24Ene/1312

Guía para refutar mitos – Introducción

12 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Etiquetado con: , , ,

Hace un tiempo, John Cook de Skeptical Science y Stephan Lewandowsky publicaron una pequeña guía en la cual, basándose en la literatura psicológica, establecen algunas pautas generales a la hora de corregir ideas erróneas y no morir en el intento. Este "Debunking Handbook" tiene consejos muy útiles para quienes estamos interesados en comunicar información adecuadamente. Me contacté con John y le propuse hacer una traducción al español. Esta es la primera de cinco partes del cuadernillo que también está disponible para descargar en PDF con ejemplos adicionales y referencias. Agradezco las correcciones y consejos de Leonardo, Suyay y Carmen, quienes se tomaron el trabajo de leer mi primer borrador y señalar todos mis errores.


Refutar un mito es problemático. A menos que se tenga mucho cuidado, el esfuerzo por refutar desinformación puede reforzar inadvertidamente el mismo mito que se quiere combatir. Para evitar estos “efectos paradojales”, una refutación efectiva necesita tres elementos principales. Primero, la refutación debe centrarse en los hechos principales antes que en el mito, para no popularizarlo. Segundo, cualquier mención del mito debe estar precedida por advertencias explícitas de que tal información es falsa. Finalmente, la refutación debe incluir una explicación alternativa que dé cuenta de los problemas contenidos en el mito original.

Refutando el primer mito sobre la refutación

Es evidente que las sociedades democráticas deben basar sus decisiones en información precisa. Sin embargo, existen muchos temas  en los que pueden encontrarse segmentos de la comunidad profundamente desinformados, especialmente cuando hay intereses particulares involucrados. Reducir la influencia de esta desinformación es un desafío difícil y complejo.

Un error común es la noción de que eliminar la influencia de un mito es tan simple como insertar más información en la mente de las personas. Este enfoque asume que la desinformación se deba a la falta de conocimiento y que la solución es más información (en divulgación científica, es conocido como el “modelo deficitario”). Pero ese modelo es falso: la gente no procesa información como un disco duro descarga datos.

Refutar desinformación involucra tratar con procesos cognitivos complejos. Para transmitir conocimiento exitosamente, hace falta entender cómo las personas procesan información, como modifican su conocimiento previo y cómo sus cosmovisiones afectan su habilidad para pensar racionalmente. No sólo importa qué piensan las personas, sino también cómo lo hacen.

Primero, aclaremos qué queremos decir con el término “desinformación”: lo usamos para referirnos a cualquier información adquirida que resulta ser incorrecta, sin importar cómo ni por qué lo fue en un principio. Nos importan los procesos cognitivos que determinan cómo se procesan correcciones a la información adquirida; si encuentras que algo que crees es falso, ¿cómo actualizas tu conocimiento y memoria?

¿Es posible eliminar por completo la influencia de la desinformación? La evidencia indica que sin importar cuán vigorosa y repetidamente la corrijamos (por ejemplo, repitiendo la corrección una y otra vez) su influencia se mantiene detectable. El viejo refrán es cierto: hierba mala nunca muere. Una vez que se recibe desinformación, es muy difícil eliminar su influencia. Esto fue demostrado en un experimento de 1994 en el que se expuso a los sujetos a desinformación sobre un incendio ficticio en un depósito y luego se les dio una corrección que aclaraba las partes incorrectas de la historia. A pesar de recordar y aceptar la corrección, los sujetos mostraron un efecto de persistencia, refiriéndose a la desinformación a la hora de responder preguntas sobre la historia.

Hay también una complicación adicional. No sólo es difícil eliminar la desinformación, sino que tratar de refutar un mito puede terminar reforzándolo. Se han observado varios “efectos paradojales” que surgen de popularizar el mito, de proveer demasiados argumentos, o de proveer evidencia que amenaza la cosmovisión personal.

Lo último que quieres hacer al refutar desinformación es meter la pata y empeorar las cosas. Por lo tanto esta guía tiene un objetivo específico: proveer consejos prácticos para refutar desinformación exitosamente y evitar los varios efectos paradojales. Para lograrlo, es necesario conocer los procesos cognitivos relevantes. Explicamos parte de la interesante investigación psicológica en el área y terminamos con un ejemplo de refutación efectiva de un mito común.


Lee todos los artículos de la guía

Descargar la Guía para refutar mitos (PDF)

Comentarios (12) Trackbacks (1)
  1. Soy un adscrito reciente y desconozco todavía la historia de este blog, pero me llama la atención la postura sobre el cambio climático, ya que en general la negación del cambio climático antropogénico es una corriente científica escéptica. ¿Es una incoherencia o me he perdido algo?

    • nmayer, el negacionismo del cambio climático definitivamente no es escepticismo científico. Que el cambio climático existe y que es causado principalmente por las acciones humanas no es controversial en lo absoluto entre la comunidad climatológica.

