31Dic/1150

El INTA ya no recomienda un calendario astrológico-esotérico

50 Comentarios    

Publicado por:Elio Campitelli.

Etiquetado con: , ,

En lo que podría ser el primer éxito del Círculo Escéptico Argentino, hoy me entero por Facebook que el Calendario Biodinámico que promovía el INTA en su página ya no puede encontrarse ahí. Desconozco si esto habrá sido una respuesta a nuestro artículo anterior, los mails enviados mediante el formulario de contacto, la aparición del organismo en La Lista de la Vergüenza o simple casualidad. Personalmente, espero que haya sido nuestra actividad la que haya logrado esto ya que eso significaría que al menos algo estamos haciendo bien.

De lo que sí tenemos evidencia es de la silenciosa eliminación del "Calendario Biodinámico para la Planificación del Agricultor 2012" de la web principal del INTA. Una búsqueda sólo da un resultado (Plan Operativo Anual Pro-Huerta 2011) que, aunque también está firmado por PRO-HUERTA, nada tiene que ver con la astrología y probablemente aparezca por alguna etiqueta o referencia en el texto. El link para descargarse el archivo ahora resulta en un error: "Lo sentimos, pero la página no existe". Personalmente, yo no "lo siento" en lo absoluto.

Algunos amigos del CEA llegaron a creer que había sido una broma del Día de los Inocentes, pero para probarles que no, viene en nuestra ayuda la fabulosa caché de Google. Entre que quien lo firmaba era un veterinario especializado en homeopatía y acupuntura que en efecto existe y que no hubo un gran anuncio, esto parece simplemente un descuido en una organización compleja y llena de gente.

Pero no todo es celebración. El Calendario sigue apareciendo en el subdominio Prohuerta.

Como sea, me parece que el INTA merece una felicitación. Así como invitamos a los lectores a decirle lo que pensaban de la existencia del calendario, ahora los invitamos a contactarse con el INTA para felicitarlos y agradecerles. El reforzamiento positivo a los comportamientos deseados funciona mejor que el castigo a los no deseados.

29Dic/11237

El INTA recomienda un calendario astrológico-esotérico

237 Comentarios    

Publicado por:PabloDF y Maxim.

Etiquetado con: ,

ACTUALIZACIÓN
El Calendario Biodinámico ya no puede encontrarse en la página del INTA. Más detalles en este post.

Calendario Biodinámico para la planificación del Agricultor

Calendario Biodinámico 2012

La Asociación para la Agricultura Biodinámica en Argentina (AABDA) elabora y promueve un “Calendario Astronómico” para ayudar a los agricultores a planificar sus operaciones. Entre los objetivos de AABDA se encuentra “Desarrollar y difundir  los principios de la Agricultura Biológico-dinámica transmitida por el Dr. Rudolf Steiner”. El calendario (ya hay una versión 2012 para Argentina) es auspiciado por el programa Pro Huerta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).*

Rudolf Steiner fue (entre otras cosas) un filósofo y esoterista austríaco. En 1924, a instancias de un grupo de agricultores polacos, dio una serie de conferencias (luego recopiladas y publicadas por él) sobre una aproximación ecológica y sostenible a la agricultura que mejoraría la fertilidad del suelo sin el uso de fertilizantes químicos ni pesticidas, utilizando una técnica que luego se denominaría agricultura biodinámica. Un aspecto central de la misma es que la granja entera es un organismo, y por lo tanto debe ser un sistema autosostenible, produciendo su propio estiércol y su propio alimento para los animales. Las enfermedades de plantas o animales se consideran síntomas de problemas en el organismo-granja.

