas dudas de esta dieta, pero quise aplicarla y experimentar por si misma, he tenido muy buenos resultados en mi salud y aspecto físico, yo la recomiendo, ya que esta prevenga el cancer eso no lo puedo afirmar, pero que te ayuda a tu salud si.

    • Puede ser que la dieta que estés siguiendo sea la que haya beneficiado a tu salud y bienestar físico, mas allá de que esta sea una dieta alcalina?

  15. Gracias por el artículo. No soy bioquímico ni fisiólogo y por ello creo lo que dice el Lenhinger o el Guyton, pero estoy seguro de que si con éste tipo de dieta, como le pasa a Laura, el aspecto físico mejora , también mejoran el resto de las funciones orgánicas. – La piel es uno más de nuestros órganos-. Luego la posibilidad de una desarrollar una enfermedad infecciosa o de desarrollar un cáncer será menor.

  16. Hola, muy interesante el post y los comentarios.
    Este señor Ezequiel tiene algún estudio universitario?
    Tiene alguna fuente de donde ha sacado estos textos?
    Estos textos han sido publicados en alguna revista científica de prestigio reconocido?
    No olvidemos que Argentina es uno de los países que más carne y lácteos consume per capita y por año del mundo. Por lo tanto que ahora se venga a decir que esos productos son ácidos y cuestan de digerir y sueltan mucho ácido urico no puede ser admitido, jode a un negocio centenario y esa industria hará todo lo posible para desacreditar toda información que no sea favorable a sus productos carnicos.
    Los que se declaran veganos allí tienen mucho mérito. Es un lugar conservador a tope. O ateo en un lugar arrasado por el cristianismo más rancio que hasta ha dado un papi di Roma.
    Otra cosa, sólo por subir un post al círculo escéptico argentino ya tiene validez científica? Lo que se diga aquí va a misa? Un poco de seriedad señores.
    Saludos

    • Estimado Toni.

      ¿Cuál es la relevancia de mis credenciales? El texto está linkeado a todas las fuentes originales, lo estudias citados en encuentran publicados en revistas con revisión por pares. Podés compararlo por vos mismo ingresando a los link’s 😉

      Por cierto, soy médico, profesor de Fisiología Humana en la UNC y me encuentro realizando un doctorado en Medicina.

      Saludos.

      • por qué don Ezequiel contesta este comentario, pero no dice nada respecto a:
        Ariel
        26 octubre, 2013 – 20:16

        que creo está hablando de cosas serias y apelando a su documento?

      • Hola, se que es muy antiguo este articulo, pero muy util, de verdad espero que me responda algo sobre ello, encontre algunas cosas en el que podria puntualizar:

        La Bacteria Helicobacter disminuye la acidez del estomago para poder reproducirse mejor.
        Los efectos de esta bacteria entre otros son: posibles reglujos, heridas en esofago y estomago.
        De no ser eliminada los sintomas podrian eventualmente producir cancer
        La disminucion del PH del estomago influye en la absorcion de la vitamina B.

        Respecto de estas cosas cito lo que dice tu articulo:

        “es importante si los alimentos son ácidos o alcalinos, ya que el medio interno del estómago es tan ácido que ningún alimento puede cambiar su acidez, y todos los alimentos que salen de ahí son ácidos. Luego entran al duodeno, donde las secreciones del páncreas e hígado neutralizan los ácidos del estómago y convierten los alimentos en alcalinos. La modificación de la dieta no puede cambiar la acidez de cualquier parte del cuerpo, con excepción de la orina”

        Suponiendo que el PH del estomago ya esta alterado por la Helicobacter, éste organo, ya no se encuentra en su buen funcionamiento, lo que produce muchas veces que la comida salga de el sin digerir.
        Ahora, en teoria seria posible elevar la acidez del estomago con la alimentación?, esto con el objetivo de que esta bacteria no se encuentre en un ambiente propicio.
        Si se logra combatir de esta forma la bacterias estariamos hablando de prevencion del cancer?, esto debido a que una persistente recurrencia de reflujo y hernias a la larga puede derivar en complicaciones como salida del estomago hacia el esofago y eventualmente cancer.

  17. Buebuebeun articulon ariculolo

  18. Me parece que el artículo peca de la histórica arrogancia “científica”. No quiere o no sabe ver el mérito de saberes no occidentales (de oriente vienen en su origen casi todos estos saberes hoy llamados alternativos). Les dejo aquí un pedacito del ensayo de Ernesto Sábato “Expansión del universo” contenido en la pág. 22 de su libro de 1968 “Uno y el universo”:
    “…Supongamos que un ictiólogo quiere estudiar los peces del mar. Con ese fin,
    arroja su red al agua y extrae una cantidad de peces diferentes; repite la
    operación muchas veces, inspecciona su pesca, la clasifica; procediendo en la
    forma usual en la ciencia, generaliza sus resultados en forma de leyes:
    1. No hay pez que tenga menos de cinco centímetros de largo.
    2. Todos los peces tienen agallas.
    Estas dos afirmaciones son correctas en lo que se refiere a su pesca y
    supondrá que seguirán siéndolo cada vez que repita la operación. El reino de los
    peces es el mundo físico, el ictiólogo es el hombre de ciencia; la red, el aparato
    cognoscente.
    Dos espectadores observan al pescador sin decir nada, hasta que ha
    formulado sus leyes. Entonces uno hace el siguiente comentario:
    —Usted afirma en su primera ley que no hay peces que tengan menos de
    cinco centímetros. Creo que esa conclusión es una mera consecuencia de la red
    que emplea para pescar; el cuadro de la red no es apto para pescar peces más
    cortos, pero de ahí usted no puede concluir que no hay peces más cortos.
    El ictiólogo ha escuchado esta manifestación con desprecio, porque
    pertenece a la nueva clase de hombres de ciencia: opina que la ciencia debe
    ocuparse únicamente de lo que se puede observar. Responde:
    —Cualquier cosa que no sea pescable con mi red está ipso facto fuera del
    conocimiento ictiológico y no me interesa. En otras palabras: llamo pez a lo que
    es capaz de pescar mi red, y no cabe duda de que a esa clase de seres le viene
    muy bien mi primera ley. Los “peces” a que usted hace referencia son peces
    metafísicos. No me competen….”

