6May/130

La isla de los parientes cercanos

No hay comentarios    

Publicado por:PabloDF.

Etiquetado con: , , , , ,

Hace unos días me sorprendió un titular en la sección de teléfonos celulares de Slashdot: In Iceland, Tap Cellphones To Avoid Incest . Resulta que unos estudiantes de la Universidad de Islandia en Reykjavík desarrollaron una aplicación “anti-incesto” para el sistema operativo Android. Se llama Sifjaspellsspillir (¡en islandés todo suena a nombre de volcán!) y funciona así: si dos personas la tienen instalada, un toque basta para que los celulares compartan uno con otro los datos genealógicos de sus respectivos dueños, y la aplicación emitirá una alerta si los usuarios están —posiblemente— demasiado emparentados para propósitos reproductivos.

Familia islandesa

Islandia, una gran familia.

Más allá de las previsibles bromas sobre celulares que se aparean, Sifjaspellsspillir demuestra una de las facetas biológicamente interesantes de vivir en una isla. Islandia fue colonizada en el siglo IX por una pequeña cantidad de celtas y escandinavos; no hubo mucha inmigración desde entonces y la población actual, de unos 320.000 habitantes, es sumamente homogénea a nivel genético. (La lengua islandesa refleja también esta particularidad: en parte gracias al aislamiento, en parte debido a una planificación conservadora, ha cambiado tan poco que los islandeses pueden leer su literatura clásica —escrita del siglo X al XIII— en el original sin demasiada dificultad, cosa imposible en cualquier otra lengua europea.)

La homogeneidad genética causada por la endogamia significa que si uno toma dos islandeses cualesquiera es muy probable que sean parientes, como mucho, de sexta o séptima generación. Esta distancia es bastante segura y además los islandeses tienden a conocer bien a sus antepasados, pero evidentemente alguien debió pensar que nunca está de más cuidarse.

Sifjaspellsspillir fue el resultado de un concurso promovido por deCODE, una empresa que mantiene la base de datos genealógica Íslendingabók, donde están todos los datos filiatorios de los islandeses que se han podido hallar y verificar desde mil cien años a esta parte. (Los islandeses no sólo aman la genealogía, también son muy obsesivos con sus registros.) Íslendingabók es precisamente la fuente de consulta de la aplicación.

Fundada por un islandés en 1996, deCODE se propuso encontrar genes que puedan predisponer a distintas enfermedades. Islandia es el campo ideal para esta tarea. En una población más diversa es muy difícil determinar la responsabilidad de un gen determinado en una dolencia particular, porque un gen no tiene un efecto único y exclusivo sino que interactúa con muchos otros. Pero en Islandia, una variación en un gen resalta mucho más sobre el fondo comparativamente homogéneo de los demás.

deCODE planeaba ganar dinero con el desarrollo de terapias genéticas, obviamente. Cuando empezó a tener problemas financieros, en 1998, la farmacéutica estadounidense La Roche-Hoffmann ofreció pagar 200 millones de dólares por el derecho a desarrollar drogas basadas en los hallazgos de deCODE, que había logrado que el gobierno le diera acceso a los registros de salud de toda la población. A ciertas personas no les cayó demasiado bien que una empresa extranjera fuera a tener acceso a sus datos genéticos personales y encima hacer dinero con ellos. Así que, para seducir a los islandeses y convencerlos de compartir su información genética, deCODE les prometió a los que le entregasen una muestra de sangre que cualquier medicamento desarrollado gracias a los datos recopilados estaría disponible gratis para ellos hasta que caducase la patente. Eso hizo desde 2003 en adelante, ofreciendo entretanto servicios de screening genético. No le fue bien: en 2009 presentó quiebra, y poco después fue comprada casi en su totalidad por otra empresa.

Pese a esta desagradable parte de la historia, deCODE realizó varios descubrimientos importantes, como por ejemplo el gen que produce la proteína LTA4H o leucotrieno-A4-hidrolasa, la cual promueve la inflamación y la acumulación de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos, siendo éstos factores de riesgo de los ataques cardíacos. Hoy en día deCODE es una de muchas realizando esta tarea, pero gracias a la particular historia de Islandia, la isla donde todos son parientes cercanos, pudo ser la pionera.

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Es recomendable (aunque no indispensable) que antes de postear un comentario te loguees o registres. De esa manera, tu comentario aparecerá con tu avatar seleccionado y será relacionado con tu usuario.

Deja un comentario


*

Aún no hay trackbacks.