Hasta aquí se trata de una visión interesante que podría ser útil para el agricultor. Steiner también sugirió  la aplicación de materiales naturales preparados de formas específicas al suelo, compost y cultivos con la intención de convocar a seres inmateriales y fuerzas elementales. El moderno calendario auspiciado por el INTA no menciona estas invocaciones pero sí recomienda sincronizar las actividades agrícolas, como la siembra, el desmalezado o la cosecha, con la influencia de la luna y los planetas en el crecimiento de las plantas, según Steiner creía que funcionaban. Steiner alentó a sus oyentes a verificar empíricamente sus recomendaciones, cosa que él no había hecho hasta el momento.

¿Es posible? ¿Es necesario? ¿Es mejor?

Considerar el establecimiento agrícola como un sistema y procurar que sea autosostenible es perfectamente razonable, aunque muy difícil de lograr. También es lógico suponer que todas las partes están interrelacionadas y que si alguna falla, esto afectará a las demás. Pero esto no significa que la granja en su conjunto sea un organismo vivo, ni hace falta que lo sea para trabajar sobre esa interrelación.

El uso de fertilizantes orgánicos es antiguo, pero no por eso se debe suponer automáticamente que son mejores que los desarrollados por la química moderna. Los fertilizantes orgánicos también requieren ciertos cuidados. Por ejemplo, no parece prudente arrojar fertilizantes orgánicos (bosta, generalmente) sobre cultivos hortícolas o frutales, por el riesgo de contaminación y transmisión de enfermedades.

La influencia de la luna

Bastante se ha escrito y muchísimo más se dice sobre la influencia de la luna sobre la germinación y el crecimiento de los cultivos. Quienes defienden esta teoría argumentan, por ejemplo,

  • Que la savia tiene más actividad en cuarto creciente, por lo que sería aconsejable podar en menguante;
  • Que la luna ejerce influencia gravitacional sobre los cultivos;
  • Que la luz lunar produce un estímulo sobre los fitocromos, que son los receptores de luz de las plantas.

La única manera en que la gravedad lunar nos afecta más o menos directamente en la Tierra es a través de las mareas, pero el mecanismo de las mismas no puede afectar sensiblemente a la savia ni a ningún otro fluido orgánico. Las mareas se producen por la diferencia de atracción gravitatoria lunar sobre la cara más cercana y la más lejana de la Tierra; en objetos pequeños esa diferencia es infinitesimal. La fuerza gravitatoria lunar, además, es totalmente independiente de la fase en que se encuentre la luna.

En cuanto a la influencia de la luz lunar, debemos suponer que la misma no llega a las semillas enterradas, por lo cual no influye en la germinación. Si hubiera algún efecto, sería ampliamente sobrepasado por otros factores mucho más importantes, como la temperatura y la humedad del suelo. La acción de la luz lunar sobre los fitocromos no está demostrada, pero dado que la más espectacular luna llena es 400.000 veces menos potente que el sol, no parece muy aventurado descartarla por completo.

Astrología y agricultura

Calendario Biodinámico, enero 2012

Astrología aplicada

Dado lo dicho sobre la luna, que es el astro más cercano y con mayor influencia sobre lo que ocurre en la Tierra (aparte del sol), pretender que los planetas, las estrellas o los cometas ejercen algún efecto sobre la germinación o el desarrollo de las plantas en la Tierra es ridículo. Los motivos para afirmar esto son los mismos por los cuales la astrología ha sido demostrada como falsa hace cientos de años.

El calendario de la “agricultura biodinámica” afirma que sobre la fecha más adecuada para realizar trabajos agrícolas influyen el signo del zodíaco, la fase lunar y la posición de los planetas. También hay fechas consideradas “desfavorables para el trabajo con la tierra, las plantas e incluso con las abejas. Se deben a nodos lunares, eclipses, perigeos o conjunciones de planetas o nodos de planetas”, aunque aclara que sí se pueden aprovechar esas horas para carpir malezas. También se afirma que las constelaciones benefician a determinadas partes de las plantas en determinados días: “la luna entra a las 18 hs en Escorpio y entonces se ve favorecida la hoja.”