      • Hola Daneel, mi curiosidad es referido a la influencia del CO2, en su relación directa, o no, con el efecto invernadero. En cuanto a lo controversial del tema, adhiero a la postura de p.e. Freeman Dyson, que en un interesante artículo con polémica incluida cuestiona la gravedad sobre el cambio climático propuesta por la comunidad climatológica a la que tú te refieres (http://www.terceracultura.net/tc/?p=1432)

  2. Percibo una cierta actitud renuente hacia la vejez, por lo que me imagino que ustedes son jóvenes, inteligentes pero tal vez carecen de la sabiduría que posiblemente tendrán, o tuvieron, vuestros abuelos. La sabiduría de Dyson es, por empezar, su labor como científico multifacético. En el mundo de la física se lo destaca por ser el primero en interpretar y completar los fundamentos de los diagramas de Feynman, uno de los pilares de la física cuántica. Dyson, físico y matemático, ha tenido una larga experiencia en los ámbitos científicos conociendo fantasías, promesas y fraudes. Un iconoclasta. Su sabiduría es y ha sido tener un amplio ‘espíritu’ crítico y dudar de la intolerancia a la crítica. Un auténtico escéptico en ciencias. Tengo la impresión que ustedes defienden ya, un dogma. Saludos.

    • ¿Y entre sus méritos está el ser climatólogo o haber publicado sus objeciones en revistas con referato?

      Y no, no es hacia la vejez, es hacia los físicos 😛

    • ¡ojalá esta nube fuera joven!!!!
      No discuto la trayectoria de Dyson, puede ser un genio y un escéptico, por eso duele más verlo repetir mitos largamente refutados por la investigación científica, en un tema en el que no es experto. ¿Será la Nobel disease: http://skepdic.com/nobeldisease.html?

      En fin, no es el primer físico, ni el primer nobel, ni el primer escéptico que se estrella contra la atmósfera. En cuanto tenga tiempo subo al foro la historia de un físico-químico/nobel/escéptico que no figura en la lista anterior.

      • Hola don Nube, en el sitio http://joannenova.com.au/ podrás encontrar más parientes de los “nobeldisease” Saludos.

        • Que copado. Empiezo a leer su “Skeptics Handbook” y veo que puedo refutar los “4 argumentos que importan” sin siquiera buscar nada.
          1: El “hotspot” no es una señal del calentamiento causado por el efecto invernadero. Los modelos también simulan su aparición si hay calentamiento solar: http://i.imgur.com/ihwFKu2.png (más: http://www.skepticalscience.com/tropospheric-hot-spot-advanced.htm)
          2: El aumento en el CO2 a escalas geológicas sucede después de un aumento de temperatura porque éste puede causar el otro, pero eso no significa que la dirección de la causalidad no pueda ir en sentido contrario. Sería como decir que los huevos no pueden salir de las gallinas porque las gallinas salen de los huevos. A escalas geológicas sucede aumento de la temperatura -causa-> aumento del CO2 -causa-> mayor aumento de la temperatura.
          3: Las temperaturas sí están aumentando. Punto.
          4: El efecto del CO2 tiene un límite pero claramente no estamos ni cerca.

          Es interesante, también, que el punto 1 y el 3 se contradicen. El primero dice que “el calentamiento es causado por otra cosa” y el tercero dice “no hay calentamiento”. Curioso también que en un lado argumente que los termómetros sí son buenos para medir la temperatura (página 4), pero luego culpe a malas mediciones de la temperatura con termómetros del calentamiento global (página 7). Las estaciones rurales también muestran calentamiento, por lo que éste no puede deberse a la isla urbana de calor (dicho sea de paso, el único paper publicado por el negacionista Anthony Watts analizó eso y concluyó que el registro de temperaturas de EE.UU. era confiable).

          En fin. Nada que ver aquí.

  3. //Que el cambio climático existe y que es causado principalmente por las acciones humanas no es controversial en lo absoluto entre la comunidad climatológica. //

    La comunidad climatologica pone una vez mas en evidencia el caracter religioso monoteista de la ciencia academica. Son los nuevos, o los renovados, geocentristas. La Tierra recibe constantemente cantidades inconcebibles de energia desde el inconmensurable Universo en el que viaja a unos 378km/s hacia la constelacion de Leo y estos sen’ores, usurpadores del titulo de “cientificos”, nos quieren hacer creer que se debe a las emisiones de CO2 que es basicamente un fertilizante para el reino vegetal.
    Lo hacen e insisten sobre el tema a pesar de que ya hay estudios que demuestran la relacion entre las emisiones solares y la variacion climatica.


Es recomendable (aunque no indispensable) que antes de postear un comentario te loguees o registres. De esa manera, tu comentario aparecerá con tu avatar seleccionado y será relacionado con tu usuario.

Deja un comentario


*