    • Que linda anécdota, pero no es más que un hombre de paja que, además, no tiene ninguna relevancia al tema.

      Los científicos están conscientes de las limitaciones en sus métodos y, si no la están, otros científicos se las harán saber. Podrías haber contado la anécdota del borracho que busca sus llaves cerca de un poste de luz y un transceunte le pregunta, si había perdido las llaves cerca del lugar, a lo que el borracho responde que no, pero que ahí es donde tiene luz.
      Los avances en la ciencia muchas veces se logran consiguiendo formas de iluminar lo que antes no estaba iluminado. Caso paradigmático es la física de partículas, que encuentra nuevas partículas a medida que se construyen colisionadores más energéticos.
      Y aún así, nuestro intelecto hace que podamos especular inteligentemente sobre lo que hay donde no hay luz. Nuevamente, tenemos el bosón de Higgs, un caso extremadamente exitoso de la ciencia prediciendo correctamente lo que vamos a encontrar cuando movamos el poste de luz.

  19. yo opino que el efecto warburg si es de gran importancia debido a que hoy en dia en estados unidos quieren eliminar la quimioterapia y estan trabajando con anticuerpos monoclonales e inmunoterapias para mejorar e incluso curar en cancer, se han visto resultados positivos en el cancer de piel cuando se aplica inmunoterapia o terapia biologica

  20. ///Y aún así, nuestro intelecto hace que podamos especular inteligentemente sobre lo que hay donde no hay luz. Nuevamente, tenemos el bosón de Higgs, un caso extremadamente exitoso de la ciencia prediciendo correctamente lo que vamos a encontrar cuando movamos el poste de luz.////

    Extremadamente exitoso?
    Como sabes que no fue creado por el método mismo que se uso para “encontrarlo” ?

    La ciencia académica es la ciencia de los proletas. Para ellos termina el mundo ahi donde ellos mismos dejan de preguntar.

  21. amigo tu dices esto
    Así que no crean que es importante si los alimentos son ácidos o alcalinos, ya que el medio interno del estómago es tan ácido que ningún alimento puede cambiar su acidez, y todos los alimentos que salen de ahí son ácidos. Luego entran al duodeno, donde las secreciones del páncreas e hígado neutralizan los ácidos del estómago y convierten los alimentos en alcalinos.

    pero por logica si como mas alcalino asi el estomago sea acido el alimento que resulta no tendria un porcentaje menor de acido que si como mucho acido, y luego en el duodeno se volveria mas alcalino ?
    podrias aclararme eso muchas gracias estoy investigando muy interesante tu articulo

  22. Me parece preocupante lo que dice el articulo… Al parecer no importa nada alimentarse sanamente. Con respecto a la acidez o alcalinidad… Si es verdad que no es importante, por qué al medir el ph en algunos exámenes se da la alerta de que está así o asá??… Y si ninguna celula puede vivir en ambiente ácido, no será mejor preocuparse de la alcalinidad??… Gracias.

    • Nadie dijo que no sea importante. Todo lo contrario.
      Lo que sí, no es importante si la comida es ácida o alcalina. No sé de qué exámenes estarás hablando, pero si un examen de sangre da problemas con el pH interno, entonces la dieta es la menor de las preocupaciones, puede haber un problema neurológico o renal.

      • Curioso, después de asegurar que la dieta alcalina no tendría mayor impacto en la lucha contra el cáncer, el articulo finaliza con estas recomendaciones de alimentación para prevenir el cáncer:

        – Evite las bebidas endulzadas y la comida chatarra. Si es madre, amamante durante por lo menos 6 meses. DIETA SUPER ACIDA
        – No coma más de medio kilo de carne roja por semana y evite las carnes procesadas. DIETA SUPER ACIDA
        – Limite la ingesta de bebidas alcohólicas a una medida diaria, en las mujeres, y a dos, en los varones. DIETA SUPER ACIDA
        – Coma 5 porciones diarias de frutas y hortalizas. DIETA ALCALINA
        – Limite el consumo de sal a 6 gramos diarios; evite ingerirla como conservante. (SAL REFINADA: ACIDA)

        Entonces, de que estamos hablando??…

      • TOTALMENTE FALSO!
        Neurológico Vaya, lee esto: http://www.direct-ms.org/pdf/NutritionGeneral/Remer%20and%20Manz%20Acid%20Base.pdf

        Más sustento científico no puede existir

        • Dado que ese artículo habla del efecto de la dieta en personas con enfermedades renales, y que las enfermedades renales son algunas de las que pueden generar problemas en el pH del cuerpo, lo que dije no sólo no es falso, sino que se ve sustentado por tu link.

  23. Hola! Muy buen artículo. Gracias! yo soy vegana y suplemento con V B12. Eso es malo? Gracias!


Es recomendable (aunque no indispensable) que antes de postear un comentario te loguees o registres. De esa manera, tu comentario aparecerá con tu avatar seleccionado y será relacionado con tu usuario.

Deja un comentario

*