Ninguna de estas afirmaciones tiene confirmación científica alguna y a la luz de lo que sabemos son totalmente absurdas. Las constelaciones son agrupaciones arbitrarias de estrellas sin relación real entre sí; los cometas son simples “bolas de nieve sucias”, como famosamente los definiera el astrónomo Fred Whipple. Los planetas no influyen en los ritmos íntimos de la vida en la Tierra. Las plantas no saben nada de Escorpio, Venus, Marte o el cometa Halley. La luna puede estar en la constelación que sea, pero si en el suelo no hay humedad suficiente, ninguna semilla va a germinar.

Pensamiento mágico en vez de ciencia

Es al menos irrisorio imaginar que un productor agrícola decida los mejores momentos para realizar las labores propias de su actividad basándose en la posición de los planetas en relación a las constelaciones, en lugar de en la fecha, la humedad, la temperatura, el estado del suelo y la probabilidad de lluvias, entre otros factores, que pueden medirse, que se han estudiado y que no dependen de doctrinas esotéricas.

Y es una vergüenza que el INTA, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y el Ministerio de Desarrollo Social fomenten estas creencias supersticiosas. Algunas prácticas agrarias tradicionales, ciertamente, pueden ser efectivas, pero el pensamiento mágico aplicado a la agricultura no lo es. Hace miles de años los primeros agricultores, sujetos a un mundo que no entendían en absoluto, tenían motivos para creer en estas fuerzas misteriosas y regular sus cultivos según ellas; hoy ya no tenemos esa excusa.

 

* ACTUALIZACIÓN 30/12: El link original que figuraba en esta nota, por alguna misteriosa razón, ya no se encuentra más allí, pero la caché de Google lo ha preservado. El calendario sigue encontrándose en el subdominio de Pro Huerta del INTA; encontramos el PDF linkeado, por ejemplo, desde el blog Aire del Campo.

23Dic/113

Pienso, luego Dudo – Capítulo 23

¡Lisa, ven aquí! En esta casa obedecemos las leyes de la termodinámica

Homero Simpson

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Noticias (descargar):

Tema principal (descargar):

Música que se escucha:

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 23 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS
Subscribirse en iTunes
Subscribirse por RSS a la versión segmentada

20Dic/1112

Día del escepticismo – El CEA cumple un año

12 Comentarios    

Publicado por:PabloDF.

Archivado en: CEA

El Círculo Escéptico Argentino cumple hoy oficialmente un año. Como en casi todo, hay que matizar: la verdad es que un grupo de escépticos ya existía en varias cabezas desde hacía un tiempo, postergado una y otra vez por diversas ocupaciones y distracciones. Eso sin contar con que esas cabezas venían desde hacía tiempo escribiendo blogs y posteando seguido en redes sociales y foros —y probablemente también cansando a amigos y conocidos— sobre temas de ciencia y pseudociencia, racionalidad y escepticismo contra pensamiento mágico y superstición.

"Sobredosis" homeopática en Buenos Aires, 5 de febrero de 2011

Me tocó a mí ser testigo y parte de los inicios. El papel de iniciador le cupo a un joven bloguero rosarino que a base de insistir convenció a un reducido grupo de conocidos escépticos y amantes de la ciencia de formar una asociación o círculo, sin saber todavía muy bien cómo iba a funcionar, qué iba a hacer exactamente y qué tan alto podrían situarse sus objetivos. El 20 de diciembre, aniversario de la muerte de aquel gran divulgador, defensor de la ciencia y luchador contra la superstición que fue Carl Sagan, fue elegido como día fundacional, aunque —como cualquiera puede comprobar— las actividades comenzaron antes. ¡No íbamos a esperar a que fuera un día especial!

Al principio, como es natural, hicimos mucho y poco a la vez. Ninguno de nosotros tenía la experiencia de formar un grupo de este tipo desde cero. Las fiestas de fin de año y el comienzo del siguiente transcurrieron entre la elección del nombre, preparativos de nuestro sitio web, mensajes de presentación y bienvenida. Inauguramos nuestra web con una explicación de nuestra misión y grabamos nuestro primer podcast (de sólo 15 minutos).

Reunión del CEA en Rosario, 13 de agosto de 2011

Reunión del CEA en Rosario, 13 de agosto de 2011

En febrero los dos grupos principales del CEA, en Buenos Aires y Rosario, se juntaron a la sombra de árboles en sus respectivas ciudades, bajo un calor agobiante, y lograron que al menos unos cuantos transeúntes se enteraran de que nos estábamos “suicidando” homeopáticamente, siguiendo el Desafío 10:23. (La homeopatía se volvió un tema tan recurrente que pronto comenzamos a bromear con ella y auto-prohibirnos su mención, cosa que nunca funcionó.) En mayo se realizó la primera reunión abierta, en Buenos Aires, y un mes después la segunda, en La Plata (donde por las vacaciones de invierno pudimos coincidir escépticos locales, de la Ciudad de Buenos Aires y de Rosario). El 21 de julio, a instancias del CFI/Argentina, varios miembros del CEA se reunieron otra vez para festejar el “Día del Amigo Que Piensa”, y en agosto algunos viajaron a la feria de Ciencia y Tecnología Tecnópolis, mientras que otros nos reuníamos en un bar en Rosario, con nuevos interesados en el grupo. Las reuniones y los eventos continuaron:  fuimos a ver a Mario Bunge, cortesía de CFI/Argentina y algunos miembros del CEA fueron a la charla de Jane Goodall en Buenos Aires, otros a la jornada TEDx Río de la Plata. El CEA colaboró con el CFI/Argentina y Arg Atea AMBA en la presentación de dos charlas en noviembre, una de Alejandro Borgo sobre pseudociencias y otra de Mariana Bentosela sobre la comunicación entre perros y humanos. Entretanto, en Rosario nos organizábamos para el Día del Orgullo Primate, primero difundiéndolo en la calle y luego dando una charla en el Museo de Ciencias Naturales justo el 24 de noviembre, aniversario de la publicación de El origen de las especies.

Difundiendo el Día del Orgullo Primate, 19 de noviembre de 2011

Un año después, el balance da sin duda positivo: veinticuatro ediciones de un podcast (¡a razón de dos por mes!) en el que nos divertimos infinitamente y (esperamos) informamos a unos cuantos escuchas; un sitio web con más de cien artículos (esperamos) de buena calidad divulgativa y un foro interminablemente enredado en debates amigables sobre temas que nos interesan; un millar de seguidores en Facebook (que, convengamos, no son difíciles de juntar para estrellas de la farándula o del deporte, pero sí para unos locos empecinados en remover el avispero de las supersticiones ajenas); y lo mejor de todo, un grupo grande y diverso, dividido por la distancia pero unido por la voz vía Skype, la palabra escrita y (cuando se puede) la presencia física.

Ideas para el futuro hay muchas. Queremos organizar más charlas, eventos y reuniones; involucrar más a la comunidad con proyectos como la edición de artículos en Wikipedia, organizar otra “sobredosis” homeopática y un pequeño concurso (estén atentos); queremos ampliar nuestra presencia virtual con videos y más audios. También trataremos de realizar investigaciones propias y experimentos en los que haya que salir a la vida real y ensuciarse las manos en vez de leer el trabajo de otros.

Lo que pienso decir para terminar es un cliché, pero como todo cliché, tiene una razón de ser y un momento adecuado, y éste lo es. Ha sido un año provechoso. Nadie sabe qué nos depara el futuro salvo que será distinto a todo lo planeado. Pero al menos por un tiempo, el Círculo Escéptico Argentino llegó para quedarse.

12Dic/1126

La insólita “chapa ovni” de Victoria

Este artículo ha sido redactado por un autor invitado: José Carreras, autor del blog Mitos y Timos. Si deseas redactar un artículo para publicarlo en este blog, envialo por mail junto con tus datos a info@circuloesceptico.com.ar

¿Por qué hay fotos de gente con un pedazo de chapa tapándole la cara?

En la ciudad de Victoria, provincia de Entre Ríos, además de la abadía de los monjes benedictinos, el casino, las termas, la playa y el carnaval,  funciona desde hace unos seis años el Museo Ovni. Su curradora curadora es la Sra. Silvia Pérez Simondini, investigadora del fenómeno ovni.

Silvia y un equipo de personas aficionadas a todo lo relacionado con la temática ovni investigan avistamientos, mutilaciones de ganado, círculos en las cosechas, campos quemados por naves que se posan, chupacabras y una larga lista de anomalías relacionadas con la himbestigación de los platos voladores.

En el museo, además de poder adquirir el merchandising típico, se exponen fotos y videos, investigaciones que han realizado, entrevistas a contactados y hasta… restos de naves de otros mundos.

Lo que más llama la atención de los visitantes del museo es un extraño objeto que allí se expone, de apariencia metálica y que, según afirman los responsables de la exhibición, se vuelve transparente al ser fotografiado.

1991. Comienza el timo mito

Nota de El Heraldo de Concordia donde habla del incidente Victoria

Según consta en un artículo del diario El Heraldo de Concordia del año 1991,  en la localidad de Victoria cayó un extraño objeto en un campo privado. La nota señala que la explosión hizo temblar a las edificaciones próximas y rompió los cristales de las casas.  Además, produjo un cráter de unos seis metros de profundidad y se encontraron restos de distintos tamaños esparcidos en un radio de varios metros. También dice que los vecinos vieron cuatro “platos voladores” detenidos en el lugar y que luego se alejaron. Algunos lugareños lograron llevarse restos de “un material liviano y duro, que no se rompe ni se raya”.

Un tiempo más tarde, una persona le obsequió uno de los trozos del extraño material recolectado a Silvia Simondini, en reconocimiento a sus esfuerzos en la investigación de los ovnis.  Así surgió el mito de la “Chapa OVNI”. Luego, con esa historia como aditivo, comenzaron a exponerla en el museo.

2004. El curro se fortalece

Más desconcertante aún para los ufólogos fue lo que ocurrió en el año 2004. Una visitante del museo le pidió permiso a la directora para sacarse unas fotos con la chapa. Su sorpresa llegó al revelarlas y descubrir que en sus fotos ¡se podían ver los objetos que se encontraban por detrás de la chapa!

La explicación que le dieron los responsables de Visión Ovni al supuesto fenómeno estaba relacionada con el flash de la cámara,  y no con la calidad de las fotografías. La hipótesis era que los componentes desconocidos que la constituyen, al ser expuestos a la luz del flash, cambiaban algunas de sus propiedades y se volvían transparentes —lo cual también les vino como anillo al dedo para “explicar” por qué las naves alienígenas pueden aparecer y desaparecer de la  nada—. De esta manera, según ellos, tenían una prueba más a favor del origen inteligente y extraterrestre del objeto.

De ahí en adelante, se volvió una costumbre de los visitantes del museo el tomarse fotografías con los restos interplanetarios y verificar ellos mismos lo dicho dando como resultado las fotos que encabezan este artículo.

Ni transparente, ni extraterrestre

En primer lugar, la chapa le fue regalada a Silvia Simondini por una persona que le aseguró que la recolectó del supuesto incidente del ’91 en Victoria. Nadie puede certificar que esto sea cierto, más allá de creer en la palabra del supuesto testigo presencial.

En segundo lugar, que haya caído algo del cielo —de haber ocurrido— no significa que sea fruto de una civilización alienígena desconocida. Pudo haber caído un meteorito, restos de un satélite u otro tipo de chatarra espacial. Tampoco está muy clara la veracidad del hecho. Que aparezca una noticia en un diario no significa que el hecho ocurrió en la realidad; ya sabemos del sensacionalismo con que muchas veces se tratan estos temas y cómo se “condimentan” las noticias relacionadas a ovnis, tanto por los testigos como por parte de la prensa.

En tercer lugar, si tienen la seguridad de que estamos ante restos de una nave construida por una inteligencia superior desconocida y frente un “material desconocido”, ¿no sería más provechoso para la investigación ufólogica ponerla a disposición de la ciencia para confirmar o descartar esas aseveraciones mediante un estudio independiente? Un análisis metalúrgico de la pieza podría decirnos de qué metales se compone.  Quizás prefieran continuar con el mito alienígena y cobrar una módica contribución…

En cuarto lugar, la transparencia de la chapa no es tal. En realidad, estamos ante un fenómeno psicológico conocido como pareidolia por el cual una imagen que no contiene información relevante es percibida como una forma conocida. Este fenómeno es el responsable de encontrar formas humanas en las nubes, de la aparición de algún santo en una mancha de humedad, o de ver a la Madre Teresa en una tostada. También puede darse con sonidos, como cuando se pasan al revés canciones buscando mensajes satánicos.

La pareidolia, en nuestro caso, ocurre al ver el reflejo de los dedos sobre la superficie metálica en las imágenes. Nuestros cerebros interpretan esa información del color y la forma de la piel que es reflejada como si se tratara de la continuación de las manos o las caras, que se hallan detrás de la chapa.  Esto da la impresión de estar viendo lo que hay detrás,  a pesar de que el objeto no es translúcido, sino opaco.

En esta foto se ven en el recuadro 4 dedos delante de la chapa y se “translucen” otros 3 por detrás. Si la chapa es transparente, el visitante tenía al menos siete dedos en esa mano (!).

Otro efecto interesante de remarcar es el que aparece en el siguiente video.

Cuando el visitante expone la chapa frente a los barrotes, la misma parece volverse translúcida y se logra ver con algo de detalle lo que está detrás, tal como se aprecia en la foto siguiente. En el video, el muchacho dice que ese efecto se observa sólo cuando lo ve a través de la lente de la cámara. Pero no se nota nada extraño al observar con el ojo desnudo. Además el efecto de transparencia desaparece al cambiar el ángulo y la distancia a la cual colocan la chapa de la cámara.

Efecto creado por la chapa frente a una cámara de video.

Vemos en la siguiente imagen que  la chapa presenta una serie de estrías o surcos longitudinales muy próximos entre sí.  Posiblemente, el efecto que se observa en el video se trate de una ilusión óptica provocada por un aliasing espacial, debido a una tasa de muestreo de la cámara insuficiente para tomar el detalle de los surcos y la posterior dificultad para reconstruir la imagen correctamente.

Estrías que presenta longitudinalmente la “chapa ovni”.

 

A la izquierda se ve una imagen bien muestreada de una pared de ladrillos, a la derecha, la misma pared es mal muestreada dando lugar alias y produciendo un efecto de patrón de moiré.

Conclusiones
No queda claro si la historia de la caída de un objeto proveniente del espacio (meteorito, satélite, chatarra espacial, etc.) sobre Victoria es real o no. Menos claro aún es si los restos presentados como “Chapa Ovni” pertenecen al supuesto incidente antes mencionado o se trata de un pedazo de hojalata de algún desarmadero cercano.

De lo que no tenemos dudas es que el trozo de metal no posee las propiedades de translucidez que le atribuyen. Menos aún si notamos que tales “propiedades” sólo aparecen al ser filmado o fotografiado, pero no cuando es observado directamente.

Ofrecimos explicaciones para la “transparencia” del objeto más simples y que no rayan con lo mágico o absurdo.

7Dic/1117

La magia de la apitoxina

17 Comentarios    

Publicado por:PabloDF.

Etiquetado con: , , , ,
Dr. Roberto Grand

Dr. Roberto Grand (nota en diario El Ciudadano)

Leo hace pocos días una nota sobre un médico rosarino, el Dr. Roberto Grand, que practica la apiterapia, es decir, terapia basada en productos derivados de las abejas. De hecho en la nota habla casi exclusivamente de apitoxinoterapia, el uso medicinal de la toxina del veneno de abeja. El profesional en cuestión parece bastante serio, no un charlatán, y no vende sin más una panacea, pero en lo que cuenta hay varios puntos oscuros y saltan varias alarmas. Esto me motivó a examinar con atención sus afirmaciones sobre los efectos de la apitoxina. (En el podcast nº 22, grabado poco después, charlé de esto un buen rato con mi compañero escéptico Daneel Olivaw.)

Dice el buen doctor que en un estudio hecho sobre apicultores en Alemania (no hay referencia) se descubrió que casi ninguno había padecido jamás de ciertas enfermedades (cinco en total, la última siendo el cáncer) porque el hecho de ser picados por abejas con frecuencia mayor a lo habitual los protegió. Si tal estudio existe, si estuvo bien hecho, si dio esos resultados (nótense los condicionales acumulados), todavía nos queda la duda de si se descubrió un vínculo causal entre picaduras de abeja y protección contra enfermedades. ¿Hubo un grupo control (personas no picadas por abejas habitualmente)? ¿Se contabilizaron las picaduras de abeja? ¿Se les dijo a los apicultores que se los estaba estudiando, y para qué? ¿Cuánto tiempo duró el estudio?

El Dr. Grand también afirma que en Estados Unidos “están usando apitoxina para tratar la esclerosis múltiple”. Efectivamente la están usando, lo que no quiere decir que esté funcionando. La cosa continúa, probablemente, por la misma razón que otros tratamientos pseudomedicinales que no son mejores que un placebo pueden ser seguidos y defendidos por terapeutas y pacientes durante años. Los estudios científicos pertinentes, por lo menos, no han mostrado que tengan eficacia.

El asunto empieza a desbarrancarse cuando Grand saca a colación la “medicina alopática” (en el artículo escriben “halopática”), diciendo que él no pretende ponerse en contra de ella ni mucho menos, sino complementarla. Ahora bien, lo contrario de alopático es homeopático, pero de hecho esta distinción sólo la hacen los que practican o al menos dan crédito a la homeopatía y a otras “medicinas” alternativas, complementarias, o como se llamen (esa ambigüedad sería tema para otro artículo). La homeopatía es magia simpática, no medicina, y lo que comúnmente se denomina “medicina alternativa” es la que no funciona, así que si lo demás es alopático, entonces alopático significa “que funciona”. Ocurre que más allá de la definición formal,  “medicina alopática” equivale retóricamente a otras expresiones del tipo de “medicina oficial”, con la cual se aparta y descalifica discretamente a la medicina basada en evidencia como algo cerrado y dogmático: vale decir, la expresión es un hombre de paja.*

Sea como fuere, el uso de la apitoxina según lo describe el Dr. Grand es definitivamente “alopático” (por ejemplo, se ataca una inflamación con una sustancia que estimula la producción de corticoesteroides, los cuales actúan como antiinflamatorio).

Asociación Argentina de Apiterapia

Logo de la Asociación Argentina de Apiterapia

Pero no hay mucho misterio aquí: Grand es presidente de la Asociación Argentina de Apiterapia (AAAT), la cual en su sitio web promueve el uso de los productos apiterápicos en homeopatía, con lo cual su vinculación con la pseudociencia es clara. El doctor además afirma practicar la “apipuntura” (que es exactamente lo que parece: inyectar toxina de abeja en los puntos tradicionales de acupuntura). El sincretismo y el eclecticismo no son malas prácticas en sí, pero sólo si se amalgaman disciplinas del mismo valor. La apiterapia es a priori una incógnita. De la apipuntura podemos suponer que no dará mejores ni peores resultados que la apiterapia convencional, si acaso; para la apiterapia homeopática, en cambio, no hay esperanza alguna, como no la hay para ninguna sustancia en la cual no haya componente medicinal activo.

La AAAT recomienda el uso de apitoxina para tratar la insuficiencia arterial y las neuropatías en pacientes diabéticos insulinodependientes, en los cuales, según se afirma, la apitoxina también protege “los órganos que habitualmente se dañan en los diabéticos como riñones y retinas”, además de mejorar el sueño y el estado de ánimo y controlar la hipertensión. En las transcripciones de charlas dadas por médicos apiterapeutas figura también la supuesta utilidad de la apitoxina en el tratamiento del SIDA, el cáncer (cualquier cáncer, aparentemente), el lupus, el reuma… No he podido encontrar ni una sola referencia académica a estas variadísimas propiedades, aunque todas ellas, y muchas más, figuran prominentemente en decenas de sitios web que promocionan tratamientos apiterápicos.

No voy a extenderme más (aunque el tema da para mucho). La apitoxina es claramente una sustancia natural muy interesante, y no parece prudente descartarla como útil para la medicina, pero lo que está ocurriendo aquí es claramente que un grupito de entusiastas, sin medios para realizar estudios clínicos controlados (seamos generosos y supongamos que los harían si tuvieran recursos), se han montado sobre un negocio fabuloso de “medicina alternativa” que podría funcionar en algunos casos puntuales pero de ninguna manera debería ser considerado una panacea. Si por ellos fuera, sólo faltaría que la “medicina oficial” dejara el camino libre a la maravillosa apitoxina para curarlo todo. ¡Ojalá fuera tan fácil!

 

* Este párrafo fue editado y corregido. El autor cayó inadvertidamente en la trampa de los pseudocientíficos que dividen falazmente la medicina en categorías que no tienen sentido. Sólo hay un tipo de medicina: la que funciona, con mayor o menor eficacia, curando o aliviando las dolencias humanas. Mis disculpas al lector y gracias por su comprensión.

5Dic/110

Pienso, luego Dudo – Capítulo 22

Creo que en general la gente debe reconocer que simplemente el saber que algo sea natural no significa que esté libre de efectos secundarios. Con demasiada frecuencia, las personas con esclerosis múltiple creen que si algo es natural, no les va a hacer ningún daño. Sabemos que eso no es cierto. El arsénico es una sustancia natural, pero obviamente es venenosa

Dr. Dennis Bourdette director de la cátedra del Departamento de Neurología y director del Centro de Esclerosis Múltiple de Oregón en la Oregon Health and Science University de Portland, Oregón.

Pienso, luego dudo es el podcast oficial del Círculo Escéptico Argentino. Es una dosis quincenal de escepticismo y ciencia en donde conversamos sobre nuevos descubrimientos y desarrollos científicos; nuevos inventos y fraudes pseudocientíficos; y cualquier cosa que encontremos interesante.

Para escuchar online, hacer click en PLAY:

Descargar este capítulo en MP3

Esta vez el formato es un poco distinto.

Noticias (descargar)

Tema Principal: Apiterapia (descargar)

 

Música que se escucha:

  • Queen - The show must go on

Para comentarios, críticas, opiniones, sugerencias sobre este capítulo, o recomendar temas y compartir noticias para el próximo capítulo, pueden ir al foro o utilizar el formulario de contacto.

Pienso, luego dudo – Capítulo 22 (link de descarga)
Canal en iVoox
Subscribirse por RSS
Subscribirse por RSS a la versión segmentada

3Dic/110

Charla-presentación por el Día del Orgullo Primate

No hay comentarios    

Publicado por:PabloDF.

Archivado en: CEA, Evolución

A pedido, les dejamos aquí las diapositivas usadas como base de la charla sobre evolución que presentó el CEA en Rosario el pasado 24 de noviembre, Día del Orgullo Primate. Se puede ver aquí mismo o bien bajarse (como presentación PowerPoint 2007).

 

¡Esta presentación no tiene derechos reservados! Si vas a usarla para algo, sólo te pedimos que nos lo hagas saber.